“…Los Saints vuelven a la carga en uno de los juegos más divertidos del año, más loco y salvaje que nunca….”

Saints Row para mi es una noche loca (de estas con cigarros de la risa), jugando a Grand Theft Auto y alguien apuntando todas las locuras que se dijeron en la velada, porque precisamente estamos ante eso, dulces paranoias consecutivas, nada más.Aunque la primera impresión siempre va a ser un ¿va en serio?, es innegable que esta franquicia ya tiene su propio mercado.  Con dos entregas afianzadas, esta tercera llega con cierta expectación, una campaña publicitaria enorme (que por desgracia marca el rumbo de “juegos de tetas”), y una guasa que simplemente dan ganas de ponerse a ello, ¿pero realmente el juego es así?, en las siguientes líneas desvelamos todos los secretos de esta tercera entrega de los Saints.

Nos ponemos en situación, los Saints están en su mejor momento, lo tienen todo, fama, dinero y poder. ¿Qué suele pasar en estas situaciones?, que nuestros locos amigos bajan la guardia y un nuevo grupo hace aparición. Perdemos a un colega, nos vemos sin absolutamente nada, pero seguimos vivos y sabe dios que vamos a recuperar todo lo nuestro matanza tras matanza. La tónica de The Third es la ya vista en la gran mayoría de juegos del genero, tenemos nuestras misiones principales, nuestras misiones secundarias y un gran plantel de coleccionables y territorios para obtener y conquistar por toda la ciudad.Ahora bien…si de verdad quisieramos hacer un análisis más profundo sobre el juego mi opinión es la siguiente…

Los gráficos son más que aceptables, tirando a buenos desde un punto de vista neutro, y apabullantes teniendo en cuenta la extensión del mapeado, que es bastante grande, la complejidad de nuestra interacción con él ya las INFINITAS opciones de personalización.
El motor gráfico solvente, tasa de frames bastante estable (se acabaron las caídas made in SR2) y físicas realistas la mayor parte de las veces. algún fallo de interacción de materiales, pero nada más allá de lo visto en juegos triple A mucho más pasilleros y limitados que éste.

En cuanto a la ambientación, aquí sí que no hay peros que valgan. Perfecta recreación del entorno que se pretende mostrar, sensaciones inmejorables y personajes carismáticos y desmadrados. El argumento está más conseguido que en anteriores entregas, y eso que SR2 tuvo momentos muy muy buenos (cómo olvidar el altercado en el entierro de la novia de gat que termina con el hijo de un mafioso japonés enterrado vivo, o la aparición de la chica de Maero muerta en el maletero del coche de derby), siempre dentro de un estilo desenfadado y cachondo.

Lo nunca visto por lo menos por mi parte en cuanto a diversión se refiere, no hay palabras. Todo lo que siempre quisiste ver en un juego, todo junto, está aquí. Salta de aviones en caída libre y continúa la batalla en el aire, golpea a los transeúntes con un consolador gigante, lanza gente con un cañón y haz un collage con sus intestinos en la pared de algún acristalado rascacielos, pelea contra invasiones zombies, fabrica a tu protagonista como un/a escultural modelo y juega toda la aventura completamente desnudo/a, lánzate a la exploración del espacio exterior, súbete a un quad en llamas con un traje ignífugo y siembra el caos en la ciudad…. o directamente lleva tus delirios también a la realidad virtual y reviéntala desde dentro. Incontestable, infinito, apabullante.

Por todo lo dicho y por muchas otras cosas, sólo un consejo puedo dar: dejaros de fanatismos y cuentos chinos que se han vendido sobre esta saga, se puede disfrutar también de cierta quinta entrega de cierta saga (cuando salga) sin menoscabo de jugar también a The Third.
¿Qué hace entonces especial a este juego?, pues que todo se lo toma a cachondeo, es simple diversión, no se busca nada mas, divertir, sacar sonrisas y que la definición final sea “lo he disfrutado”. Para comenzar no tenemos a un personaje principal muy marcado, nuestro personaje solo tiene nombre y rango, nosotros decidimos como sea. Y es que nada más empezar nos pondremos con un editor de personaje, muy completo todo hay que decirlo. Musculatura, aspecto, vestuario, todo está de primera mano a nuestra disposición para hacernos un personaje genuinamente único.

Personalmente lo que a mí más me ha gustado de este juego es no ir poco a poco, me explico. En la mayoría de juegos del ramo, los comienzos suelen ser tutoriales muy simples, aprende a usar el arma básica del juego, aprende a ir de tiendas y cosas así, aquí no. En las primeras misiones ya manejaremos armamento pesado, podremos llevar tanques y usar habilidades de todo tipo. Me encanta poder darlo todo desde un principio y que encima el ritmo no baje, sino que vaya a mas.Yo admito que cuando comencé el juego pensé “esta chulo, pero no van a poder liarla más” y madre mía que gusto que me dio haberme equivocado. La mayoría de misiones son frenéticas, divertidas, con una duración justa, y asequibles para todos los jugadores, aunque a veces como todos los juegos se repiten demasiado en sus objetivos. Veremos situaciones de todo tipo, conducir con un tigre de copiloto, acabar con bandas enemigas, proteger un edificio de un asalto policial masivo e incluso veremos zombis en el juego, ¡zombis!, y estamos hablando solo de la aventura principal…

