max-the-curse-of-brotherhood

¿Hasta dónde estarías dispuesto a llegar para salvar a tu hermano? Encarnamos a Max, un hermano mayor en serios apuros si no consigue salvar a su hermano de las malvadas manos de Mustacho.

MAX: The Curse of Brotherhood es un juego de plataformas con puzzles en 2D de la mano de Press Play y desarrollado con uno de los motores gráficos que más está sonando últimamente, el motor Unity.

Tendremos que aventurarnos en las mágicas tierras creadas por un equipo de artistas el cual no han descuidado ningún elemento en sus diferentes niveles que nos iremos encontrando en los 7 capítulos repletos de puzzles, éstos no solo harán que tengamos una experiencia de juego agradable y divertida, si no que también nos harán comernos la cabeza de la manera más divertida posible.

Max: The Curse of Brotherhood

Entender el desarrollo de la historia es bastante fácil. Todo empieza cuando el hermano mayor y protagonista, Max, quiere librarse de su hermano pequeño, Félix, por pesado. La manera para hacer que desaparezca es conjurar un hechizo que encuentra por el buscador de Internet “Giggle”, creo que no hace falta decir que es un pequeño guiño gracioso a Google. Acto seguido cuando ve que su deseo se ha concedido se arrepiente y se tira hacía el portal mágico para salvar a su hermano. Allí descubrirá los malvados planes de Mustacho y cómo conseguir sobrevivir y avanzar gracias al rotulador mágico y a sus habilidades para dibujar.

La mecánica y jugabilidad es bastante intuitiva, así también lo pensaron los chicos de Press Play, ya que el único tutorial o ayuda que hay en todo el videojuego es para aprender a utilizar algunas habilidades del rotulador mágico, accesorio indispensable que no tardaremos en conseguirlo.  Nos encontraremos, como en cualquier juego de plataformas o puzzles, con una dificultad progresiva que nos facilitará nuestro aprendizaje y a obtener los conocimientos necesarios para ir superando los puzzles.

Max: The curse of brotherhood

A medida que vayamos avanzando en nuestra cruzada para salvar a Félix, nos iremos encontrando con unos dichosos ojos que podremos ir destruyendo, estos ojos los utiliza Mustacho para espiarnos. Un total de 75 ojos, los cuales la gran mayoría son fáciles de ver pero más de uno nos costará un pelín encontrarlos o alcanzarlos y aquí es donde podemos llegar a encontrarnos con algún puzle que nos podría hacer enloquecer.

No podemos olvidarnos que en los primeros capítulos nuestro rotulador mágico irá aumentando de habilidades, haciendo así que los puzzles sean más completos y divertidos, dejando así los capítulos más tediosos para el final.

Otro “extra” que nos encontraremos, más o menos uno por nivel, son piezas de un amuleto. Éstos, un total de 18 piezas, serán mucho más difíciles de encontrar que los ojos y nos veremos con algunos puzzles verdaderamente difíciles para lograr conseguir una de estas piezas.

En algunos niveles deberemos mover objetos del mapa, casi siempre rocas o cajas, con estos objetos conseguiremos la gran mayoría de ojos o amuletos ocultos del nivel, sin olvidar que en contadas ocasiones debemos jugar bien con la coordinación de nuestras habilidades y los objetos dinámicos del nivel.

Max: The Curse of Brotherhood

Uno de los puntos que más destacan de MAX: The Curse of Brotherhood es su continúa acción, no habrá momento para pedir un café o irnos al baño. El juego está bañado entero de toques de tensión y sorpresas. Buenos momentos pasaremos cuando se derrumba el suelo bajo nuestros pies o cuando nos persiga lava o algún monstruo.

Siempre atento, ese es mi consejo amigo. En cualquier momento puedes caer en alguna trampa, se caiga alguna roca encima de ti o se rompa el suelo por el que andas. Estos pequeños momentos son los que harán que estés bien pendiente durante todo el juego, consiguiendo así una experiencia de juego completa y distraída.

Si hay algo que no nos podemos olvidar son los enemigos, en un principio solo podrás evitarlos o esquivarlos, podremos ver que junto a la progresión de la dificultad de los puzzles también irá la ferocidad de los enemigos que nos vayamos encontrado, por suerte éstos no son demasiado listos y podremos superarlos sin sudar la camiseta.

Max: The curse of brotherhood

Si bien tenemos una facilidad con la que vamos aprendiendo a superar los puzzles gracias a la dificultad progresiva, en los primeros capítulos veremos como nuestro rotulador tendrá vida propia y nos hará pinceladas de lo que nos espera en los futuros capítulos. En estas ocasiones, nuestro rotulador aprenderá alguna habilidad nueva y nosotros sabremos cómo combinarla con las habilidades que ya conocíamos.

Ahora vamos a ser un poco más técnicos, el punto más fuerte que hemos podido encontrar es en el aspecto visual y no por los gráficos que presenta Max: The Curse of Brotherhood, si no por el apartado artístico y de iluminación de los escenarios, siendo estos una maravilla para nuestros ojos. Han sabido dar un toque extra en este 2D de plataforma gracias a la cámara, que se alejará o se acercará en algunos trozos del nivel, haciendo nuestra aventura un poco más dinámica.

Otro punto a favor es la rápida carga de las pantallas después de cada muerte. Los que habéis jugado ya lo sabéis, pero para los que no la muerte estará presenta más de lo que vosotros imagináis y es de agradecer que no tarde en cargar otra vez la pantalla, junto a esto podemos añadir que hay puntos de control muy cerca uno del otro que facilitan aún más ir avanzando en los distintos niveles.

Por último, me gustaría destacar que la verdadera dificultad la encontraremos si queremos hacer todos los logros del juego, ya que serán éstos los que nos exigirán un poco más que el propio juego.

Conclusiones:

Un juego de plataformas y puzzles recomendados para cualquier fan de ambos géneros, teniendo sus partes de habilidad y otras de pensar que no nos dejarán indiferentes y menos cuando se mezclan tan bien a la perfección. Juego cuidado en todos los detalles como el apartado visual sin destacar demasiado en gráficos saca un sobresaliente en el apartado artístico, incluso en el sonido que nos hará meternos más aún en nuestra aventura.

Si tenemos que buscar algún punto negativo o menos cuidado, lo encontramos en que la verdadera diversión del juego se la dejan para los dos últimos capítulos, teniendo así 5 capítulos que nos sabrán a poco después de jugar al sexo y séptimo.

 

¿Qué opinión tenéis de MAX: The Curse of Brotherhood para Xbox One?

Gráficos: 8.

Jugabilidad: 9.

Sonido: 9.

Duración: 8.

Nota: 8,50.

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here