Analizamos el juego de plataformas de DrinkBox Studios en su versión para Xbox 360.

tales-from-space-mutant-blobs-attack

Hace ya unos años, exactamente el 21 de Febrero de 2012 se lanzaba Tales from Space: Mutant Blobs Attack como título de lanzamiento de PSVita, pero no ha sido hasta este mes cuando por fin ha llegado la versión para Xbox 360 (y PS3).

PC_screen_frat1

Nos encontramos con un juego de plataformas en 2D, en el que controlaremos a una bola mutante de aspecto gelatinoso que tiene como objetivo comerse todo lo que le rodea. Tendremos que avanzar a través de los 24 niveles, haciéndonos poco a poco más grandes para así desbloquear los caminos hacia nuevas fases, ya que hasta que no alcancemos el tamaño suficiente no podremos ingerir ciertos objetos que nos permitirán seguir.

La jugabilidad a priori parece sencilla, tendremos un movimiento de salto, otro para golpear hacia abajo y dos habilidades especiales, poder mental para mover ciertos objetos y mecanismos a distancia y la capacidad de atraernos o repelernos sobre superficies metálicas. Pero será el escenario lo que nos lo pondrá difícil, habrá momentos en los que tengamos que hacer uso de todas estas habilidades para, o bien continuar, o hacer que caigan objetos que nos podemos comer y así crecer en tamaño.

Durante gran parte del juego avanzaremos rodando pero también habrá momentos en los que nos podremos suspender en el aire y movernos flotando, algo que mata la monotonía del sistema de manejo del juego. Además cada cierto número de niveles tendremos un minijuego de aspecto retro que también le dará frescura a la jugabilidad.

PC_screen_gamebro

Serán pocas las formas de “morir”: lo haremos directamente si somos aplastados por algún elemento móvil del nivel o alcanzados por los rayos láser, o se nos quitará una pequeña parte de vida si caemos a los pinchos o a las llamas. En los niveles superiores vendrán a por nosotros helicópteros, tanques y globos del ejército porque creceremos hasta un tamaño considerable.

El sistema de puntuación se basa en todo lo que nos comamos, habrá unas bolas que únicamente darán puntos pero todo aquello que nos haga crecer tendrá reflejada su puntuación en nuestro marcador, según la cantidad de puntos que obtengamos nos darán la medalla de plata o de oro en ese nivel. El tiempo que tardemos en acabar también nos dará una bonificación, pero hemos comprobado que para conseguir el oro en cada nivel (y por consecuente el logro que tanto buscamos) no hace falta pasar la fase en un tiempo determinado, es decir, la bonificación del tiempo no influye en la medalla pero sí en nuestra clasificación, en la que competiremos con jugadores de todo el mundo.

PC_screen_frat_B

A cada fase le dará un toque de rejugabilidad y exploración el hecho de que estarán escondidos ciertos mutantes que tendremos que “rescatar”. Algunos más ocultos que otros pero tampoco supondrán un gran reto.

Con lo que respecta al apartado gráfico,  Tales from Space: Mutant Blobs Attack hace uso de una estética “cartoon”, que nos recuerda mucho a ciertos dibujos animados durante los vídeos antes de cada nivel. Durante la partida vemos un nivel artístico más que notable para un arcade de plataformas, fondos muy ilustrados que concuerdan perfectamente con el mapeado jugable; éste pese a que jugaremos en 2D, contará con elementos que le darán profundidad pero que no intervendrán para nada en el juego.

Screen5

Nuestro pequeño mutante se deformará según la posición que adoptemos, cosa que será necesaria en algún que otro momento. Nos ha gustado mucho el detalle de la evolución de nuestro pequeño mutante, comenzaremos midiendo apenas 3 cm y al final de nuestra aventura alcanzaremos los 500 m de altura, eso hará que el mapeado también vaya cambiando; pues los edificios que antes recorríamos sobre ellos cual Godzilla, después serán devorados por nuestra bola mutante.

El apartado sonoro en donde seguramente más flojee el título, los efectos de sonido son aceptables y suficientes para colorear el recorrido, pero la música se hace muy repetitiva a pesar de no ser mala, serán 5 como mucho las canciones que oiremos durante todo el juego, cosa que nos cansará e incluso llegar a agobiar en ciertos momentos. Las voces son inexistentes ya que durante las animaciones harán gruñidos, algo que no desafina porque estarán acompañadas siempre de ilustraciones muy claras y efectos.

blob-9

Conclusión

Tales from Space: Mutant Blobs Attack es un buen juego de plataformas que nos hará salir de lo típico y disfrutar de las plataformas de una manera muy divertida. Una jugabilidad perfectamente adaptada al mando de Xbox 360 que no cansa, con varias formas de avanzar y que en algunos momentos nos lo pondrá difícil, no sobretodo para continuar y pasar el nivel, sino para obtener la máxima puntuación. Los gráficos son buenos como nos tienen acostumbrados hoy en día los títulos arcade, además de tener firma propia debido a su apartado artístico. Cómo pega a Tales from Space: Mutant Blobs Attack le ponemos su pobre apartado muscial, demasiado repetitivas y escasas las canciones de este juego, aún así los efectos de sonido no son malos.

Serán pocas las horas que jugaremos a Tales from Space: Mutant Blobs Attack (en 5 horas como mucho ya tendrás todos los logros del juego) pero nos hará desahogarnos de otros títulos y pasar un rato divertido. 

Gráficos: 8.5

Jugabilidad: 8.0

Sonido: 7.0

Duración: 7.0

Nota Final: 7.5

Comenta que te parece el juego en nuestro foro 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here