En un género, el cual no atraviesa sus momentos más lucidos, y que cada vez va a menos en esta generación y más en consolas, el de aventura gráfica, llega un título que sin duda nos hace ver lo fantástico y resultante que puede ser un título de este tipo. Los chicos de Frogwares, desarrolladores también de la anterior entrega Sherlock Holmes vs Jack el Destripador, nos traen un nuevo título del detective más famoso e intrépido de todos los tiempos, Sherlock Holmes, bajo el nombre de “El testamento de Sherlock Holmes” donde nos veremos enfrascados en nuevo y desafiante caso que hará que nuestro coco trabaje durante horas.

Tras los sucesos, en los cuales tuvimos que detener a Jack el Destripador, en la anterior entrega, Sherlock y su inseparable compañero Watson regresan para vivir una nueva aventura. Esta vez nos trasladamos una década después de los sucesos del anterior juego, 1898, aunque no dejaremos las calles de Whitechapel, Londres, en las cuales tendrá lugar la trama principal. En esta ocasión veremos una faceta de Sherlock Holmes un tanto oscura algo que no habíamos visto hasta hora en el personaje. Todas las pistas parecen apuntar a que nuestro protagonista anda metido en algo turbio y la gente de Scotland Yard e incluso Watson desconfían del detective.

Todos los medios, sobre todo la prensa diaria, acusan a Sherlock de fraude tras resolver un caso sobre unas joyas robadas. Poco después el hilo argumental estalla y empieza cada vez a volverse más y más interesante atrapando al jugador de principio a fin con la investigación de la muerte de una entidad muy importante. Y hasta aquí puedo revelar para no arruinar la increíble e interesante historia que nos brinda este juego, así que os dejamos que lo descubráis por vuestra propia cuenta cuando juguéis.

Como hemos comentado nos encontramos ante una aventura gráfica y como tal su jugabilidad hace culto a los juegos del género más clásicos aunque no supone ninguna revolución ni innovación en medida alguna. Tendremos que explorar con detenimiento los escenarios en busca de pistas, combinar los objetos que vayamos consiguiendo para obtener otros como, por ejemplo, combinar varios elementos químicos recogidos en el escenario para elaborar un potente somnífero para distraer a un portero. Además de estos elementos deberemos interrogar a posibles sospechosos, resolver varios rompecabezas todo con un control bien implantado en mando.

Cualquier detalle del escenario es clave para poder resolver los casos pero si nos quedamos encallados el juego nos resaltará lo que tengamos que examinar iluminando el objeto o lugar donde debemos actuar. No todo es ir recogiendo pistas y avanzar, ¿somos detectives, no?, pues tendremos que deducir, a partir de las anotaciones de Watson, entre varias posibilidades hasta dar con lo que realmente sucede y poder resolver el caso.

Como es habitual en este tipo de juegos los puzles juegan un papel muy importante, pero en esta entrega se ha optado por no incluir tantos como en otras anteriores. Además de ser poco frecuentes si somos de esas personas que no tenemos paciencia y se nos atragantan, el juego nos da la opción de poder saltárnoslos si no somos capaces de resolverlos en unos minutos y poder avanzar la historia. Este hecho hace que el juego pierda en parte su esencia y tenga menos merito para el jugador terminar el juego de esta forma.

En el juego contamos con un mapa que gracias a él nos podremos ir moviendo entre  los distintos escenarios disponibles. En algunos puntos del juego podremos elegir la prioridad del lugar al que queremos ir pero no variará en nada la historia del juego siendo este casi en todo momento lineal. En algunos momentos del desarrollo del juego podremos controlar a Sherlock Holmes y en otros a Watson según lo requiera las circunstancias. Incluso habrá una misión en la que requeriremos el experimentado olfato del perro de Sherlock, Toby, y pasaremos a controlarlo.

En el manejo y control de los personajes tenemos dos cámaras diferentes, una en tercera persona y otra en primera persona. La cámara en tercera persona es algo tosca y poco depurada por lo que nos costará manejar un poco al personaje, en cambio, la cámara en primera persona es la más trabajada y adecuada siendo esta en la que mejor se aprecian las pistas y los detalles.

Casi todo está planeado con exactitud y bien recreado haciendo que se consiga un nivel de convencimiento hacía al jugador que hace que se sumerja en la historia. Esto lo consiguen gracias a la genial recreación de las escenas del crimen y la búsqueda de pruebas consiguiendo así una interactividad con el jugador. No obstante, hay algo que ha decaído. Se trata de los diálogos que en esta entrega se ha optado por darle menos importancia.  En esta ocasión las respuestas que podemos dar se limitan a dos o tres opciones que para nada variaran el final o el objeto de la conversación haciendo que el jugador tenga la sensación que apenas participa en el desarrollo del hilo argumental.

En cuanto a su apartado gráfico se refiere podemos decir que cumple pero que tiene carencias. Los edificios y los escenarios están muy logrados y consiguen recrear una representación de Londres muy creíble para aquella época logrando así una excelente ambientación. Sin embargo, no podemos decir lo mismo en el diseño de los personajes. Estos se muestran con poco detalle, expresiones faciales muy robóticas que no logran transmitir y animaciones pobres.

Por desgracia el apartado sonoro no es muy acorde a según qué situación y  las piezas musicales pecan de ser simples y  generar poca inspiración, no logra matizar la ambientación que si consigue su apartado técnico. A todo esto se añade la desaparición del doblaje al español cosa que la anterior entrega si tenía. Con esto nos encontraremos con unas  voces en inglés acompañadas de unos correctos subtítulos en español que podrían estar más cuidados ya que algunas traducciones no son del todo exactas pero este hecho no lacra el resultado.

Conclusiones:

El Testamento de Sherlock Holmes podemos decir que consigue cumplir las expectativas con creces e incluso superarlas sorprendiéndonos con su gran ambientación y hilo argumental. Aunque su apartado técnico tiene un poco que desear este  no afecta negativamente en ningún momento el resultado final del juego. Sin duda es una compra casi obligada para todo aquél que se considere acérrimo a las aventuras de este carismático detective creado por Sir Arthur Conal Doyle y aquellos que no conocen al detective encontraran en este título una más que correcta aventura gráfica que hará el deleite de todo buen jugador y le cautivara bien seguro desde principio a fin.

Lee los comentarios sobre este análisis en nuestro foro de Xbox 360.

Gráficos: 7,5

Sonido: 7

Jugabilidad: 8

Historia: 8,5

Duración: 8

Nota final: 7,8

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here