Kerbal Space Program, desarrollado por el estudio Squad, es un juego de simulación espacial que apareció en fase Alpha pública en 2011 y que logró hacerse muy popular en Steam y ahora le podemos encontrar en Xbox One.

Nuestro propio programa espacial

Nos haremos cargo de los “kerbals”, unos simpáticos extraterrestres, que como misión tienen que explorar el espacio y conquistar nuevos planetas. Para ello deberemos construir naves espaciales, todo ello en un entorno abierto. Hasta ahí parece fácil pero os aseguro que este simulador es más complejo de lo que parece.

Lo primero decir que el juego viene totalmente en inglés y sumado a la complejidad técnica del simulador, hace que a muchos les pueda resultar difícil entender los conceptos básicos del juego.

En cuanto vemos la interfaz del menú, lo que más nos va a llamar la atención es que vamos a echar de menos un ratón ya que el port a consolas no ha sido el más acertado. Nos vamos a tener que manejar con un cursor y eso hace que el control sea bastante complicado.

 kerbal 2

Antes de empezar el juego, lo más recomendable es pasar por el apartado de entrenamiento para poder entender los conceptos mínimos de este simulador y como construir nuestra nave para que tenga éxito en su misión. Ya cuando en el primer tutorial lo primero que te enseñan es la funcionalidad de los paracaídas, sabemos que los vamos a utilizar bastante a lo largo de nuestra aventura espacial, ya que como hemos dicho es un simulador bastante complejo pero a la vez muy gratificante cuando vemos volar nuestras mejores creaciones.

kerbal 1

Dicho todo esto, podemos jugar con tres modos diferentes de juego:

  • Sandbox: Básicamente con este modo de juego tendremos total libertad de construir porque tendremos todas las piezas desbloqueadas desde el principio.
  • Carrera: Te da una serie de objetivos que tienes que cumplir a la vez que gestionaremos nuestra economía para comprar piezas y así construir mejores naves.
  • Ciencia: Es una mezcla entre los otros modos de juego, tienes que desbloquear puntos de ciencia para desbloquear más piezas.

Cuando ya hemos escogido el modo de juego en el que queremos jugar, podremos escoger nuestra bandera, en esta selección incluso aparecerá una bandera de la NASA, que podremos utilizar cuando conquistemos un planeta.

Con nuestros nuevos conocimientos sobre simulación espacial, solo nos queda echarle horas y horas de vuelos catastróficos, de ver “kerbals” volando y de mejorar nuestras naves para que eso no suceda y podamos conquistar esos nuevos planetas que nos esperan.

Gráficamente, podemos decir que aunque no destaque mucho, en otras líneas sorprende, debido a la infinidad de opciones para construir, la dificultad en si del simulador y lo gratificante que es cuando abandonamos “Kerbin”, planeta donde viven los kerbals, con nuestra nave para conquista nuevos planetas.

Puntuación
Jugabilidad
70 %
Sonido
70 %
Gráficos
70 %
Duración
100 %
Compartir
Artículo anteriorThe Witcher 3 GOTY no mantendrá tu partida de The Witcher 3
Artículo siguienteEl Golpe: Nuevo Vídeo de Mafia III

1 Comentario

  1. Buen análisis, la verdad es que es un juego curioso, para pasar un rato montando tu nave espacial, como cuando se es crío que te montas tu nave jeje

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here