Viaja con nosotros al infierno (y regresa) para conocer todos los detalles del debut del estudio independiente Perfectly Paranormal: Manual Samuel.

Perfectly Paranormal son (según sus propias palabras) una “pandilla de inadaptados” noruegos que inician su andadura en la publicación de videojuegos de la mano de Curve Digital con la publicación de Manual Samuel para Xbox One. Y no puedo negar que su futuro se presenta como verdaderamente prometedor.

TO HELL AND BACK

Samuel será nuestro protagonista, un estirado y egoísta niño de papá que nunca ha dado palo al agua, incapaz de hacer nada por su cuenta. Cuando fallece tras un accidente conoce a Muerte, el otro gran protagonista del juego, y hace un trato con él: lo sacará del infierno y lo devolverá a la vida si consigue sobrevivir 24 horas de forma “manual”.

¿A qué se refieren con “manual”? Pues a que cada cosa que hará Samuel a partir de ahora la tendremos que hacer pulsando botones de nuestro pad. Respirar, parpadear, desayunar… Nada será automático a partir de ahora, salvo quizás nuestras risas. Porque ya sea por el sentido del humor que demuestra o por las penurias que pasará Samuel por nuestra torpeza, lo cierto es que nos vamos a reír bastante.

ss_cebd0fbaf70adef94167a89ca034291663d62ccc-1920x1080

UN JUEGO PARA VER Y JUGAR

El propio estudio no esconde que Manual Samuel es un juego pensado para ser disfrutado tanto a los mandos como ante la pantalla de Youtube o Twitch. Ya no hace falta esconderlo. No es ninguna vergüenza hacer un juego pensando en sus posibilidades de cara al espectador. Ya no se trata de un accidente, de la casualidad de que el youtuber de moda ponga un juego en boca de todos. Es una decisión de diseño desde el minuto uno de la creación de determinados videojuegos como es el caso que nos ocupa.

Como otros juegos pensados para ser vistos, Manual Samuel se puede convertir en frustrante. No es realmente un defecto, es un concepto manejado intencionadamente para provocar reacciones en el jugador, que en muchos casos será streamer/youtuber. Equivocarnos de botón en un momento determinado puede provocar que en vez de hacer algo tan sencillo como respirar acabemos de bruces contra el suelo. Cuando llevemos varios errores similares empezarán a aparecer las risas nerviosas y las muecas: genial estando solos en casa, perfecto para retransmitir en nuestro canal. En su contra hemos de decir que en alguna ocasión esta frustración no es provocada por nuestra falta de sincronía sino por alguna respuesta no demasiado fiel de los controles.

ss_324885fe8c8d2a8e202ee5c811ae66c24ca326eb-1920x1080

¿QUÉ NOS OFRECE?

El recubrimiento de Manual Samuel es sencillo pero agradable tanto en lo visual como en lo sonoro. Gráficos al más puro estilo flash que son más que suficientes para lo que pretende el juego, con referencias estilísticas a distintas series de animación por todos conocidas. Por su parte la música resulta siempre muy acertada y acorde a los personajes y situaciones que aparecen en pantalla. Especialmente logradas están las melodías que podemos englobar en el término “comedia tétrica”, si se me permite inventar la etiqueta. Las actores que ponen su voz en el juego (en inglés con subtítulos en castellano) hacen un buen trabajo, especialmente el narrador con su clásico acento inglés.

La historia es completamente delirante, con situaciones totalmente inesperadas y absurdas que se digieren con facilidad al mantener el mismo tono durante todo el juego. Algo a lo que ayudan sus personajes, especialmente el Narrador y Muerte con su obsesión por el skate y las heces. A menudo el narrador rompe la cuarta pared y nuestras acciones podrán desbloquear nuevos comentarios que nos arrancarán más de una sonrisa.

El modo principal del juego nos durará apenas un par de horas, aunque descubrir todos sus secretos (algunos desternillantes) nos llevará algo más de tiempo. Al terminar la historia desbloquearemos el modo contrarreloj, que no añade más que un contador de tiempo y medallas a cada episodio. Como curiosidad realmente interesante tenemos el modo cooperativo local. Se trata de la misma historia que jugando de forma individual, pero ahora las funciones y movimientos de Samuel se dividen entre los dos jugadores. Así por ejemplo mientras uno se ocupa de aspirar el otro debe ocuparse de expirar, mientras uno mueve la pierna izquierda el otro maneja la derecha… Un modo que pondrá a prueba nuestra compenetración y provocará carcajadas y riñas a partes iguales.

image

CONCLUSIONES

El problema de Manual Samuel no es que solamente dure 2 horas, sino que da la sensación de que se podía haber explotado mucho más el concepto. Interactuar con el entorno y escuchar las chorradas de Muerte es divertido, pero en el único momento en el que Perfectly Paranormal intentan hacer algo parecido a un puzzle demuestran que podrían haber dado más de sí aunque solo fuese añadiendo más zonas similares.

Pese a ello la sensación que deja el juego es buena, podríamos decir que Manual Samuel “cae bien”. Es decisión vuestra, tras leer el análisis, si vale la pena o no pagar los 9,95€ que cuesta el juego en el bazar digital de Xbox One.

 

 

 

1 Comentario

  1. […] Curve Digital, quienes ya nos asombraron con el título independiente Manual Samuel y cuyo análisis podréis leer con gusto en Comunidad Xbox. El proseguir con esta fuente de inspiración y novedad siempre es de agradecer, y en el juego que […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here