Ni que decir tiene que sólo con escuchar este nombre se nos estremece todo el cuerpo, Silent Hill es ya sinónimo de “miedo”.

Silent Hill excepto la primera y tercera entrega solo se relacionan los distintos juegos por el mismo pueblo fantasma y en este caso no iba a ser menos, historia nueva, personaje nuevo.

Alex Shepard (nuestro protagonista) es un ex-soldado que regresa a casa por el extraño presentimiento, el cual es originado por unos sueños que tiene y en el que se descubre que su hermano pequeño Joshua puede estar en algún tipo de problema. Este simple argumento sirve de base para volver de nuevo al mismo modo de juego que tenía Silent Hill IV, es decir volveremos a ver los espejos en los que nos podremos cambiar de dimensión. Cierto es que puede que esperáramos algo más sobre todo en cuanto al apartado gráfico que lejos de no cumplir, es cierto que no está a la altura de otros similares del género como puede ser Resident Evil 5 pero sin duda cumple de forma sobrada.

Y es que los chicos de Konami reinventan cada vez más el género, ahora con un nuevo sistema de combate en el que podemos hacer combos, a cual más salvaje debido a la condición de ex-soldado que tiene nuestro protagonista. La jugabilidad en ningún momento se ve alterada y el hecho de poder vagar libremente por casi todo el pueblo con la “eterna niebla” nos acerca mucho más al mundo Silent Hill.

Y es que la cosa no se queda ahí, en muchas ocasiones nos recordará en gran medida a la película que fue recientemente producida, ciertos guiños que con palabras no se pueden explicar, hay que estar sentado ante tu consola con las luces apagadas para sentirlo.

GRÁFICOS: 8
No es una joya gráfica, pero cumple sobradamente, cierto es que arrastra algún bug suelto, o que algunas texturas dejan que desear, pero sin duda lo que veamos será siendo una delicia de universo gore para nuestros sentidos.

SONIDO: 9
Realmente “casi” perfecto, las melodías de siempre, el miedo en los momentos más críticos y esa música que simplemente hace temblar los huesos, eso sí al cabo del rato se puede acabar haciendo algo monótona.

JUGABILIDAD: 8
No tendremos ningún problema para movernos, los movimientos son muy intuitivos y están muy bien adaptados, un juego más rápido que sus antecesores y que hace los combates mucho más amenos, eso sí, en algunas ocasiones la cámara puede jugarnos alguna mala pasada.

HISTORIA: 9
Sin duda una de las mejores historias que nos hayan podido contar y es que llega mucho más allá de una simple historia de perseguir hasta el infierno de Silent Hill al “niño pequeño”, mucho más que eso cuenta la historia pasada y presente de nuestro personaje y por el terror particular que tiene en su interior, es una historia llena de drama y con un gran argumento que engancha desde el primer momento, realmente es uno de los grandes atractivos de este juego.
DURACIÓN: 8
Bien es cierto que su duración no es larga, pero tampoco es corta depende de cómo lo juguemos nos puede durar hasta 15 horas. Eso sí si sólo vamos a lo básico y no nos perdemos ni nos liamos en ningún puzzle, en 10 horas lo tendremos finiquitado.

Conclusión:
Es cierto que no estamos ante la joya de la corona gráficamente hablando, pero también es verdad que incluso el magnífico Dead Space en cuestión de miedo y sustos se queda atrás comparándolo con Silent Hill: Homecoming. Pues el universo del pueblo del infierno conserva 100% su miedo continuo y su tensión constante, ese miedo psicológico que nos hace botar de la silla y que sudores fríos recorran nuestra piel.

Se trata de un juego en el que por un lado sigue el mismo camino que llevaba Silent Hill IV y por otro incorpora algunas novedades apreciables.

Realmente es un juego para aquél que busque una gran historia y horas de puro miedo.
Lo mejor:

– El sistema de combate, novedoso, rápido e intuitivo.
– El ambiente y nivel artístico de Silent Hill sigue intacto desde la primera entrega.
– La historia nos enganchará desde el primer momento de juego.
– El sonido es el característico de la saga.

Lo peor:

– Los gráficos y texturas son mejorables en más de una ocasión.
– Podría haber resultado más largo.
– En algunos casos los puzzles resultan demasiado simples.
NOTA FINAL: 8,5

 

Dejar respuesta