Spiders vuelve a la carga con un género que maneja con cierta soltura. Prepárate para una visita guiada a un Marte post-apocalíptico gracias a The Technomancer.

Después de su andadura por el planeta Rojo en Mars: War Logs, la desarrolladora independiente Spiders quiere seguir apostando por las aventuras en este planeta gracias al título que os presentamos a continuación, The Technomancer. Como en el título lanzado en el 2013, en esta ocasión la compañía sigue contando del apoyo de Focus Home Interactive, a la que se une en nuestro país BadLand Games, señal inequívoca de que, aunque se trate de un juego con menor presupuesto que un triple A, The Technomancer tiene mucho que ofrecer a los jugadores apasionados del Action-RPG. Sumérjete en nuestro análisis para averiguar lo que puede dar de sí nuestro planeta vecino y sus habitantes.

Pese a ser un lanzamiento realizado por una compañía sin muchos recursos, el talento y creatividad está fuera de toda duda. El contexto histórico con el que cuenta The Technomancer podría ser digno de cualquier saga grande como Mass Effect  (aunque luego veremos que no se explota como es debido). Marte, una vez colonizada y habitada por los humanos, deja de ser un cómodo lugar para vivir, por lo que muchos de los ciudadanos que pertenecieron a su urbe deciden abandonar el planeta a su suerte. La radiación del sol es más mortal que nunca, primero por las altas temperaturas a la que las personas están sometidas, y segundo porque sus emisiones está convirtiendo a la población en mutantes. Sólo los ciudadanos más humildes son los que se quedan sobreviviendo en estas extremas condiciones, incluido nuestro personaje, el cual pertenece a la clase de los Technomancer: humanos con asombrosos poderes eléctricos que hacen de guardianes de la ciudad techada para que ni el sol, ni los residentes,  destruyan todo a su paso. Muy buena puesta en escena, todo muy bien contextualizado, y una historia que comienza increíblemente bien, pero claro…la sombra de The Witcher 3 es muy larga, y el concepto de juego action-RPG ya no es lo que era antiguamente.

The-Technomancer img3
Ojito con salir a la luz del Sol sin haber hecho antes la digestión.

Si saco a la palestra el juego de CD Projekt Red es porque a día de hoy, un juego de esta índole hay que pedirle un giro de tuerca en el apartado jugable, especialmente en la influencia de acciones que tomamos y las misiones secundarias que vayamos haciendo. Mientras que las misiones principales son variadas, con un ritmo muy bueno que nos lleva a descubrir misterios, conspiraciones y traiciones a nuestro protagonista, las misiones secundarias son las típicas de un juego action-RPG. Ejercer de recadero, combates en la arena, derrotar al malote y/o bestia de turno, etc. No sólo abusan del clásico sistema de objetivos, sino que argumentalmente no aportan nada ni afectan en nuestro personaje, salvo por la experiencia y dinero que vayamos adquiriendo. Es más, el juego en algunos momentos tiene picos de dificultad muy altos, y se hace casi imprescindible completar todas las tareas secundarias para ir lo más preparados posibles y con las mejores estadísticas. Es una verdadera pena que no se explote al 100% el increíble mundo imaginado por Spiders, porque hay mucha tela donde cortar en las duras condiciones de Marte que nos exponen.

technomancer img1
La contextualización, tribus y criaturas que habitan Marte es increíble.

The Technomancer cuenta con un completo sistema de lucha que mezcla los combates cuerpo a cuerpo y a distancia. Tendremos cuatro diferentes ramas de hablidades que se diferenciarán tanto en las armas utilizadas como en la forma de enfrentarnos al adversario.  Los guerreros, más diestros en la fuerza, será la especialidad más versátil y fácil de dominar, en la que contaremos con un bastón con el cual machacar a los rivales, ya sea de manera individual o realizando ataques de zona. Los guardianes, en cambio, basarán su estilo de combate en escudo y maza, indicado especialmente para combates 1 vs. 1 o enemigos con pistola. Los que prefieran el sigilo también tendrán su clase, aquí llamada furtivo, y en la que manejaremos un cuchillo para el cuerpo a cuerpo y una pistola para los ataques a distancia. Por último, y la más original de todas, es la clase Technomancer, en la que manejaremos el poder eléctrico ya sea para lanzar proyectiles a nuestros enemigos, o para electrificar nuestras armas y de esa manera aumentar el daño. Todas estas variantes se pueden combinar y cambiar en el transcurso de la batalla y, aunque a priori, aunque existen clases más poderosas que otras,  todas son igual de efectivas si llegamos a manejarlas adecuadamente.

