¿Te atreves a adentrarte en la Armazmorra?

La compañía independiente Dodge Roll nos trae uno de esos juegos, que a pesar de tener unas mecánicas sencillas, pondrá a prueba nuestra paciencia. Enter the Gungeon es un ‘Bullet Hell’ distribuido por Devolver Digital (Hotline Miami, Shadow Warrior), que nos traslada a la Armazmorra, una torre en un planeta lejano donde las armas han tomado el control y donde los protagonistas, 4 bandidos, se adentrarán para buscar el preciado tesoro, un arma que puede acabar con el pasado.

Nada será igual a lo anterior

Siempre empezaremos en La Brecha, el lugar donde podemos elegir con que héroe queremos adentrarnos en la Armazmorra, una vez muramos volveremos ahí, o bien tendremos la opción de un reinicio rápido para seguir con el mismo personaje desde la habitación uno. Pero no te dejes engañar, una vez que nos maten ya nada volverá a ser igual, ya que cada habitación será generada aleatoriamente, así como sus enemigos, objetos y jefes finales.

4 héroes con un mismo destino y unos enemigos con muy malas pulgas

En Enter the Gungeon tendremos a nuestra disposición 4 personajes con los que bajar a las profundidades de la mazmorra. Cada uno de ellos variará ligeramente en su armamento. Por un lado tenemos al fortachón Marine, el cual puede recibir un golpe más que sus compañeros, algo realmente importante, la Cazadora, que con la ayuda de su perro podremos encontrar algún tesoro escondido, la Convicta, que podrá hacer uso de cócteles molotov, y por último el Piloto, que puede cargar con más objetos.

La decisión a la hora de elegir con quien queremos jugar no será muy relevante, por que donde realmente se encuentra el problema está en el interior  de la Armazmorra y nuestra habilidad para esquivar los difíciles patrones de balas que nos lanzarán nuestros enemigos. Y es que a este punto quería llegar, el de los enemigos. Los enemigo más comúnes y por lo tanto más fáciles serán los balines, balas bastante agresivas, pero que a su vez caerán rápido con pocos disparos, pero a partir de estos, la cosa irá in crescendo.

Si algo tiene Enter the Gungeon es una gran variedad de enemigos, la mayoría, pero no todos, con motivos de armamento, desde balas como he mencionado, a cartuchos y granadas, aunque también podremos encontrarnos con otros más clásicos de los juegos de este estilo como, caballeros oscuros, fantasmas o magos que pondrán a prueba nuestra paciencia. Eso por no hablar de los jefes finales de nivel, donde de verdad tendremos que emplear toda nuestra astucia esquivando los proyectiles que nos lanzan con la ayuda de la voltereta, que todos los personajes poseen, mientras intentamos que su barra de vida llegue a cero, una ardua tarea.

Armamento ¿Alguien dijo armamento?

Por suerte tendremos a nuestra disposición para vencer a las hordas de enemigos un buen y alocado arsenal. Podremos encontrar, desde una pistola de guisantes, hasta un cañón de camisetas de merchandising o un desintegrador, solo por nombrar algunas de las más de un centenar de armas que podremos encontrarnos en el interior de la Armazmorra, eso sí, si nos matan tendremos que volver a conseguirlas para poder usarlas, y como mencioné anteriormente también aparecerán aleatoriamente.

Por otra parte durante nuestro recorrido por las habitaciones, también podremos encontrarnos con alguna tienda, donde podremos comprar munición, vida o un útil objeto que accionamos y destruye las balas en pantalla. Para poder comprar en dicha tienda, tendremos que usar casquillos a modo de moneda que nos soltarán algunos enemigos que matemos, y que por desgracia serán pequeñas cantidades las que obtendremos por cada uno de ellos.

El Necronom….digo el Balanomicón

Para ser un juego de no muy alto presupuesto, los chicos de Dodge Roll se han tomado las molestias de incluirnos cosas como un diario en el menú de pausa donde podemos consultar el armamento y los objetos que hayamos encontrado, así como una guía de los enemigos con su descripción, además de un apartado con los jefes finales que hayamos matado.

También podremos consultar las armas de cada personaje a la hora de elegirlo, así como los objetos activos y pasivos de cada uno de ellos.

Diversión a raudales con un control simple, partidas rápidas y un divertido cooperativo

En Enter the Gungeon no pretendas encontrar una historia profunda y compleja, tampoco es su cometido, ni lo que los creadores buscaban con él. El juego está destinado a partidas rápidas, y el desahogo del estrés propio. Pero desde luego es divertidísimo, y pocas pegas se le pueden encontrar en este sentido. El objetivo en el juego lo han superado con creces con buenas dosis de humor, un control simple a modo de ‘Dual Stick’, y consiguiendo que aunque te maten, tengas ganas de seguir jugando.

Si alguna pega se le puede sacar al título es la carencia de un modo online, pero este está solventado con un modo cooperativo local de lo más divertido y en con el que te puedes tirar horas con un amigo intentando superar los niveles de la Armazmorra.

Puntuación
Gráficos
85 %
Jugabilidad
90 %
Diversión
90 %
Sonido
80 %
Compartir
Artículo anteriorNarcosis, ya disponible en Xbox One
Artículo siguienteVanquish llegará a PC el 25 de mayo
Para mí, el 50% de lo que hace bueno algo es su BSO. Desde mi Atari 1040ST que no me he separado de los videojuegos, los entiendo como una manera distinta de vivir, o al menos te evaden de otras historias.

4 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here