Era un reto muy difícil, pero parece que Respawn Entertainment ha conseguido que Titanfall 2 iguale, e incluso supere, al título original.

Corría el año 2014 cuando Respawn Entertainment lanzó Titanfall, un innovador shooter en primera persona multijugador, que bebía directamente del rey de éste género, Call of Duty (no olvidemos que parte de la plantilla del estudio provienen de Infinity Ward) pero con un aliciente que lo hizo único en su especie. Sí, nos estamos refiriendo a los Titanes, esos impresionantes mechas que se podían desplegar durante la batalla y que marcaban el punto de inflexión que nos aseguraba la victoria (o la derrota, según el caso). Junto a este añadido “titánico” teníamos a los pilotos, quienes se movían como pez en el agua entre los tejados, abusaban de dobles saltos y corrían por las paredes como nunca antes lo habíamos visto en un shooter.  Todo esto hoy lo vemos potenciado con la segunda entrega que tenemos en este análisis. Es cierto que se pierde el factor sorpresa que supuso el primero, pero existen otros detalles muy interesantes y que os contaremos a continuación.

titanfall-2-img5
Titanfall vuelve con más fuerza que nunca.

BT-7274, o nuestro amigo en la campaña para un jugador

La mayor novedad que tenemos en Titanfall 2 es la inclusión de una campaña offline para un jugador y de “peso” en comparación con la que tuvimos en el primer Titanfall. Manejaremos al fusilero Cooper, un soldado con aspiraciones a piloto que luchará por volver a controlar un planeta, Tifón, que se encuentra en manos de la IMC. Los planes no salen como estaban previstos, y nuestro héroe tendrá que obligatoriamente hacer uso del Titán de su maestro, BT-7274, para desenmascarar todos los misterios y planes secretos que la IMC tienen en Tifón, así como salir vivito y coleando del planeta.

Sin ser una campaña tan llamativa como la visto en otros shooters, ni con momentos espectaculares que se nos queden grabados en las retinas, sólo podemos decir que cumple su cometido y de cierta forma sirve como tutorial para la base principal del juego, que es su modo multijugador. La sinergia entre piloto y titán es buena, hasta mantendrán diálogos, algunos regados con tintes de humor, pero nos falta una chispa más de compenetración y momentos épicos. Aun así, viviremos situaciones cuanto al menos curiosas gracias a la agilidad de Cooper, y en más de una ocasión tendremos que hacer uso de nuestra habilidad con los dobles saltos para escalar muros, fortificaciones o bases destruidas de una manera que otras campañas no se pueden permitir. (incluso habrá momentos donde se juegue con el fenómeno espacio-tiempo, pero preferimos no destripar nada para que no se pierda el elemento sorpresa). Todos los movimientos nos permitirán, en ciertas ocasiones, enfrentarnos a los combates de formas diferentes y tomar distintas rutas para atacar al enemigo. No ocurre siempre, pero es un gesto de agradecer que podamos escoger el camino o el punto estratégico que mejor nos convenga.

Manejar a BT-7274 será una gozada. Aunque pertenezca a la clase vanguardia, a medida que avancemos por la campaña iremos desbloqueando nuevas armas que cambiarán las propiedades de nuestro mecha. Como he dicho antes, estas nuevas armas nos servirán como tutorial para los enfrentamientos contra otros usuarios, pero se agradece tenerlas todas en el modo historia para probarlas en situaciones mucho más asequibles. Y digo asequibles por no decir fáciles, por que por desgracia el juego peca de ser bastante fácil, debido a la fuerza de nuestro Titán, a las habilidades de Cooper que lo hacen prácticamente invencible, y lo peor de todo, una Inteligencia Artificial de nuestros enemigos plana. Los únicos picos de dificultad encontrados fueron en los encontronazos contra los jefes finales, y aún así, en difícil, había algunos que no me duraron más de un minuto (literalmente).

Aún con estos fallitos y en forma de resumen, en la Campaña de Titanfall 2 nos encontramos con una historia de aproximadamente 6 horas, bien hilada, con momentos álgidos, pero con otros que caen en la rutina. Aun así, (y más si nos has jugadoº al primer Titanfall), es una buena forma de empezar las andaduras con el título gracias a su “componente didáctico” que nos enseña los movimientos del piloto Cooper, así como las diferentes armas de nuestro Titán.

titanfall-2-img2
Desde el primer momento de la aventura, nos encariñaremos con BT-7274.

El multijugador, la joya de la corona.

