Recuerdo haber leído de niño un relato del maestro y escritor Gianni Rodari extraído del libro “Cuentos para jugar”. Trataba sobre un infante que, aburrido, trazó sobre un mapa de su ciudad un círculo perfecto. Su reto era atravesar dicha ciudad exáctamente por donde el compás había marcado. Y curiosamente, al empezar a jugar a este videojuego he recordado a un relato y autor que no había vuelto a leer desde pequeño. ¿Por qué? En cualquier vídeo, imagen, comentario e incluso reseña que encontréis lo primero a lo que se hará referencia es que el protagonista no responde a las leyes de la gravedad. De ahí que la utopía de aquel niño hubiese vuelto a mi mente.

Prototype es sinónimo de desenfreno. Encarnaremos a Alex Mercer como arma definitiva creada genéticamente para ser prácticamente imparable. Los recuerdos y las razones han sido borrados de la mente del protagonista y un sentimiento de venganza ha despertado con fuerza. Este sentimiento no ha despertado solo, viene acompañado por una serie de poderes que iremos desbloqueando y pudiendo adquirir a medida que ganemos experiencia y recuperemos recuerdos. La forma de recuperar estos recuerdos ( y adelantándonos ya al análisis) será la asimilación de personas. ¿Asimilar personas? Puede sonar raro, pero es que el protagonista irá mutando y despertado poderes increíbles durante la partida. Mejor entremos en materia.

El apartado gráfico y visual es bueno sin más si tenemos en cuenta que se ha creado un motor gráfico exclusivo para el juego y que mueve muchísimos elementos al mismo tiempo sin sufrir popping. El detalle gráfico si nos centramos en el protagonista y en los policías y diferentes tipos de soldados que nos encontraremos es bueno también. Si nos fijamos en los vehículos que no sean de guerra y en los ciudadanos normales, la calidad es mediocre pero aún así sigue sin ser mala. Las texturas o detalles son justos pero hay que tener en cuenta los muchos elementos que mueve el juego y la velocidad con la que podremos movernos y actuar en todo momento. Los efectos de explosiones, humo y todo lo relacionado con el caos que se desatará en muchas de las misiones es de un gran nivel.

Imagenes Prototype

La ciudad de Nueva York, tal y como está representada en el juego, es grande y por el estilo de juego cobra un verdadero sentido en sus tres dimensiones al tener un protagonista que podrá correr de forma vertical. La ciudad estará llena de habitantes que reaccionarán a todo lo que ocurra. Habrá mutantes y soldados en grandes cantidades llegado el momento concreto. Siempre tendremos decenas de vehículos de diferentes tipos y tamaños (no hay motos) circulando por la ciudad. Tanto los ciudadanos como los vehículos tendrán un aspecto aceptable. El entorno no será perfecto pero el trabajo general, si tenemos en cuenta la creación del motor gráfico y todos los detalles, es satisfactorio. No sorprende visualmente pero cumple y marca una estética que es la que definirá al juego durante la partida.

En el primer momento que movamos el personaje, a pesar de que se nos pueda hacer extraño, comprobaremos el significado de no tener límites en lo que a correr se refiere. Si comenzamos a correr y nos topamos con un edificio Alex subirá la fachada corriendo por la misma a una velocidad de vértigo. Si nos lanzamos desde lo alto de cualquier rascacielos no pasará absolutamente nada. Desde un principio tendremos activos ciertos movimientos y habilidades básicas. Luego, a medida que avancemos en el argumento con las misiones principales en muchas de estas habilidades podremos subir su nivel. Así podremos correr más, saltar más alto o sencillamente desarrollar esas cuchillas o puños de granito, brazos de látigo o adquirir un tipo de poder más potente. El número de habilidades y movimientos que se pueden adquirir es muy alto. Una de las habilidades estrella será la de disfrazarnos. Y es que asimilando a otros, tendremos disponibles ciertas características dependiendo del tipo de personaje que agarremos. Si se trata de un personaje marcado con un icono naranja con forma de cabeza (personajes que saldrán de vez en cuando) fuera de la misión principal, al asimilarlo tendremos fragmentos de memoria nuevos que nos acercarán a la verdad. En las misiones de la trama principal asimilaremos personajes de forma obligatoria (será indispensable para avanzar en el juego) y recuperaremos secuencias de memoria vitales para poder seguir jugando. Pero no solo eso, al asimilar cualquier individuo podremos adquirir su apariencia. En el caso de un ciudadano normal nos puede servir para escondernos de una patrulla aérea de búsqueda pero de poca utilidad para infiltrarnos en ningún lado. Si asimilamos un soldado raso el acceso a zonas restringidas será posible e incluso la posibilidad de asimilar a altos cargos militares o unidades especializadas aportará inmunidad en esas zonas. Tendremos personajes con un icono de adn azul encima de la cabeza que nos aportarán habilidades concretas. Por ejemplo, ciertos soldados nos permitirán dominar mejor el uso de ciertas armas o la conducción de algunos vehículos. Siempre que no demos con un detector, claro. Ese aspecto ha sido muy cuidado porque asimilar enemigos en plena infiltración será importante para desarrollar el personaje. Si entramos dentro de una base militar y nos detectan, se cerrarán las puertas y tendremos problemas para salir. Muy bien trabajado y muy entretenido.

