Estos días tan especiales del año no puede faltar el turrón, el árbol con las luces…y Dead Rising 4, que se vuelve más navideño que nunca.

Lo que en un principio se pensaba que sería una remasterización del primer Dead Rising, finalmente se ha traducido con una nueva entrega de la aclamada franquicia de Capcom. Dead Rising 4 vuelve a traernos más zombies, Willamette y su egocéntrico, sarcástico e irónico protagonista, Frank West. Y, aunque el emplazamiento o las mecánicas jugables de este cuarto título parezcan las mismas a lo visto con anterioridad, tendremos nuevos elementos y pequeños detalles que marcan la diferencia y hacen de Dead Rising 4 una entrega fresca y disfrutable, sin esa sensación dereiteración que sí pueden darnos otros títulos.

Todos conocemos la tendencia de los videojuegos actuales de ofrecer un producto directo y sencillo, apto para todo tipo de jugadores sin demasiadas complicaciones ni enredos en su forma de jugar (salvo algunas excepciones, claro). La saga que hoy tratamos no lo es menos, ya que hemos visto la evolución desde su primera y segunda entrega, con ese límite de tiempo para completar la  aventura y la necesidad de acudir a un  taller de trabajo para crear armas disparatadas, hasta llegar a Dead Rising 3 y 4, con muchas más facilidades para el jugador que lo hacen más fluido y menos tedioso. Comento esto porque habrá detractores y amantes de Dead Rising 4, dependiendo a qué estilo de juego pertenezcamos, y bajo mi opinión lo analizaré teniendo en cuenta que la saga discurre por un buen camino sin esa limitación temporal que podía generar que no explorásemos todo el escenario de la manera más adecuada.

dead-rising-img1
El Exotraje será una de las mayores novedades que encontraremos en Dead Rising 4.

Frank is Back

16 años han pasado desde que Frank West “disfrutara” de las bondades que puede ofrecer la ciudad de Willamette, con ese gran centro comercial infectado de no-muertos y otras bestias sedientes de degustar carne fresca de los supervivientes restantes. Por desgracia, las desgracias se repiten, y es por eso que nuestro fotógrafo, ávido de conseguir la mejor exclusiva y de resolver los misterios que se esconden en Willamette, retorna al renombrado Megaplex Memorial Mall donde descubrirá a la organización Obscuris, la culpable de que el virus vuelva a hacer de las suyas pese a que ya existiera una cura definitiva para este terrible enfermedad.

Traiciones, personajes secundarios e investigaciones son los elementos que nos esperaran a lo largo de la historia, que puede ser completada en aproximadamente 12-15 horas, pero que serán muchas más si nos ponemos a explorar todo el mapeado que hay a nuestra disposición. Un mapeado que ya no sólo se centra en el centro comercial sino que también recogerá tres nuevas áreas que comprenden sus alrededores, llenos de coleccionables, planos, y eventos secundarios que alargarán significativamente la vida del título.

dead-rising-img5
En esta ocasión saldremos del centro comercial para conocer los barrios colindantes.

El bricolaje será tu mejor amigo.

Frank West en Dead Rising 4 puede que sea un poco más viejo, más sabio, pero seguirá contando con ese humor y esa técnica infalible de aniquilar zombies. Las armas, y el crafteo de materiales para fabricarlas, es santo y seña de la saga y perdurará en esta entrega, junto con la posibilidad de fusionar las piezas de dos vehículos para crear un monstruo como ya vimos en Dead Rising 3, capaz de aplastar, incinerar o propulsar a los cientos de muertos vivientes que aparecerán en pantalla. La propuesta “más y mejor” se podría aplicar, ya que contaremos con armas que ya son todo un clásico dentro de la franquicia, pero que se verán aumentadas hasta un total de 55 proyectos incluyendo bizarradas , muchas de ellas contagiadas por ese espíritu navideño de la que hace gala el juego. Armas y vehículos que se podrán generar “in situ”, sin necesidad de banco de trabajo y con muchos, muchísimos accesorios disponibles en las tiendas, casas y rincones de Willamette. Si todo esto nos sabe a poco, en esta ocasión también contamos con el Exotraje, una robótica armadura que nos dará una fuerza sobrehumana con la que podremos coger ciertas armas que por peso serían imposibles de utilizar en condiciones normales. Preparaos para rebanar cabezas con hachas gigantes, freír carne de no-muerto con un lanzallamas o acribillar a balazos a hordas de estos enemigos con una “rail-gun”. El Exotraje está hecho para soltar toda la furia contenida….¡y tanto que la vamos a soltar!

Por el contrario, todo este arsenal de armamento, vehículos customizados o ventajas con exotraje nos deja un juego bastante fácil, carente de cualquier atisbo de supervivencia zombie. Es cierto que tendremos que reponer nuestra salud buscando comida o botiquines, pero estarán tan a mano y serán tan frecuentes de encontrar, que sólo moriremos si por despiste nos olvidamos de surtirnos de provisiones médicas. Eso sin contar con las estadísticas “roleras” que hace gala Frank West, con cuatro árboles de habilidades compuestas por Pelea, Fortaleza, Disparos y Supervivencia que harán de nuestra estancia por Willamette un paseíto si mejoramos nuestro nivel con puntos de experiencia.

dead-rising-img3
La Navidad está presente incluso en las armas.