Muchas críticas aparecieron del modo multijugador de Titanfall 2 después de la beta que se encontraba disponibles meses atrás, poca personalización, mucho parecido a Call of Duty, escasa frecuencia de despliegue de Titanes… Todo eso podemos decir que no es cierto, y en Titanfall 2 encontramos un modo online a la altura del primero. Es verdad que la forma de buscar partidas es un poco caótica si queremos jugar con amigos, pues tendremos que crear una red y a partir de esa red invitar a todos nuestros compañeros de pelotón a que se unan. Una vez superado ese “primer bache”, nos encontramos con varios modos de juego donde descargar nuestra adrenalina, y enfocados para todo tipo de público.

De primera instancia (no dudamos que más adelante incluyan nuevos modos de juego) encontramos ocho modalidades diferentes que constituyen un buen comienzo para la aventura multijugador, algunas más relevantes que otras. La modalidad principal, que es a la que todo el mundo está jugando ahora, es el modo Cazarrecompensas, donde dos equipos tendrán que recaudar cierta cantidad de dinero, introducirlos en una banca y llegar al objetivo fijado para ganar la partida. La forma de conseguir el dinero es, cuanto menos, curiosa y variada. Tendremos que eliminar a los enemigos de las distintas oleadas que irán apareciendo, sin caer abatidos en las manos de nuestro rival, ya que si no, perderemos la mitad del dinero recaudado. Una vez terminadas estas oleadas, los bancos abrirán, y tendremos que viajar a puntos concretos del escenario para desembolsar nuestras ganancias. La gracia de este modo de juego consiste en que nosotros podemos limitarnos a conseguir dinero contante y sonante, o fastidiar al equipo contrario realizando eliminaciones entre sus miembros para que no metan grandes cantidades de efectivo en sus “cuentas bancarias”. Un modo que se adapta a todo tipo de usuarios y que seguro que nos brindará más de un momento de satisfacción. Eso sí, a día de hoy se presentan problemas a la hora de hacer las nivelaciones en el Matchmaking, y no serán pocas las veces que el equipo rival sea muchísimo mejor que el nuestro debido a esa descompensación de nivel.

Otro de los grandes modos de juego multijugador que está arrasando en estos primeros días es Desgaste, donde tendremos que abatir al equipo rival (sin dinero de por medio) pero con la gracia de que también habrá bots controlados por el propio juego que harán de la partida algo más dinámico. Junto con este modo, existen otros igual de interesantes (aunque no suele haber tanta gente conectada) que son ya conocidos por los seguidores de la saga, como Fortines Cargados, Ultimo Titán en Pie, Capturar la Bandera, Piloto Vs. Piloto, y uno muy frenético llamado Batalla Campal, donde no hay equipos ni compañeros que valgan. Lo dicho, buen comienzo para Titanfall 2, sobre todo ahora que uno tiene que empezar a hacerse con las mecánicas de combate, pero quedamos a la espera de que incluyan modalidades según vayan pasando los meses, como ya hicieron con el primer Titanfall, donde existían modalidades “locuras” que resultaban muy creativas y originales, como esa en la que no podías tocar el suelo con el piloto, porque había una nube eléctrica que te mataba.

titanfall-2-img3
Nos falta algo de “gancho” en los escenarios, pero todos brillan a un buen nivel.

Titanes, titanes everywhere

Los titanes seguirán siendo el “santo y seña” del multijugador, y en esta ocasión se ha aumentado el número de mechas controlables que tenemos a nuestra disposición. De los 3 que teníamos en la primera entrega, pasamos a los 6 en Titanfall 2, cada uno de una clase diferente y con un componente estratégico que los hace aptos para una tarea concreta. Tendremos Titanes equilibrados, otros que harán uso de armas pesadas y “rail-guns”, pasando por Titanes francotiradores y otros que harán uso de la espada para combates cuerpo a cuerpo. Cada una de estas clases contará con sus habilidades especiales y su ataque definitivo que podremos ejecutar una vez que el contador llegue al 100%, así como mejoras que podremos alternar una vez las desbloqueemos, como la eyección nuclear, aumento de la propulsión, etc. Todo un acierto estas nuevas incorporaciones de clases ya que ofrecen más variedad a los combates y mayor afinamiento con una clase concreta y nuestro modo de jugar.

La personalización de pilotos y titanes sigue siendo una tónica habitual en Titanfall 2, así como el desbloqueo de armas y mejoras. Acabar las partidas siempre conlleva premio, y a medida que juguemos, empleando las armas equipadas o Titanes, se irán desbloqueando mejoras como miras, habilidades especiales y nueva equipación. Y hablando de armas, en Titanfall 2 hemos visto una cosa que no nos ha convencido del todo, y es que mientras que en la primera entrega teníamos arma principal, secundaria, y otra anti-titán, en esta segunda entrega tendremos que elegir si queremos una pistola secundaria o la anti-titán, sin posibilidad de tener las dos equipadas al mismo tiempo, y limitando nuestra forma de jugar. Otra de las novedades que no sabemos si son para bien o para mal (ya veremos cómo casa con el tiempo) es que cuando subimos a un Titán enemigo, no podremos dispararle para acabar con él, sino que en su lugar robaremos una batería que lo hará más vulnerable y tendremos la posibilidad de acoplar esa batería a un Titan amigo, reforzando su salud. Sin duda un componente estratégico importante que podrá ser fundamental si jugamos en grupo. Eso sí, para suplir esa falta de arma adicional, tendremos también 6 tipos de pilotos, cada uno especializado en un ámbito: sanadores, unos que usarán camuflaje, otros que se teletransportan, etc.