Imagenes Prototype

El objetivo del juego es ir completando misiones principales, para avanzar en la trama, y secundarias para conseguir más puntos para comprar habilidades o potenciar las existentes. Los tipos de misiones pueden ser bastante variados. Desde interceptar patrullas o iniciar una maratón de asimilaciones para completar la memoria, hasta investigar depósitos de agua contaminados o eliminar colmenas infectadas de mutantes, entre otros. Una vez adquirida la habilidad de conducir tanques y helicópteros, nos será posible hacernos con uno y darnos un paseo por la ciudad sembrando el caos. Espectacular cuando podamos capturar un helicóptero en pleno vuelo. El ataque de púas en el que podremos ensartar enemigos oy/o vehículos también nos dejará asombrados por su espectacularidad.

Durante toda la partida podremos buscar esferas coleccionables de distintos tipos que nos proporcionarán un número considerable de puntos.

Las bases militares y las colmenas serán las que irán controlando la ciudad a medida que vayamos jugando. En nuestras manos estará hacer una visita para hacer que esas zonas de influencia queden anuladas y poder tener más libertad.

Así, la lista de cosas que puede hacer el personaje es realmente larga. Y casi todo a una velocidad y un ritmo frenéticos. Desde usar armas, pilotar, planear, correr, asimilar, mutar, saltar, conducir y muchas más cosas. Imaginad que os atacan dos helicópteros, deshacernos de ellos aquí será tan sencillo como agarrar un coche o un colector de los que hay encima de cualquier edificio y lanzarlo con acierto. El resultado será espectacular, como en casi todos las acciones que podamos realizar.

El apartado sonoro es bueno pero no viene doblado al castellano. Subtítulos e inglés. Un apartado que es bueno pero que sentimos que no haya podido llegar con el doblaje que un juego de este nivel seguro que merecía.

Definitivamente nos encontramos ante un juego que no nos deja un respiro en toda la partida y que busca la diversión del jugador. En todo momento nos dará la sensación de estar desatando un poder sin límite y cada nueva habilidad será como un juguete nuevo que probar. Adictivo y divertido, si lo evaluarámos solo con nota no podríamos plasmar esa sensación de ser un juego con muchas cosas buenas a pesar de sus limitaciones gráficas (que no jugables). Por suerte si podemos transmitir que el juego es, posiblemente, el más entretenido, más bestia, desenfrenado y caótico de los últimos que han salido al mercado por estas fechas.

Imagenes Prototype

Lo que más nos ha gustado:

  • Muchísimas habilidades de todo tipo.
  • El sistema de recuperación de memoria.
  • El juego es un “no parar”. Desenfrenado y divertido.
  • Las misiones disponibles y las personas que asimilar son variadas.
  • Mucha gente por las calles, mucho movimiento.
  • La asimilación y su uso en la infiltración.

Lo que menos nos ha gustado:

  • Gráficamente muy justo en algunos aspectos.
  • Sin modo online.
  • Mucho clon entre tanto ciudadano y soldado.
  • Tres “palabras” para definir el juego:Sand Box, antihéroe, mutaciones.
  • Influencias encontradas en el título:

Los poderes y la recuperación de memoria son cosas bastante originales. Si bien algunos poderes ya los hemos visto, todos juntos nunca jamás. Es el personaje multiuso con decenas de poderes y variaciones de los mismos. Posiblemente encontremos influencias en algunos héroes de cómic, pero dentro de otros contextos muy distintos.

Recomendamos este juego a:

¿Os gusta el desenfreno? ¿Romperlo todo, correr más que nadie y ser mejor que nungún otro ser en la ciudad? Recomendamos el juego a todo amante del género al que le seduzca la idea de ser un ser con poderes extraordinarios. Con espectacularidad y que proporciona una notable diversión.

Imagenes Prototype

EVALUACIÓN:

Gráficos: 7′1

Es uno de los apartados donde más cosas buenas y malas encontraremos. No es de un nivel extraordinario pero tiene diferentes detalles buenos. Si mutamos y nos convertimos en cualquier ciudadano veremos que la calidad de estos es bastante baja así como la de los vehículos normales. Bien por crear un nuevo motor gráfico, esperemos que pueda dar más de sí la próxima vez.

Jugabilidad: 9

Divertidísimo. Y muy rápido de desarrollo en todos los aspectos. Podremos recorrer las calles de diferentes formas a cada cual más desenfrenada. Los podres son realmente una pasada y los efectos de los mismos algo brutal. Lástima que no tengamos un modo online…

Sonido: 7′5

Buen apartado en general a todos los niveles. El hecho de que no venga doblado le resta puntos muy valiosos. Un juego así debería venir localizado a nuestro idioma sí o sí. Otros juegos del género cumplen en este aspecto y consiguen un resultado mucho más “regular” en cuanto a notas.

Valoración personal: 9

Sin duda es una de las bombas de la temporada. Principalmente por la de gente que se está divirtiendo con todo lo que su protagonista puede hacer. Tiene más velocidad en general y algunas cosas más variadas que hacer que su competencia directa (inFAMOUS) pero en los apartados técnicos está por debajo. Si gráficamente hubiese estado unos puntos por encima, hubiese venido doblado al castellano y hubiese incluido algún modo online, hablaríamos de un juego enorme. Sin embargo, a pesar de sus limitaciones, Prototype se convierte por méritos propios en el favorito de unas cuantas decenas de jugadores que cada vez son más y más. Y se extienden como un virus… ¡RECOMENDABLE!

NOTA: 8’1

*Extraido y cedido por AnalisisJuegos.net

 

Dejar respuesta