No todo es matar zombies

Aunque el pilar fundamental de Dead Rising 4 ha quedado claro que se basa en reventar zombies de mil maneras posibles, existen otras actividades igual de interesantes de realizar y que momentáneamente nos liberan de esa pesadilla de no-muertos. Por un lado, tenemos mini-pruebas esparcidas por todo el mapeado, como dar vueltas a un circuito a bordo de un coche de juguete, encontrar habitaciones del pánico, salvar supervivientes para nuestro refugio o investigar áreas de interés. Estas partes de vuelven bastante importantes, ya que, cámara en mano, tendremos que buscar evidencias de los hechos acontecidos en Willamette y buscar las perversas intenciones que tiene la organización Obscuris. Nuestra cámara, en esta ocasión más profesional que nunca, dispondrá de tres tipos de visor: el normal, el de visión nocturna y el analizador de espectro, muy útil para descifrar códigos de acceso. Además, si algún día nos sentimos “inspirados”, siempre podemos realizar fotos buscando la mejor toma (y puntuación), así como realizar selfies. Sí, selfies.

Retomando el tema de rescate de supervivientes, en esta ocasión será importante salvar a la mayor cantidad de almas descarriadas, ya que cuantas más personas rescatemos, mayores serán los beneficios que obtendremos en el refugio. Refugio que estará interconectado mediante túneles y que nos permitirán acceder a otras áreas del mapeado cuando las desbloqueemos, pero que nos deja con cierto sabor agridulce. Primero, porque estos emplazamientos sólo sirven como zonas de paso, sin ningún tipo de trama relevante, siendo un lugar frío y repetitivo. Y segundo, porque los supervivientes que habitan en su interior se limitarán a vendernos armas, comida y localizaciones de planos y coleccionables varios, pareciendo más una tienda que un refugio contra los zombies.

Hablando de los supervivientes, salvo Vick y algún otro secundario más, el resto de NPC´s serán muy genéricos, sin esa “chispa” ni personalidad que lo haga destacar, pese a que se traten de personajes que aparecen en la historia principal. Lo mismo podemos decir de los Psicópatas (una especia de “final boss” venidos a menos), que serán muy fáciles de matar y no tendrán relevancia ninguna en la historia. No pido que sean enemigos finales a la altura de la saga Metal Gear, pero que al menos tuvieran un peso argumental o el respeto que imponían los aparecidos en Dead Rising 2.

dead-rising-img2
Cuantos más zombies en pantalla, mayor puntuación recibiremos al realizar una fotografía.

Comportamiento anti-natura

Pasando al apartado gráfico, Dead Rising 4 conserva parte de la estética que vimos en la anterior entrega. Nos encontramos con una paleta de colores pálidos, con tonos ocres y apagados, que transmiten esa sensación de post-apocalipsis zombie y que encajó muy bien  en Dead Rising 3 pese a que, por ejemplo, Dead Rising 2 partía de colores muy llamativos. Existen muchos zombies en pantalla, y el juego no sufre mucho ni “rasca” pese a que provoquemos locuras o aniquilaciones a gran escala. Eso sí, he de admitir que el juego me hizo un par de “raros” mientras jugaba, como si Fran West estuviera andando a 10 centímetros del suelo, provocando colisiones en lugares sin objetos  a la vista y entorpeciendo la jugabilidad del título, pero por suerte existe un guardado automático que salva la partida con bastante frecuencia y que nos evitará más de un susto. (Los que se olvidaban de guardar partida en los baños de Dead Rising 2 sabrán a lo que me refiero…)

Oh, blanca Navidad

Pasando al aspecto musical, cabe decir que Dead Rising 4 tiene una banda sonora magistral. Como la trama se centra en época navideña, en todo momento encontraremos versiones de villancicos con un resultado soberbio, con un toque clásico de los años ´70 que lo hacen, si cabe, aun más especial. Junto a esto, no podían faltar las canciones “homenaje” al primer Dead Rising. Por desgracia, existen “peros” en este apartado como la ausencia de doblaje, que hubiese venido de perlas para no perder tiempo leyendo subtítulos entre ejecución y ejecución. Si sabemos perdonar estos pequeños inconvenientes, disfrutaremos mucho de este apartado musical, visceral y a la vez mágico por esa composición de canciones tan…familiares.

dead-rising-img4
Nada mejor que escuchar villancicos empuñando este armamento.

Los 4 jinetes de apocalipsis zombie

Los que vengan de jugar a otras entregas de Dead Rising sabrán lo bueno y bonito que es disfrutar de la matanza de zombies en buena compañía. En Dead Rising 4 también podremos machacar cráneos con un colega, incluso con otros tres amigos más, pero no en su modo principal. En esta ocasión Capcom ha preferido habilitar un nuevo modo multijugador compuesto por cuatro episodios de dificultad ascendente para que demos rienda suelta a nuestra imaginación con nuestros colegas. Una pena no llevar nuestro personaje personalizado a la partida de un amigo, ya que en esta modalidad online manejaremos a uno de los cuatro supervivientes disponibles, cada cual con una serie de habilidades y armas únicas con la que empiezan la partida. Puede que no sea el plato principal de Dead Rising 4, pero al menos es una forma muy interesante con la que pasar el tiempo con tus amigos sin importar el modo historia o simplemente para echarte unas risas en buena compañía.

 

Puntuación
Gráficos
75 %
Sonido
85 %
Jugabilidad
80 %
Duración/Diversión
85 %
Compartir
Artículo anteriorLas nuevas IPS para Xbox One y Project Scorpio
Artículo siguienteDeals With Gold del 05 al 12 de diciembre de 2016
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here