“…’Of Orcs and Men’ nos muestra la otra cara de la eterna guerra entre humanos y orco Cyanide Studio nos trae una historia donde los orcos son esclavizados y oprimidos y los humanos sus despreciables verdugos cuyo emperador ha de ser asesinado…”

Este RPG de Cyanide Studio y Focus Home Interactive puede engañar a primera vista. Tanto en el buen sentido como en el malo. ‘Of Orcs and Men’ tiene grandes virtudes, pero también muchos defectos. No acaba de ser un producto sólido que cuaje en el mercado pero sin duda ofrece unas cuantas horas de entretenimiento con una curiosa historia que merece la pena experimentar

Nosotros seremos Arkail el Carnicero, un orco miembro de la tribu de los Bloodjaw, feroces combatientes temidos en todas partes; y Estigio (Styx en inglés) un longevo goblin que ha aprendido a sobrevivir en cualquier situación y ataca con dagas y cuchillos apoyándose en el sigilo y la invisibilidad. El primero tiene problemas con la agresividad, que pueden suponer un lastre en combate, el segundo actúa como narrador y le pone el toque irónico a la historia

Al toparnos con su jugabilidad hay que decir que el aspecto previo del juego nos confunde. Pide a gritos ser un título cooperativo en el que un jugador controle a Arkail y el otro controle a Estigio. Sin embargo, nos sorprende descubrir que no es así. Un modo cooperativo donde ambos colaboran en combate como ocurre con ‘Army of Two’ por ejemplo se suele caracterizar por la aparición de dos protagonistas fijos durante toda la partida, pero en este caso el juego solo cuenta con campaña individual en la que controlamos a ambos personajes, pudiendo alternar entre ellos en cualquier momento.

Tengo que advertir, antes de seguir sacando defectos a un juego que en mi opinión podría ser una grata sorpresa para cualquiera, que quien no se haya documentado debidamente podría imaginar que se trata de un hack and slash muy divertido en el que pegamos espadazos con un Orco de dimensiones desproporcionadas y hacemos la puñeta a los humanos con las dagas y cuchillos del pícaro goblin. Tampoco es así. Cyanide opta de forma un tanto desacertada por el mismo estilo de combate al que recurre en ‘Juego de Tronos’ que precisamente tampoco acabó de gustar al público. Sin duda notamos desde el primer momento como el juego clama por estas dos cosas, cooperativo y combates de acción pura y dura.

Hay que mencionar que el componente RPG se nota positivamente en las habilidades que pueden adquirirse si no las tenemos, o recibir potenciadores si ya estaban desbloqueadas. Estos potenciadores tienen efectos muy diferentes, por lo que podemos orientar nuestro estilo de lucha de varias formas, aunque no demasiado diferentes entre ellas. Cada vez que subamos de nivel también se nos darán puntos para repartir en características que aumentarán nuestra salud, nuestro daño, la resistencia o la generación de Ira o Concentración. En cuanto al equipo que nos podemos poner, habrá armas y armaduras que modificarán el aspecto del personaje. Arkail lucirá algunas piezas muy impresionantes que añaden un factor visual memorable. Pero a pesar de ello tenemos hay que decir que no se encontrará mucha variedad en esto. Las recompensas por misiones no es algo por lo que se haya apostado mucho en el juego.

En cuanto a la campaña, goza de una duración respetable y una dificultad media que se puede cambiar en cualquier momento. La historia nos llevará por muy variados escenarios que, aunque muy pasilleros, gozan de un detalle y una cantidad de elementos decorativos más que aceptable. Durante la partida estaremos acompañados en todo momento por una banda sonora que se establece como uno de los puntos fuertes del juego.

Si analizamos bien su apartado gráfico, podremos disfrutar de unos escenarios de fondo que en muchas ocasiones nos dejan maravillados, el detalle de los protagonistas es bastante alto y sus texturas aceptables. Sin embargo el terreno, muchos de los objetos en pantalla y sobre todo los modelados de los humanos se quedan atrás en la mayor parte del juego. A pesar de ello, el aspecto final en pantalla es bueno y funciona de forma correcta, regalando capturas muy vistosas.

 

Gráficos: 7

Jugabilidad:6

Sonido:8

Duración:7

NOTA FINAL 6.9

Conclusión

El juego atrae por su historia y sus protagonistas, pero no por el estilo de lucha y su mecánica RPG. Sin embargo no se hace difícil jugarlo y nos regalará buenos momentos además de unas cuantas horas de diversión. No es uno de esos títulos considerado obligatorio pero para los amantes del género de fantasía y el RPG puede ser una buena compra.

 LEE LOS COMENTARIOS SOBRE ESTE ANALISIS EN EL FORO

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here