¿Eras de los que tenías libros con pegatinas intercambiables? ¡Pues entonces Stick it to the Man es tu juego!

 

 Stick it to the man foro

 

Como últimamente nos tienen acostumbrados, los arcades siguen tomando ventaja respecto a los juegos físicos en originalidad y nuevas propuestas. El juego que presentamos hoy mantiene esa tónica, con una combinación de humor y  aire fresco que está presente desde el principio a fin de la aventura. Los encargados de llevar a cabo Stick it to the Man han sido la desarrolladora independiente Zoink!,  cuyos trabajos siempre se han caracterizado por ser de un tono afable y revolucionario. El juego que analizaremos, pese  haber salido en PSN y PC hace unos meses, sigue siendo una buena compra para aquellos que sientan afinidad por Tim Schafer y el humor absurdo que destilan todas sus obras.

La expresión “stick it to the man” se utiliza en paises de habla inglesa cuando se quiere ofrecer resistencia a la policía u otro agente de la ley. Aunque aquí en algunos momentos esa frase puede tener cierto sentido, lo cierto es que el título más bien hace referencia a la acción de pegar (y despegar) ciertos objetos del escenario. Nosotros controlaremos a Ray, un chico al que por desgracia le cae un valioso experimento que estaba siendo transportado por avión. Cuando recupera el conocimiento tras el fuerte golpe, se da cuenta que saliendo de su cabeza emerge una gigante mano rosa, con la cual puede realizar ciertas acciones curiosas. La primera que aprenderemos será la opción de poder agarrarnos a puntos concretos del mapeado para poder avanzar en la pantalla. La segunda habilidad será la de poder leer la mente de todo aquel que se interponga en nuestro camino, y así conocer sus secretos y sentimientos más fuertes. A veces, estos pensamientos se pueden materializar, y gracias a la habilidad de agarrar y coger objetos que la mano también posee, seremos capaces de guardarlos para usarlos a posteriori en otros personajes. Básicamente, en eso consiste Stick it to the Man: leer pensamientos hilarantes de los personajes, para “despegar” lo que está pensando y volver a “pegarlos” en otro individuo, en pos de resolver puzles que nos hagan avanzar en la trama.

Stick it to the man img1

Aunque a priori la mecánica de sus rompecabezas parezca una acción monótona, nunca llegará a serlo. Uno de los motivos es el bello diseño artístico que posee todo el juego. Cada escenario, persona y elemento que veamos, estará hecho de papel, con las particularidades y sorpresas que esto puede acarrear. El ejemplo lo tenemos en ciertas habitaciones a las cuales podremos acceder si “pasamos página” al muro para de esa forma ver el interior. Por supuesto, los cambios de plano de cámara nos permitirán cerciorarnos que los personajes están diseñados en 2D, y que no poseen volumen (algo similar a lo que podemos encontrar en Paper Mario) aunque si que encontraremos profundidad y diferentes planos en el mismo escenario. Para rematar cada fase es única, con una ambientación muy acertada en todo momento y que nos invitará a seguir descubriendo los pequeños toques de humor que se encuentran escondidos tras cada pared.

También contaremos con enemigos, una agencia privada interesada en hacerse con el experimento, y que hará todo lo posible para atraparnos y sacárnoslo de la cabeza. En estos momentos nuestra mecánica cambiará a la infiltración, ser evitados y aprendernos las rutas que realizan para salir exitosamente de estos enfrentamientos. Aunque como el juego no se centra en este aspecto, siempre podremos salir corriendo hasta alcanzar una zona segura, en la cual los adversarios ya no nos podrán alcanzar.

Stick it to the man img2

Como juego “demente” que es, no esperéis encontrar coherencia en la mayoría de sus situaciones. Taxidermistas enfermos, psicólogos que necesitan acudir a psicólogos, enfermeras delirando, manicomios, el propio cerebro de Ray…todo llevado hacia lo absurdo para de esa forma poder realizar puzles incoherentes y pensamientos de los personajes muy graciosos y ocurrentes debido a la particularidad del contexto. Lo más divertido serán las fases donde estaremos metidos en el propio cerebro de Ray, con situaciones esperpénticas, inverosímiles y que harán que estés con una sonrisa en todo momento. Todas estas fases estarán separadas por capítulos independientes, que dan forma a una historia y que “pica”, ya que estaremos deseando ver como finaliza un episodio para poder empezar el siguiente.

Stick it to The Man_20140506161833

Como no podía ser de otra forma, la música también juega un papel fundamental en Stick it to the Man. El repertorio de canciones es variado, como los escenarios que visitaremos. Música country en la introducción, Blues y Jazz para las urbes o música caribeña cuando visitamos nuestro cerebro son algunos de los ejemplos que podemos encontrar. Todas encajan a la perfección, mención especial al tema cantado que abre y cierra la obra.

Las voces ,aunque en inglés, están llenas de matices. Aunque lo veamos traducido al español, no podremos evitar reírnos al “escuchar” el pensamiento de una gaviota, un perro desdentado o a un abuelete bailarín. No nos cabe duda de que Zoink! a querido mimar mucho este apartado y verdaderamente han conseguido que a través de sus pistas musicales y sus diálogos  mantenernos pegados al mando durante todo el devenir de la aventura. Muchos NPC´s, y cada uno con su voz particular, dotados de cierta personalidad y cada uno diferente es un hecho digno de alabar.

Stick it to the man img3

Conclusión

Pese a que Stick it to the Man es un arcade relativamente corto (unas 6 horas), son más que suficientes para disfrutar de un juego de principio a fin, sin altibajos en su magnífica historia ni el el planteamiento que nos propone de pegar y despegar objetos. Los diálogos con los NPC´s, los escenarios, las pistas musicales,…todo encaja a la perfección, creando un juego bastante sólido.

Si algo tenemos que achacar malo de Stick it to the Man, son unos saltos que no llegan a ser tan precisos como nos gustaría que fueran, pero para nada afecta a un título que centra su mayor baza en los puzles, y en hacernos reir con cada paso que demos. Recomendado a los jugadores que quieran un juego ameno y diferente, compra obligada a los fans del humor subrrealista “a lo Tim Schafer”.

 

Gráficos: 8.5

Jugabilidad: 9.0

Sonido: 9.0

Duración: 7.50

Nota Final: 8.50

¡Comentanos por el foro tus impresiones de Stick it to the Man!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here