INTRODUCCIÓN:
Suele pasar que cuando un juego propone una jugabilidad nueva y triunfa en las ventas, se suceden uno tras otro los clones o copias de dicho título. Es el caso de este “Quantum Theory” realizado por “Koei Tecmo” que se limita única y exclusivamente a “intentar clonar” al genial “Gears of War” y claro como suele pasar en estos casos, el resultado es un juego de talla y aspecto visual mediocres comparado con el buque insignia de Epic. El juego fue anunciado en un principio como una de las grandes exclusivas de ps3 para rivalizar con Gears of War, pero pronto Sony abandono dicha exclusiva y viendo el resultado final entendemos porque.

Analizar la historia de este juego no es tarea fácil, pues no es más que una excusa para matar y matar hasta llegar al final, la verdad es que esta muy poco trabajada y sobretodo muy mal narrada, aun así intentaremos contaros algo de él. El protagonista, un extraño ser con aspecto humano llamado Syd, debe entrar en una inmensa torre que ha brotado del suelo debido a la acumulación de diablosis y llegar hasta lo más alto para destruirla. La diablosis es una extraña sustancia que convierte en monstruos a todo lo que pilla y no queda muy claro de donde ni porque sale, ya os decimos que la historia es una mera excusa para lo que realmente importa, matar a todo lo que se mueva.

APARTADO TÉCNICO:
A priori el juego se parece mucho al gran Gears, pero pronto se empiezan ver terribles diferencias. Las texturas en general son bastante pobres, sobretodo en lo que ha escenarios se refiere, a pesar de que el juego se retrasara para mejorar el aspecto gráfico parece que no fue suficiente, no es que sea malo del todo gráficamente pero cuando tratas de clonar un gran juego, el no compararlo se hace imposible y la verdad es que palidece en la comparación. Podrimos decir que la sensación que transmite por momentos es que  estamos jugando a un Gears of War de la pasada Xbox. Lo que podríamos destacar en su favor  es que hayan intentado dotarle de personalidad propia, dándole un cierto aire oriental en los escenarios y en el diseño de Filena, el personaje femenino que nos acompañara en casi toda la aventura, sin embargo se hace raro jugar con un “Marcus” en un mundillo a lo “Final Fatasy” y tampoco visualmente acaba de cuajar.

La banda sonora es de lo mejor que aporta este título, seguramente porque es en lo único que se desmarca de su espejo. La música aporta un toque de adrenalina a las escenas de acción y emotivo a los momentos más épicos como solo los japoneses saben hacer. El juego viene en inglés pero subtitulado al castellano, aunque si hubiera venido solo al inglés tampoco nos hubiéramos perdido nada.

JUGABILIDAD:
Como no podía ser de otra forma, en la jugabilidad el clonado es también absoluto, todo consiste en parapetarse, rodas por el suelo, correr agachados para esquivar las balas ¿os suena de algo?, por supuesto los enemigos hacen lo mismo que nosotros pero con una I.A. muy por debajo del título de “Epic”, casi siempre basta con apuntar al último sitio donde asomaron la cabeza, esperar a que la vuelvan a sacar y disparar. Las armas son escopetas, metralletas, lanzacohetes… y con aspecto casi calcado al famoso “Lancer”. A pesar de todo el control y las posibilidades al parapetarse no son las esperadas ni tampoco su sistema de puntería que en muchos momentos hace aguas. Sin embargo aquí también han intentado poner su toque de originalidad los chicos de “Koei” y podemos hacer ataques combinados con Filena como por ejemplo lanzarla a distancia contra los enemigos para que ella los remate con su espada, una idea genial pero que deberían, haber trabajado más.

El modo online no permite la campaña en cooperativo, una pena y raro que no lo hayan copiado también, lo que si han copiado es el resto de modos de juego online competitivos que son los clásicos, todos contra todos y por equipos con sus variantes clásicas, hay que decir que las partidas tienen una estabilidad total y no sentiremos ni lag, ni caídas raras de las partidas.

Lo mejor:
Que recuerde tanto al Gears, ayuda a hacer la espera más corta.
Los ataques combinados.
La banda sonora.

Lo peor:
Que a veces no se parezca al Gears lo suficiente.
La historia esta muy mal narrada.
Texturas de baja calidad.

GRÁFICOS: 6
A pesar de parecerse terriblemente al juego de Marcus se nota mucho la diferencia en escenarios y enemigos sobretodo, con un texturizado muy pobre.

ARGUMENTO: 5
La historia es solo una excusa para avanzar y liquidar enemigos pero lo peor es que cuesta seguirla por  la mala narración que se hace.

JUGABILIDAD: 6
No es mala del todo, pero claro si has jugado al Gears te quedas como a medias, parece que como si fallara en todo.

SONIDO: 8
A pesar de estar en ingles, eso si subtitulado al castellano, tiene una banda sonora de calida notable, aportando cierta emotividad al juego a pesar del mal argumento.

DURACIÓN: 7
Ni más ni menos que cualquier juego de este tipo, una 6-8 horas dependiendo del jugador y de la dificultad elegida, además el modo online alarga su duración.

CONCLUSIÓN:
Clonar un juego de tanta calidad es tarea difícil pues es imposible no compararlos, si has jugado al juego de Epic te dejara con la sensación de ser un juego en desarrollo o de ser de otra generación sino te parecerá un juego aceptable. Si eres un amante de la acción no te disgustará.

NOTA FINAL: 6.5


 

 

Dejar respuesta