Vuelve a vibrar de emoción con la competición automovilística más real con la saga Forza como bandera

Turn 10 sabía que no lo iba a tener fácil este año frente a los otros dos títulos de conducción que llegan con apenas dos meses de diferencia, Project Cars 2 y Gran Turismo Sport.  Sin embargo la saga Forza siempre ha seguido su propia línea y sin pretensiones de ningún tipo, y siempre destacando de algún modo u otro. De esta manera, Forza Motorsport 7 llega dispuesto a volver a coronarse, una vez más, como el juego de conducción del año, destacando por encima de los demás, y no solo gracias a su potencia grafica siempre innovadora en cada entrega, sino también en su variedad de modos de juego, vehículos, circuitos y mucho más.

Innovación y variedad como estandarte

Ferrari, Porsche, McLaren, Lamborgini, Ford, Renault, Mercedes Benz, Lotus, Cadillac, y así hasta 25 compañías automovilísticas han ofrecido sus derechos para que más de 700 vehículos aparezcan en el juego con todo lujo de detalle. Al igual que en  las anteriores entregas podremos elegir desde utilitarios hasta Deportivos, Muscle Cars, Formula E, o incluso prototipos que jamás llegaremos a ver en los circuitos. Además, para esta entrega han querido incluir un tipo de competición totalmente inédito en los juegos de conducción, las carreras de camiones. Sí, podremos manejar a estas bestias de hasta seis toneladas a 200 kilómetros/h, siendo esta una experiencia única. De la misma manera cada vehículo cuenta con su propio estilo de conducción y siempre manteniéndose lo más fiel a la realidad posible, gracias al gran equipo de investigación que tiene la compañía a sus espaladas  para incluso recrear con total fidelidad todos y cada uno de los diferentes sonidos de sus motores.

Por suerte, aparte del garaje que ya conocemos, para gestionar esta gran lista de vehículos tendremos como novedad un listado a modo de checklist al que han llamado ‘‘colección de coches”. En esta lista, además de comprarlos, podremos ver los que aún no tenemos en posesión y ver la totalidad de los vehículos de los que dispone Forza Motorsport 7. Pero no podemos comprar cualquiera en el momento que queramos, sino que tendremos que irlos desbloqueando según subamos nuestro nivel de coleccionista, nivel en el cual evolucionaremos según vayamos adquiriendo nuevos vehículos.

Para disfrutar y conducir  cada uno de estos vehículos tendremos la nada desdeñable cifra de 32 circuitos con más de 200 trazados distintos, con lo que la sensación de monotoriedad queda dispersa. Tenemos a nuestra disposición las pistas más emblemáticas de los países que alojan competiciones de este tipo como; Nürburgring, Monza, Daytona International, Laguna Seca, Road América, y como no, el por todos conocidos Circuit de Catalunya, solo por nombrar algunos. Además al igual los vehículos, estos han sido recreados con gran fidelidad, colocando  cada grada, piano o señal en el lugar que lo podríamos ver en la vida real.

Modos de juego a gusto del piloto y mucho más

En Forza Motorsport 7 tendremos una novedad en cuanto a su modo principal de un jugador. En los anteriores títulos, la forma en la que se nos planteaba este modo era a través de un modo historia  en la que nosotros como piloto, teníamos que llegar a lo más alto a través de las diferentes categorías y copas distribuidas  a lo largo y  ancho del mundo. Sin embargo, lo que nos propone esta séptima entrega es algo bastante más interesante en lo que se refiere a un juego enfocado hacia la competición, el Forza Driver’s Cup. Para llegar a competir en la Copa de Conductores Forza tendremos que haber superado anteriormente otros cinco campeonatos: Seeker, Breakout, Evolution, Domination y masters. Cada uno de estos campeonatos está compuesto por diferentes tipos de pruebas como; carreras de coches clásicos, de todoterrenos o compactos, estos son solo algunos de las decenas de tipo de competición que nos podemos encontrar en Forza Motorsport 7. Cada copa se desbloqueará al conseguir una serie de puntos durante el campeonato, pero sin embargo no estamos obligados  a quedar como mínimo terceros al igual que en los anteriores títulos, siempre y cuando se sume un mínimo de puntos, de otro modo tendremos que repetir algún circuito para llegar a los puntos con los que desbloquear la siguiente copa.

Además por si lo dicho fuera poco, en estas carreras podremos usar Mods. Estos modificadores de los cuales podremos usar hasta tres en cada una de ellas, que a su vez, si cumplimos con lo que nos exige cada tarjeta en cuestión, podemos ganar más dinero por carrera completada. Por ejemplo, tendremos modificadores que harán que solo podamos usar la cámara interna del vehículo, o que solo podamos competir de noche esa vez, pero también hay otros tales como; llegar entre los tres primeros, u otros que harán que varíe la estabilidad del vehículo, aportando aún más variedad a las carreras y en ocasiones, más dificultad.

