Las viejas leyendas, nunca mueren, o al menos eso es lo que piensan los amigos de Team 17 presentando un nuevo juego de sus gusanos favoritos.

Worms foro

Ha pasado mucho tiempo desde que el primer Worms apareció en PC (20 años ni más ni menos) pero la saga, con algún que otro altibajo, sigue proporcionando una propuesta directa y amena a los amantes de las batallas por turnos. Para quien no sepa en qué consiste Worms, diremos que se trata de una batalla entre dos equipos formados por gusanos con ganas de hacer morder el polvo al equipo rival. Para conseguir la victoria, deberemos usar un armamento tan inusual como absurdo, pasando desde los típicos bazookas y escopetas hasta abuelitas que explotan, ovejas o la granada banana. Pese a que puede pecar de mecánicas simples, para nada lo es: deberemos calcular muy bien la posición de nuestro enemigo, el viento o la potencia del disparo para acertar de lleno al rival y causarle el mayor daño posible, por lo que el juego requiere habilidad y práctica, mucha práctica. (Sobre todo en los últimos niveles y frente a otros usuarios)

Como cabe de esperar en esta nueva entrega de Worms, denominada Worms: Battlegrounds, hay muchos aspectos que han cambiado desde el primer título. Para empezar, tendremos dos bloques claramente diferenciados: el modo local y el modo online (que describiremos más adelante), junto con otros cambios “armamentísticos” y gráficos.

Worms img1

Aunque a priori el juego gráficamente recuerda mucho al resto de entregas, tiene ciertos aspectos que lo diferencian. Los escenarios en los que se desenvolverán las batallas campales siguen teniendo ese gran toque de color, con un toque “cartoon” y alegre que no pueden cambiarse. Veremos incluso unos fondos preciosos, que cambiarán según el escenario (aunque a veces despistarán debido a que no sabes si forma parte del mapeado principal o es el propio fondo). La novedad más importante en este aspecto es el factor estratégico que pueden tener los objetos depositados en toda la fase: por poner un ejemplo, habrá escenarios donde si disparamos a una fruta, esta explotará esparciendo todo su jugo a su paso, arrastrando a los gusanos hacia lo más profundo del nivel o incluso ahogándolos. Lo mismo pasa con colmillos gigantes esparcidos por algunos niveles, si hacemos que caigan, podremos herir a los gusanos que se encuentren debajo. Todos estos nuevos elementos traen frescura a Worms: Battleground y consiguen replantear nuevas estrategias de combate.

Por supuesto, habrá novedades en las armas. Todo nuestro arsenal lo iremos adquiriendo poco a poco según avancemos los niveles, incluso hay algunas armas y habilidades que las podremos comprar, hasta hacer un total de 65 ataques diferentes. Hay pulsar el botón B, se desplegará un menú donde podremos escoger entre dos bloques diferenciados: a nuestra izquierda, contaremos con las armas con las que causar daño a nuestro rival. Pasando por las escopetas , Uzis y ataques napalm típicos de la saga, veremos otras propuestas originales como el ataque con topo, o la bolsa con pedorreta . A nuestra derecha del menú, encontraremos el bloque con las habilidades especiales. Aparte del clásico paracaídas, cuerda ninja o jetpack, podremos encontrar otras curiosidades como el imán para atraer o repeler minas, o el teletransportador. Toda esta serie de armas y habilidades especiales se complementan con unos ataques especiales que se mostrarán en la parte de abajo del menú, también muy peculiares, como el gusano que nos ayudará en nuestra batalla lanzando una granada desde un helicóptero o el bombardero de vacas. A rasgos generales,  el título cuenta con muy buenas incorporaciones, y es lo que hace a la saga tener la personalidad que ha arrastrado durante 20 años.

worms img7

Los cambios también han afectado a los gusanos. Ya no son todos clones con las mismas funciones, ahora cada uno tiene una serie de características que tendremos que saber manejar para sacar el mayor partido posible. Existen 4 clases diferenciadas, cada una con sus pros y sus contras:

*Gusano soldado: El gusano clásico de toda la vida. En esta entrega, tendrá la habilidad de explotar las granadas en el momento que quiera, por lo que será de gran ayuda en los combates a larga distancia o con diferentes alturas.

*Gusano pesado: Pese a que su movimiento está más reducido, esta gran mole de gusano servirá para causar más daño al rival. Habrá que tener cuidado ya que su potencia de disparo o lanzamiento de granadas también se verá afectado. Además, la onda expansiva que deja cuando muere también es más grande, por lo que deberemos saber muy bien en qué situaciones usarlo.