Los mapas multijugador también resultan curiosos, aunque con menos gancho que en el primer Titanfall. Prácticamente todos tendrán un parecido ya que se sitúan en instalaciones prefabricadas, obviamente con diferentes alturas para sacar ventaja de los pilotos, pero que no resultan tan llamativos como uno se podría esperar. Algunos de estos mapas consistirán en dos bases unidos por un enorme puente, otros serán una base enorme techada con bastantes posibilidades, algunos mapeados tendrá la esencia de Angel City del primer Titanfall, y otros nos impresionarán, como el que se encuentra rodeado de naturaleza, (que se sale un poco de la tónica) con riscos y paredes de piedra a los cuales podremos acceder con nuestras habilidades de piloto.

titanfall-2-img4
Tan importante será escoger bien la clase de Titán, como la clase de Piloto en Titanfall 2.

Los gráficos, siguiendo la tónica de Titanfall

Un apartado que esperábamos que explotasen era el tema del motor gráfico. Si bien recordáis, el primer Titanfall salió prácticamente a comienzos de la salida de Xbox One, siendo un título inter-generacional que no aprovechaba tanto las cualidades de la consola como podría suceder ahora. Pues bien, Titanfall 2 sigue sin sorprender en este apartado, y aunque contamos con un movimiento sólido y fluido (tanto en campaña como en multijugador), junto con mogollón de partículas en los enfrentamientos entre titanes, existen otros detalles que no nos han gustado nada. Por ejemplo, las caras y expresiones de los NPC´s y personal al cargo siguen siendo muy planas, casi sin animaciones. Los escenarios tampoco están plagados de detalles cuando podrían dar más de sí, y los Titanes, pese a que cada uno es diferente, no tienen un diseño diferenciador que esté a la altura como sí encontramos con los pilotos, que cuentan con distintas clases y son más fáciles de distinguir a primera vista. Seguramente restringido para no afectar a la jugabilidad, lo importante es que el juego ni se resiente, ni “rasca” de frames aun cuando existe mucha acción en pantalla, siendo fundamental para el buen devenir de las partidas multijugador.

titanfall-2-img1
Mi de bien el “tempo” de tus ataques con Titán si quieres llevarte la victoria.

Alto, claro… y en español.

El sonido en este tipo de juegos es una parte muy importante, sobre todo a la hora de andarnos con ojo por si un Titán nos pisa los talones. Es por eso que Respawn Entertainment ha cuidado mucho el aspecto sonoro, con muchísimos sonidos tanto de armas, titanes, voces que nos den información en el fragor de la batalla. Todas brillan a un buen nivel, con contundencia y realismo, sumergiéndonos de lleno en la acción. El juego se encuentra localizado y doblado a nuestro idioma, de una manera exquisita y será una delicia tanto en campaña oír a Cooper o BT-7274, como en el modo online escuchar la información de nuestros aliados. Puede que el peor aspecto (que no llega a ser malo) es la banda sonora. En el modo historia no encontramos ninguna música que acabe siendo pegadiza, cosa que podríamos echar un poco en falta, sobre todo en los momentos más épicos. Por lo demás, y como he dicho, este apartado brilla a un buen nivel.

titanfall-2-img6
No personalización, no party. Por eso en Titanfall 2 han cuidado mucho este aspecto.

Si he jugado a Titanfall… ¿Merece la pena comprar Titanfall 2?

Por supuestísimo que sí. Mucha gente decía que era una copia del primero con pocos añadidos, pero después de meterle caña a su multijugador y su campaña, nos encontramos con un producto muy completo que nos durará meses y meses (si la compañía desarrolladora confía en el juego, claro) y que supera a otras apuestas de shooter online de este año. Puede que Titanfall 2 sea un “más y mejor” respecto al primero, pero merece la pena desembolsar el dinero si fuiste uno de los jugadores que le metió horas y horas a la primera entrega. Y si eres nuevo en la saga, gracias a ese modo historia/tutorial pronto aprenderás a moverte con soltura por los mapeados.

Puntuación
Gráficos
80 %
Sonido
90 %
Jugabilidad
95 %
Duración/Diversión
95 %
Compartir
Artículo anteriorDead Rising 4 sin voces en español
Artículo siguienteArk: Survival Evolved y su Xbox Play Anywhere
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here