No faltará la personalización de nuestro Technomancer en diferentes niveles. Por un lado, la creación de personajes, aunque escueta, nos permite crear nuestro héroe a medida, con diseños prefijados pero suficientes para el tipo de juego del que se trata. Aparte de aumentar las estadísticas de los atributos antes mencionados, también podremos mejorar los talentos, que son las típicas habilidades basadas, por ejemplo, en el carisma de nuestro personaje, la facilidad de crear objetos, su capacidad de abrir cerraduras, exploración, etc. Y cómo no, podremos modificar su equipación, desde el casco, guantes, pantalones, torso, pasando por diferentes armas, las cuales también podremos mejorar si crafteamos los materiales necesarios para su optimización. Un completo menú con ramificaciones diversas, bastante intuitivo y rápido de manejar, aunque al principio pueda asustarnos un poco debido a la gran cantidad de despegables y opciones a tratar.

technomancer img2
Aunque parezca un laberinto interminable de mejoras, resultará bastante accesible si le damos una oportunidad.

En nuestra andadura por Marte no estaremos solos, ya que contaremos con un equipo que estará presente casi desde el comienzo de la aventura. Estos compañeros, que serán versiones “acotadas” de nuestro Technomancer, pertenecerán a una clase concreta de las descritas anteriormente, por lo que será primordial escoger camaradas que suplan nuestros defectos en combate. Podremos darles ordenes simples, aunque lo más comodo es que vayan a su libre albedrío, con una inteligencia artificial bastante pobre y que deja mucho que desear. Lo más tedioso de tener estos compañeros será el hecho de que también hay que equiparlos adecuadamente, y si no lo hacemos, nuestros enemigos acabarán con ellos en un abrir y cerrar de ojos. Por suerte, y como pasa por ejemplo en Dragon Age, si nuestros compañeros son abatidos, una vez que termina el combate volverán a ponerse en pie como si nada hubiese pasado.

technomancer img5
Los cruces de armas electrificadas serán una constante cuando avancemos un poco en la historia.

Gráficamente, y teniendo en cuenta de dónde viene, The Technomancer me parece espectacular. Puede que no tenga las mejores físicas de la generación, ni tenga efectos de partículas que nos dejen con la boca abierta, pero transmite mucha grandiosidad. Ver las distintas ciudades, su tamaño y composición es agradable, cada una de ellas con sus ciudadanos, su cultura y su clase social marcada. Los escenarios en espacios abiertos muy están bien recreados, llenos de criaturas y elementos que explorar. Puede que lo peor sean las expresiones de los personajes cuando entablan una conversación, muy forzadas y artificiales, sin llegar a transmitir lo que verdaderamente está sucediendo. Por el resto, no creo que a nadie le desilusione. De hecho, echando la vista atrás, si hacemos memoria y recordamos juegos de action-RPG “humildes” como lo fueron Risen, Arcania o Two Worlds, el cambio es favorablemente mucho mejor.

technomancer img4
Cada ciudad tiene su propio encanto que habrá que descubrir poco a poco.

Respecto al apartado musical, The Technomancer cumple con lo esperado de estas producciones. Existen diferentes tipos de acompañamiento dependiendo de la zona por donde nos movamos, pasando del sonido más electrónico y llegando a melodías más orientales, según que ciudad visitemos. Las voces están en inglés, aunque con una interpretación bastante buena para mi gusto (tranquilos, que el juego viene traducido al castellano).

Puntuación
Gráficos
80 %
Sonido
80 %
Jugabilidad
90 %
Duración/Diversión
85 %
Compartir
Artículo anteriorAnálisis de Raiden V
Artículo siguienteEA Access sumará tres nuevos juegos en los próximos meses
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

1 Comentario

  1. Muy buen análisis, para saber si aún te gusta o no, has hablado muy bien de él xd. Lo tendremos en cuenta ya que parece ser al final el producto que Spiders andaba buscando desde hace unos años, no es excelente, pero sí está mejor acabado y realizado que todo lo anterior.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here