Además de la aventura principal, que es larga y entretenida, tenemos muchas más cosas que hacer en la ciudad en la que estamos. Repartidos por todo el juego hay múltiples coleccionables como ya viene siendo habitual, recoger muñecas hinchables, hacernos fotos con seguidores de la banda, conseguir alijos, hay de todo. Además esto que en otras situaciones se nos hace un agobio, aquí no lo es tanto, ya que hay una habilidad para verlo todo en el mapa sin problemas. La ciudad se divide en varios sectores y conseguir dominar cada uno de ellos es la salsa de esta entrega.  Cada sector tendrá un 100% conquistable, para conseguirlo habrá que hacer múltiples tareas, comprar propiedades en el lugar, acabar con las bandas rivales y hacer algunos trabajitos basados en las misiones que hemos vivido en la campaña principal. Conseguir hacernos con toda la ciudad no es nada fácil, pero si muy satisfactorio y rentable.

Para hacer frente a todos estos retos tenemos varias vías de múltiples mejoras. Cada vez que hagamos cualquier cosa en el juego conseguiremos una cantidad de respeto, encadenar combos, circular en sentido contrario, acabar con varios enemigos seguidos, crearan multiplicadores y conseguiremos más  respeto aun. Una vez conseguido x respeto subiremos de nivel y conseguiremos habilidades nuevas, todas ellas cuestan dinero (y algunas para poder desbloquearlas necesitaremos x nivel), pero algunas son simplemente brutales, que nuestros aliados tengan armas laser, conseguir mejores vehículos, pasar desapercibido para los agentes de la ley, hay de todo.
Cada arma tendrá varios niveles disponibles, cada nivel aumentara drásticamente algún parámetro del arma, potencia, capacidad, distancia, estas mejoras cuestan dinero también, pero lo bueno es que podemos mejorar prácticamente todo nuestro arsenal y hacer autenticas burradas con ellos. Y para terminar tenemos varios garajes donde convertir nuestros vehículos en autenticas maquinas de matar motorizadas, añadirle velocidad, blindaje, vamos, de todo. Como veis, las mejoras en Saints Row se rigen por el parné, por lo que dominar la ciudad es todo ventajas en este juego.

Gráficamente no estamos ante un juego puntero ni mucho menos, pero si ante un juego que usa muy bien sus recursos. Los personajes están muy bien hechos aunque no tengan un estilo tan realista como se pretende, es mas yo diría que se abusa demasiado de querer ofrecer tetas y poco más. Como viene siendo natural, se abusa de usar clones en todos los aspectos, enemigos, aliados, personajes neutrales, veremos los mismos modelos una y otra vez. Apenas hay tiempos de carga, y eso para mí es maravilloso, salvo al comenzar una misión para una cinemática previa, en todo el juego no veremos ni un tiempo de carga, todo va muy fluido y le da un ritmo al juego más frenético aun de lo que ya esperábamos.

Estamos ante una ciudad enorme, en este apartado apenas hay dos lugares iguales y visitarlos todos y cada uno es una gozada (y necesario si vamos a por el 100%), además es hasta recomendable hacerlo por el cachondeo que hay en muchos de ellos, homenajes a monumentos reales, versiones propias de dichos monumentos, risas por todas partes.
Macarra es la mejor forma de definir el apartado sonoro del juego, aunque el juego viene traducido, por desgracia tenemos que aguantarnos con un doblaje en ingles, no es malo, pero como todo en este juego roza un nivel de aceptable pero nada más. La música del juego es buena, temas interesantes (aunque a mí no me digan nada), y un ambiente en general bastante normalito, aceptable.

Gráficos…..8
Jugabilidad…..8.5    
Sonido…..9     
Diversión…..9.5
Online…..8.5

Lo mejor

– El sentido del humor que derrocha el guión y la ambientación en general.
– Notable cantidad de misiones y tareas secundarias. También de arsenal.
– Opciones de personalización para todos los gustos.
– El doblaje, la banda sonora: el aspecto sonoro es fantástico.

Lo peor

– Algunas misiones se tornan repetitivas. Otras simplemente carecen de sentido.
– Los problemas gráficos –inestabilidad en el motor físico-. Especialmente en el coop.
– Pocos cambios respecto a la segunda entrega.

Conclusión
Estamos ante un juego que ofrece diversión en masa, no busca nada mas, pasar unos días divertidísimos solos o acompañados y acabar con gran satisfacción. ¿Lo recomendaría?, tanto para un jugador como para un par de colegas en cooperativo para mi es una compra recomendable, si. Tiene todo lo que un juego de este corte debe tener, locura tras locura, ganas de jugar misión tras misión, y un 100% asequible, para mí sin duda es un juego interesante sin pararnos a pensar en toda la sexualidad absurda que se nos ha querido vender y que no tiene, eso sí, si buscáis un juego serio, huid insensatos…..como alma perseguida por el mismisimo satán!!

NOTA  8.5

 

1 Comentario

Comments are closed.