Los juguetes se llenan de vida para enfrentarse entre si

Signal Studios nos trae Toy Soldiers: War Chest, un título de estrategia típico de los de PC que llega a Xbox One. En Toy Soldiers convertiremos el escenario de juego en un campo de batalla entre los distintos ejércitos, eso sí, son juguetes que se enfrentarán entre sí, desde ejércitos de la antigua Guerra Mundial hasta los más futuristas en batallas épicas (no muy encarnizadas, todo hay que decirlo). Distribuido por Ubisoft, Toy Soldiers es un juego que puede ser jugado tanto de manera individual como online. ¿Estás preparado para afrontar que tus juguetes están vivos? ¡Vamos allá!

https://www.youtube.com/watch?v=P9mGzO-QYSc

Si te gustó Toy Story, este es tu juego

La importancia de Toy Soldiers radica sobre todo en el conocimiento de los juegos de estrategia. Saber construir torretas en ciertas zonas habilitadas para ellas será el pan nuestro de cada día. Los ejércitos, como adelantaba, estarán formados por juguetes (tal cual lo cuento), a partir de los cuales se producirán épicas batallas en clave de hordas. Porsupuesto contaremos con distintos tipos:  desde el bando Starbright, meloso y mágico, hasta el ejército de Kaiser, más bélico y contundente, entre otros.

El ‘tablero de juego’ será realmente el cuarto de juegos de un niño, donde deberemos de proteger nuestro baúl (o base) contra el ataque enemigo. Si éste cae, perderemos la partida, por lo que para evitarlo contaremos con la posibilidad de construir diferentes tipos de armamentos a lo largo de todo el escenario. Tendremos torretas, especialmente efectivas contra las unidades enemigas, o antiaéreos, donde los aviones y naves serán su principal objetivo. De esta manera, cada tipo de arma tendrá una mayor o menor efectividad en función del enemigo al que ataquemos.

Una vez colocadas las torretas, éstas se manejarán de manera automática en el momento que detecten a los enemigos, sin embargo contaremos con la posibilidad de manejarlas manualmente en una cámara en tercera persona, aunque más cercana. Mientras estamos construyendo, un cronómetro nos indicará cuánto falta para la siguiente oleada de enemigos, por lo que deberemos de ser rápidos (aunque pulsando el botón X podremos adelantar el reloj en caso de que estemos listos para la batalla).

Dichas armas además podrán ser mejoradas a base de gastar el dinero que iremos consiguiendo tras derrotar enemigos durante nuestras épicas batallas. Con las ganancias podremos mejorar, por ejemplo, la potencia de fuego o la defensa contra los ataques enemigos, pues éstos intentarán destruir nuestras creaciones para ir avanzando hacia nuestra base, peligrando así nuestra victoria.

toysoldiers

Un buen juego de estrategia aunque simplón

A pesar de que Toy Soldiers lo englobamos dentro del género de la estrategia, lo cierto es que disponemos de pocas opciones de construcción e incluso de situar nuestras creaciones, ya que estas pueden ser colocadas por defecto en ciertas zonas habilitadas para ellas. Prácticamente nos moveremos en la construcción de torretas y otras armas, pues no podremos construir ni vallas u otras arquitecturas bélicas, por lo que nos encontramos con un juego con escasas posibilidades.

A nivel visual el juego cumple, pero la caída constante de frames (sobre todo en la vista aérea) puede hacer que su jugabilidad se vea seriamente afectada. El modelado y la textura de los personajes son decentes, pues nos encontramos con la sensación de que realmente son juguetes. Acompañado de un buen nivel de sonido, en Toy Soldiers no oiremos disparos como en un Call of Duty, sino que el efecto auditivo de las balas son cuales balas de juguetes fueran, por lo que es un buen detalle para tener la sensación de estar ‘jugando con juguetes’ (nunca mejor dicho).

toysoldiers

Una buena historia para un mundo juguetón

Como viene siendo habitual en todo juego, Toy Soldiers cuenta con su respectiva campaña. Sin ser una historia que profundice más allá de la jugabilidad, el título cuenta con un recorrido al más puro estilo Candy Crush donde a partir de un mapa deberemos de ir completando las diferentes misiones. La duración de la misma no es excesivamente larga pero cumple para dar algunos ratos de diversión. Las primeras partidas del modo campaña pueden llegar a ser entretenidas por la novedad del momento, sin embargo, una vez que has hecho el tutorial y avanzado por las primeras misiones, el título acaba siendo algo repetitivo y demasiado predecible. La mecánica es la misma: construir armas y derrotar al enemigo para evitar que llegue a nuestro baúl de juguetes (osease, la base).

Toy Soldiers, además de contar con su campaña, dispondrá de un modo multijugador cooperativo y competitivo, ya sea tanto online como en la misma consola con pantalla dividida. La finalidad en estos modos es exactamente la misma que en el modo offline, por lo que no habrá demasiadas variantes.

toysoldiers

Para finalizar, Toy Soldiers es un título correcto dentro de su temática, aunque peca de escasez de medios y posibilidades. Quizás con algo más de profundidad y más capacidad para hacer otras construcciones nos podríamos haber encontrado con un título más completo y eficaz en el género de estrategia. El título tiene un coste actual de 14,99 euros en el Bazar de Xbox. Ah, y ante la pregunta de los lectores, no, Buzz Lightyear no sale en el juego. Me dicen que no superó el casting.

¿Te ha gustado Toy Soldiers? Déjanos tus impresiones en nuestro foro

Puntuación
Gráficos
70 %
Sonido
80 %
Jugabilidad
67 %
Duración
72 %
Compartir
Artículo anteriorJust Cause 3 – Diario de destrucción
Artículo siguienteLos 10 logros más difíciles en Xbox One y Xbox 360 | Xbox Union
Psicólogo. Escritor difamado. Nintendero y Xboxero con objetividad y cierta poesía. Yo también flipé cuando me contaron que Zelda no era Link. Pokemaníaco de la primera generación. Amante de Estela (no la Reynolds).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here