En una ciudad sumida por el caos tan solo un loco atreve a adentrarse

Año 2091, las bandas se han apoderado y han tomado el control de la cibermetropolis de Rengkok. En una ciudad tan asumida por el caos tan solo un loco tendría el valor de explorar sus entrañas más oscuras. Y ahí es donde entra en juego nuestro protagonista, un trastornado sociópata al cual le han hackeado el cerebro y que tan solo se comunica a través de una extraña mascara, eso sí, con la ayuda de una misteriosa hacker que nos dará  ciertas pista y se preocupará bastante por nosotros. Convirtiéndonos, en su papel, en una verdadera máquina de matar, nos meteremos en el último de los más oscuros y sucios de Rengkok para así rescatar a nuestro hermano, aunque esa no será la única causa.

El estudio Polaco, Reikon Games y Devolver Digital (Enter the Gungeon), nos traen un ‘dual Shooter‘ de vista isométrica, con mucho mas trasfondo del que se nuestra de primera s a través del tutorial. A partir de ahí, Ruiner es una caja de sorpresas, incluso dándonos cierta libertad en este juego de estética Ciberpunk que tanto nos recuerda a Blade Runner, a Ghost in the Shell, o el quinto elemento.

No todo es matar

En Ruiner encontraremos una buena mezcla de niveles centrados en la acción y por qué no, también de exploración. Ya que, si bien la principal premisa del título es un ‘yo contra el mundo’, también habrá pausas entre tanto frenetismo para explorar, manteniendo la vista isométrica, las calles de la espectacular ciudad en la que nos situamos tan rica en detalle para los amantes del ciberpunk. Esta ciudad, aparte de darnos un respiro entre tanta acción, nos servirá de trampolín para buscar al próximo malhechor y adentrarnos a modo de mazmorra en la siguiente misión donde dar caza a todos su secuaces y al que los dirige. Una vez terminada la misión nos volveremos a dirigir al NPC que nos asignó la misión y recibir tan ansiada recompensa.

Y es que Ruiner no es un mata mata, si no que el juego intenta aportar en todo momento su propia personalidad, algo que tan bien supo hacer Devolver Digital con Enter the Gungeon.

Una tormenta de balas, espadazos, todo tipo de armas, y habilidades

A pesar de no entrar en una violencia explicita, en Ruiner si habrá sangre, mucha sangre. Esto es gracias a todo el inmenso arsenal del que podremos hacer uso para dar fin a los psicópatas, ciborgs y robots que nos intentarán poner trabas. Desde Lanzallamas, ametralladoras o pistolas, hasta espadas y martillos, todo vale.

Pero aun con todo este arsenal a nuestra disposición, no será suficiente si queremos hacernos con la victoria, si no que también haremos uso de habilidades que tendremos que ir consiguiendo y desarrollando mediante un árbol de habilidades. Este sistema de progresión, como mencionamos, nos ayudará en gran medida a afrontar cada situación, ya que si tan solo hacemos uso de nuestras armas nos darán caza antes de lo previsto.

De este modo, podremos conseguir, por ejemplo una habilidad con la cual esprintar para hacer esquivas a modo de teletransporte y burlar así las balas, un escudo de energía que absorberá los golpes, u otra con la que conseguiremos ralentizar el tiempo entre otras muchas más. Estas habilidades se activarán mediante karma, el cual conseguiremos como recompensa por superar un nivel o también podremos encontrar en cofres.

Otro de los aspectos que hace a Ruiner un juego bastante versátil, es tener la opción de poder activar y desactivar algunas habilidades según mejor nos convenga para cada situación, no teniéndola que volverla a adquirir.

Dificultad equilibrada

En Ruiner podremos elegir entre tres niveles de dificultad diferentes, fácil, medio y el ultimo de todos, y el más desafiante, el modo difícil, modo el cual los propios desarrolladores aconsejaban para disfrutar de una experiencia completa. Pero sin embargo, nada sencillo, ya que no bastará todo lo que tenemos a nuestra disposición para no pasarlo bastante mal. El punto positivo, es que todo fluye a buen ritmo y no nos resultará nada tedioso repetir algún punto una y otra vez, hasta encontrar el equilibrio entre habilidades y armas.

Por otra parte, por suerte nuestra, a la vuelta de cada esquina tendremos un regenerador de vida y energía, esta última para poder usar habilidades que la requieran, como el escudo de energía, u otra con la cual podemos usar esta energía para darnos puntos de salud.

Bonitos gráfico y una banda sonora machacona

Ruiner cumple gráficamente como el que más tratándose de un juego de una compañía independiente. De hecho, a pesar de no requerir de una potente carga grafica para su cometido, cumple y con creces, optando por una estética Shell Shading y con estilo comiquero que le sienta muy bien al ciberpunk tan bien logrado para la ocasión.

Y la música elegida para la ocasión tampoco se queda atrás, ya que la elección musical le viene al dedillo, una vez más, a la estética ciberpunk, entrelazando musca Techno con sonidos oscuros y enérgicos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here