Capcom vuelve a la carga con una nueva entrega de una de sus sagas más vanagloriadas de los últimos tiempos, dejando a los chicos de Ninja Theory al cargo. Muchos cambios, nueva jugabilidad y un largo etcétera que analizamos a continuación.

DMC se nos presenta como la reinvención de la saga Devil May Cry, acompañado del gran éxito que está teniendo el género de los Hack ‘nd Slash en esta generación que ya acaba, pero acompañado de una gran polémica que ha llegado a límites tales como, por ejemplo, una petición en Estados Unidos a la Casa Blanca para retirar el juego del mercado por atentar contra el espíritu de la saga, amenazas de muerte a trabajadores de Ninja Theroy y un gran número más de polémicas. Yo voy a analizar la que me parece más importante a la hora de analizar el juego.

El asunto que más polémica y revuelo ha causado es, sin duda alguna, el aspecto y la personalidad del nuevo Dante. Se nos presenta como un chaval joven, con la típica vida que llevaría cualquiera de nosotros, con fiestas, sexo, alcohol… pero con la característica que tiene Dante, ser un néfilim (hijo de un demonio y un ángel). Se podría decir que este Dante es un vividor, que pasa del mundo y con una chulería bastante visible y que dice insultos a la mínima posible, y con un aspecto físico totalmente cambiado. Todo ello es totalmente contrario a la imagen que se da de Dante en anteriores entregas de la saga. Se podría extrapolar si saliera una nueva entrega de Gears of War y Marcus tuviera la personalidad de una seguidora de Justin Bieber, totalmente patético. Lo peor de todo es que si eres un seguidor de esta saga, el juego se te puede hacer insufrible por la personalidad del protagonista.

Cambiando de tema, DMC nos cuenta la historia de Dante y su busqueda personal, ayudado de Vergil (su hermano) y Kat, donde irá descubriendo qué le paso a sus padres y a él mismo. Para ello, hará “viajes” o se verá arrastrado al limbo donde irá descubriendo detalles y desbloqueando nuevas armas que le ayudarán en la historia. Nuestro enemigo será Mundus, un viejo conocido para muchos, y del que no os contaré nada.

dante_vergil_and_kat_by_xkalipso-d5tfws3

Muchos os estaréis preguntando dónde podríamos situar este juego respecto a la saga, y verdaderamente no se puede situar, por eso el juego se llama DMC y no Devil May Cry 5.

A continuación, pasaremos a detallar punto por punto los aspectos del juego.

GRÁFICOS

El aspecto gráfico es muy bueno, el juego se mueve a 30fps con mucha estabilidad, y el diseño de personajes, enemigos, armas, entornos y demás, están muy bien diseñados y recreados. Las animaciones son excelentes y realmente nos sumergiremos bien en el juego.

Como punto negativo se podría destacar alguna ralentización a la hora de realizar saltos o ejecutar algunos combos.

DMC-PC-2-1024x576

JUGABILIDAD

Probablemente el mejor aspecto del juego.

DMC intenta modernizar su estilo y lo consigue, aunque también lo hace más fácil, donde a la hora de realizar ataques tenemos una grandísima cantidad de opciones, como tener 4 armas que se pueden usar de forma instantánea pulsando su respectivo botón, y realizar así una gran variedad de combos. Pero hay un gran problema, y es que aunque se pueda esquivar e incluso devolver “proyectiles y armas arrojadizas”, falta la opción de bloquear ataques.

Nos encontramos en el juego con 8 armas divididas en 4 grupos que se podrán cambiar de forma muy rápida y sencilla con el pad.

Todas las armas e incluso habilidades de Dante tienen nuevas combinaciones o combos que podremos ir desbloqueando con puntos de mejora, que se conseguirán tras conseguir puntuaciones, ya sea durante el combate (puntos de estilo), lo que hayamos tardado en pasarnos el capítulo, las llaves y puertas que hayamos conseguido/desbloqueado e incluso nos restará si hemos utilizado objetos para curarnos o revivir.

La IA enemiga hay que decir que está bien desarrollada, llegando a ser muy desquiciante en los niveles más difíciles, sobre todo en cuanto se juntan varios enemigos. Y respecto a los jefes (demasiado pocos), son bastante sencillos, con mecánicas muy simples que se aprenden instantáneamente, y esque en este punto, el juego para mí pierde mucho.

La duración del juego se puede establecer en unas 5 o 6 horas, pero si queremos sacar el juego al 100%, encontrando todas las llaves y almas y entrando en todas las misiones secretas, nos puede llevar unas 2 horas más a lo sumo, algo que hace al juego muy corto y que puede llegar a dejarte con poco sabor de boca y querer más.

dmc-devil-may-cry-mision-2-900x506

SONIDO

El juego se encuentra totalmente doblado al castellano, algo a lo que nos tiene muy bien acostumbrados Capcom últimamente. Aunque hay un problema de sincronización labial respecto a la voz en algunos momentos, e incluso hay cosas que los personajes no dicen, pero que si ponemos los subtítulos sí podremos leer, un fallo muy gordo, pues pueden ser cosas que cuadren en una conversación y que si no leemos nos podemos quedar a cuadros.

En cuanto a la banda sonora, encontramos una variedad de música muy buena, donde el rock y el heavy metal son la parte fundamental, aunque también encontramos partes más tranquilas relacionadas con algunos momentos del juego.

CONCLUSIÓN

DMC tiene tintes de ser un gran juego, pero tantos cambios han manchado su imagen. Con una gran jugabilidad, un aspecto gráfico que cumple y un apartado sonoro muy bueno, podía haber sido perfectamente uno de los candidatos a Hack ‘nd Slash de la generación, pero un protagonista totalmente opuesto al original y con una personalidad infantil y bastante barriobajera que puede llegar a hacer que odies el juego, ensucia mucho el producto final.

Si eres un purista de esta saga, lo odiarás, pero si no te importa el personaje, te encontrarás con un juego notable y que te hará disfrutar de la acción como solo Devil May Cry es capaz de hacer.

dante-dmc-devil-may-cry-ebony-ivory-pistolas-espada-rebellion-capcom-kochmunity-koch-media-joseafernandez-4

NOTA FINAL: 8

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here