*Gusano científico: Cada vez que llegue el turno de esté anélido, cada miembro del equipo ganará 5 puntos de vida, por lo que será prudente tenerlo siempre bien protegido.

*Gusano explorador: El más pequeño de los cuatro, mucho más ágil que el resto de sus camaradas, por lo que podremos usarlo para recorrer el escenario en una menor cantidad de tiempo. Como buen explorador, será capaz de saber qué hay en las cajas esparcidas en el escenarios sin necesidad de cogerlas. Como punto negativo,  la onda expansiva que deja tras su muerte prácticamente es nula.

worms img5

Modo local

Parte de la gran baza de este Worms: Battlegrounds reside en un modo historia, cuya trama resulta ser bastante pasajera. Lord Crowley-Mesmer un gusano que hace de malo de la historia, tiene intenciones de robar la zanahoria pétrea, una zanahoria capaz de hipnotizar a todos los gusanos. Nuestra misión consistirá en encontrar al “chico de oro”, un gusano capaz de encontrar la zanahoria pétrea y terminar con los siniestros planes de Mesmer. Bajo esta premisa encontramos 25 misiones ambientadas en un museo de historia mundial, por donde pasaremos por escenarios prehistóricos, por el antiguo Egipto o incluso Japón. Básicamente este modo historia sirve como especie de tutorial, donde se nos explicarán las mecánicas, armas básicas y diferentes tipos de gusanos; aunque tenemos que destacar que entre batalla y batalla, también encontraremos fases donde deberemos resolver puzles, otras dirigidas hacia el sigilo, incluso otras con un estilo más “plataformero”.

Para quien se quede con ganas de más, también podremos escoger la opción de Operaciones Gusanas, un modo donde deberemos realizar pequeñas misiones con un arma o habilidad concreta, y donde se nos premiará con estrellas dependiendo de la bien (o mal) que lo hayamos hecho.

Tampoco podía faltar en la modalidad local las batallas rápidas contra la máquina, llamado Cara a Cara. Como se cabe de esperar de este tipo de juego, podremos escoger el escenario, tipos de gusano, y otra serie de personalizaciones antes de la refriega.

worms img6

Modo Online

La salsa del juego. Aparte de las partidas igualadas entre otros usuarios, tenemos que resaltar el modo Battleground, donde deberemos crear un equipo y empezar una liga para ganar reputación. Como cabe de esperar, empezaremos en lo más bajo de la tabla, (incluso al principio no podremos entrar en la liga a no ser que disputemos unas cuantas batallas) e iremos ganando prestigio y puntos con cada victoria. Un modo interesante, que incluye una variante cooperativa con otro amigo (en vez de escoger a cuatro gusanos, nosotros manejaremos a dos, y nuestro amigo a los otros dos) Una propuesta desafiante, y que alargará la vida del título siempre que la comunidad lo respalde.

Este modo online también cuenta con un editor de escenarios, por lo que la vida del título es prácticamente infinita, debido a todos los cambios que podemos realizar

Worms Battlegrounds_20140605135600

Si hay una cosa que baja puntos son las voces de los gusanos. Al menos en antiguas versiones, pudimos disfrutar de las voces de nuestros anélidos guerreros en un español bastante logrado y característico. Ahora, tendremos pocas opciones de voz para personalizar a nuestros gusanos, y todas en inglés. En principio, no es un aspecto que desentone o modifique el juego, pero hubiese sido bastante más gracioso. El resto de efectos de sonido, cumplen como cabría de esperar.

Worms img2

 

Conclusión:

Worms Battlegrounds es un juego que lo amas o lo odias. Contiene todo lo que ha hecho grande a la franquicia, con un control muy bien llevado a una consola, y respetando los gráficos y estilo visual visto en otras entregas. No se puede pedir más a un juego de esta índole, aunque para quienes hayan jugado a anteriores entregas, puede que lo encuentren como “mas de lo mismo”.

De lo que no cabe duda es que este nuevo Worms Battlegrounds, trae muchas horas de diversión, ya sea de forma local u online, y junto con los diferentes aspectos sociales como las ligas y equipos que se pueden crear, puede ser un juego muy a tener en cuenta si quieres echar una partidilla rápida de vez en cuando.

Gráficos: 7.5

Jugabilidad: 7.5

Sonido: 7.5

Duración: 9.0

Nota Final: 8.0

¿Qué te parecen las mecánicas de Worms Battlegrounds?

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here