Otras de las novedades para este título es la inclusión de cajas de recompensa donde podremos adquirir estos modificadores, pero también nuevas vestimentas para nuestro avatar o incluso nuevos vehículos. Estas cajas las podemos adquirir con los propios créditos del juego, habiendo más caras o más baratas según su contenido.

Aparte del Forza Driver’s Cup también podemos disfrutar de otros modos para un jugador o con amigos. Por un lado tenemos la partida libre, en la que podemos elegir el tipo de competición que queremos correr y contra cuantos rivales, siendo de 24 competidores normalmente, o también podemos jugar en pantalla dividida con un amigo desde un mismo dispositivo, ajustando también el evento según nos apetezca en cualquier momento.

¿Pero qué sería de un juego competitivo sin modo online? Si, como no podía ser de otra manera en Forza Motorsport 7 también tenemos modo  multijugador pudiendo elegir entre cinco categorías diferentes; Clásicos de Street Muscle Hot Hatch moderno, carrera histórica por carretera, ascenso del supercoche y juguetes de circuito. Cada una de estas modalidades también para 24 jugadores. Cabe destacar que próximamente serán añadidas las Ligas también en este título.

Cuidado hasta el último detalle para hacer a nuestro vehículo único

Año tras año la saga Forza se ha ido acercando más a la simulación real, llegando casi a la cima en la sexta entrega y perfeccionándolo todavía más en esta séptima. Si bien cada vehículo ya cuenta con unos varemos de pilotaje definidos, también podremos adaptar cada uno de ellos a nuestro propio estilo de conducción o según lo requiera cada carrera haciendo cada automóvil propio y único. Por ejemplo, si  se anuncia agua, podremos variar la dureza de los neumáticos para que tengan más agarre o variar entre una relación de marchas más largas o más cortas. Pero no solo eso, sino también podremos modificar cosas como la suspensión, el alineamiento de las ruedas o la dureza de las barras estabilizadoras, aportando al título tecnicismo para los jugadores más exigentes. Todas estas variables harán que un vehículo frene antes al accionar el botón o pedal o que sea mayor o menor el tiempo de aceleración.

Ahora bien, si lo tuyo no es la mecánica, aunque superficial, pero al fin y al cabo mecánica, puedes personalizar tu vehículo en lo estético también para variar sus estadísticas levemente añadiéndole un nuevo alerón, otro faldón delantero diferente al de la casa, o poniéndole unas llantas de mayor o menor diámetro.

Por otra parte, no solo podremos hacer que nuestro vehículo sea único de esta manera. Al igual que en las entregas anteriores podremos modificar también la pintura de nuestro vehículo y  añadirle vinilos. Podemos crear nuestros propios vinilos, pero además, como siempre, podremos comprar y adquirir gratuitamente diseños de otros creadores, encontrando cientos de diferentes temáticas, tanto si nos gusta la estética más realista o si no gusta que nuestro vehículo luzca vinilos de películas, videojuegos, dibujos animados o cómics, todo tiene cabida en Forza Motorsport 7.

Grande técnicamente en todos sus aspectos

Como comenté al principio de este análisis, la saga Forza siempre se ha mantenido en la cumbre gráfica en cada una de las plataformas en las que ha sido lanzado, ya sea la primera Xbox, Xbox 360 y actualmente en Xbox One y Windows 10, y próximamente en Xbox One X,  y en esta entrega también cualquier detalle ha sido cuidado minuciosamente.  En Forza 6 ya pudimos  disfrutar de un ambiente lluvioso con unos efectos que parecían insuperables, pero con esta séptima entrega han conseguido que además dentro de una misma carrera el efecto climático varíe. De este modo, podemos empezar una carrera con un día aparentemente soleado, que de pronto se puede empezar a nublar y comenzar a diluviar, para posteriormente parar y que el circuito se seque de nuevo, dando una inmersión jamás vista en un título del género, ya que de esta manera se irán formando charcos en la pista según avancemos afectando también a la conducción y disminuirá nuestra visión a causa del logrado efecto de lluvia sobre la cámara, o si usamos la detallada y cuidada cámara interna, pegará la lluvia en el cristal de una forma muy veraz.

También son destacables los efectos de la hierba, arena o tierra cuando nos desviamos del trazado y como afecta también a nuestro control y como las partículas de lo mencionado crean en ocasiones, como la arena, una nube que puede impedir nuestra visibilidad, al igual que la calima cuando atravesamos algún tramo de desierto como en el circuito de Dubái, quizá siendo esta la justificación para los a veces largos tiempos de carga para la partida de comienzo.

Todo este conjunto es el que hecho que Forza Motorsport 7 se convierta en un referente grafico de la consola de Microsoft, cuidando cada detalle, incluso en la estética de los motores e interiores al abrir un vehículo con la función ‘ver coche’ .El juego funciona con tal fluidez a 1080p y 60fps, siendo también uno delos títulos mejorados con resolución 4k en Xbox One X. consola que se lanzará el próximo 7 de noviembre en todo el mundo. ¡Haced rugir vuestros motores, el rey de la conducción ha vuelto!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here