Después de una criticada primera entrega, Reco Technology se redime para brindarnos Kyurinaga´s Revenge. Una venganza a la altura de las expectativas.

¿Qué hacen juntos una cebolla, un tallo de brócoli y un pepino? Aparte de una ensalada de lo más rara, un videojuego con sabor independiente que nos brinda el estudio patrio Reco Technology para el disfrute de todos los comensales. Aunque sea una continuación directa de lo visto en la anterior entrega, Yasai Ninja, en esta ocasión el estudio ha prescindido de la exploración 3D para traernos un juego de plataformas lineal, de la vieja escuela, donde tendremos que medir bien los saltos de nuestras guerreras verduras, así como evitar todos los peligros que acechan por el camino.

Las puertas de Kyurinaga´s Revenge se abren ante nosotros.

En esta ocasión seguiremos manejando a dos personajes de lo más particulares: por un lado, a la cebolla ninja Kaoru, especializada en plantar bombas, y por otro lado, al brócoli samurái Broccoli, experto en lanzamiento de kunais. Alternando ambos personajes para salir victoriosos de cualquier aprieto, deberán enfrentarse de nuevo a la amenaza del guerrero pepino Kyurinaga, el cual buscará venganza después de lo acontecido en el primer título (de ahí el nombre actual del juego). Pese a que, efectivamente, es una continuación, no vemos necesario tener que jugar a la precuela de Kyurinaga´s Revenge porque ambos juegos no tienen un hilo argumental demasiado profundo, sino que la trama sirve de excusa o argumento para ponernos en diversas situaciones de lo más variopintas.

Tendremos “clichés” del japón feudal en todo momento. ¡Eso nos encanta!

Como hemos comentado anteriormente, nos encontramos con un plataformas 2D de la vieja escuela, pero con el aliciente de que ambos protagonistas tendrán que colaborar de forma activa. Nuestra amiga cebolla será la encargada de poner las bombas y de mover bloques que obstaculicen nuestro camino, mientras que nuestro verdoso amigo será el encargado de detonar esas bombas y de romper cuerdas con la ayuda de su arma arrojadiza. Está bien que ambos personajes tengan habilidades propias, pero resultan insuficientes. A excepción de esos momentos donde obligatoriamente tendremos que cambiar de personaje, el resto de la aventura jugaremos con uno o con otro protagonista indistintamente sin notar diferencia ninguna. Podrían haber explotado más la diferenciación con distintas armas, más habilidades especiales, que Karou fuera más lento y fuerte, mientras que Broccoli más ágil y con mayor salto, etc. Un sinfín de posibilidades que se reducen a las citadas y que nos dejan con esa sensación de que podría haberse hecho algo más.

La colaboración entre ambos guerreros no acaba aquí, ya que en ciertos momentos de la historia, tendremos una serie de combates a través de QTE´s donde tendremos que presionar los botones correspondientes para atacar a los enemigos que irán apareciendo. De dificultad creciente, es cierto que a medida que vayamos superando fases, estos “mini-juegos” se irán complicando bastante y requerirán toda nuestra atención para salir victoriosos. Lo mismo pasa con los enemigos finales que nos encontraremos, algunos verdaderamente difíciles hasta que les coges el truquillo y localizas su punto débil, pero que pueden ser frustrantes en los primeros intentos. Todos estos soplos de aire fresco lógicamente sientan de maravilla, ya que aportan dinamismo y variedad frente al mayor problema que vemos en el juego y que describimos a continuación.

Hay enemigos finales que nos pondrán contra las cuerdas debido a su dificultad.

Porque, si hay un fallo que encontramos en Kyurinaga´s Revenge es el tempo, y en muchos sentidos posibles. Para empezar cada fase tiene una duración que abarca entre 10 y 20 minutos. A lo mejor para un juego tridimensional puede ser aceptable; pero para un género de plataformas clásico al final permanecer tanto tiempo en un mismo escenario puede llegar a cansar y a aburrir. Más aún si queremos recolectar todos los pergaminos o monedas esparcidas por sus rincones. El otro fallo, que también afecta a su jugabilidad, es la velocidad de los personajes. Podrán ser temibles ninjas o aguerridos samuráis, pero se mueven a velocidad de tortuga (aunque pensándolo bien, no dejan de ser verduras…). Podrían haber implementado un botón para correr, o mayor dinamismo en ciertos momentos. Existe una fase en la que seremos perseguidos por una lechuga gigante, y ni ahí tendremos que agudizar reflejos en los saltos ni permanecer en tensión. Es una pena porque si sumamos estos dos factores referentes el tempo, al final Kyurinaga´s Revenge puede resultar lento, sobre todo si buscamos un título de plataformas “al uso” donde las fases duran mucho menos, pero como los perfumes en frascos pequeños, recogen mejor la esencia.

Lechuga vaaaaaa…

Si logramos salvar ese pequeño bache jugable, podremos apreciar ciertas virtudes que el título nos brinda. Por un lado, sin olvidar que se trata de un indie, tendremos unos escenarios variados que cambiarán con cada fase, y que recogen todo tipo de parajes (basándose siempre en la ambientación oriental, por supuesto). Ya sea en localizaciones repletas de bambú, o grutas infestadas de trampas, cualquier sitio es bueno para poner en marcha nuestras artes marciales, más aún con un amigo, porque Kyurinaga´s Revenge permite la opción de multijugador local con otra persona, que lo hace el doble de divertido…y peligroso. Y no lo decimos porque la cooperación con nuestro amigo pueda ser nefasta y que haya jugarretas traicioneras, sino por el hecho de que sólo tendremos un punto de vida, y si morimos, volveremos al último checkpoint activado. Andaros con cautela.

La música, como os podréis imaginar, contextualiza muy bien la escena y encaja perfectamente con Kyurinaga´s Revenge. Eso sí, en la mayoría de las ocasiones serán canciones lentas, acorde con el ritmo del juego, sin momentos de más tensión cuando las cosas se ponen feas. Los personajes no tendrán voces, pero los textos en nuestro idioma nos irán informando de la historia, con unos diálogos entre Karou y Broccoli animados y graciosetes.

Puntuación
Gráficos
65 %
Sonido
65 %
Jugabilidad
65 %
Duración/Diversión
70 %
Compartir
Artículo anteriorLEGO CITY Undercover llegará en primavera
Artículo siguienteSe ha publicado un tráiler cinemático de Styx Shards of Darkness
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here