No  es de extrañar que tras el éxito que están cosechando muchos juegos en los dispositivos móviles las compañías encargadas de desarrollar dichos juegos quieran hacer llegar sus títulos a más personas y experimentar el lanzamiento de éstos en consolas. Es así que muchos juegos desarrollados y pensados para móviles han llegado en los últimos años a los usuarios de Xbox 360 y Xbox One como Nutjitsu, Angry Birds, Riptide GP2 y ahora Jet Car Stunts, juego que vamos a analizar en este artículo.

Uno de los principales problemas que se encuentran este tipo de lanzamientos al lanzarse en consolas es la sencillez de éstos mismos debida a que sus planteamientos suelen ser enfocados a ofrecer una experiencia de partida corta y rápida para amenizar la espera en el tren, en una sala de espera, por ejemplo. Por lo que nosotros los usuarios de consola nos preguntamos sí este tipo de producto se adapta a nuestras exigencias.

Jet Car Stunts se adapta ahora a Xbox One tras su éxito en móviles y su llegada a consolas de anterior generación, Xbox 360 y PS3. Y como comentábamos en el párrafo anterior se trata de un juego sencillo en todos sus apartados que no destaca en ninguno, pero que quiere hacernos pasar un tiempo divertido y ameno. Sin embargo, pronto nos damos cuenta que más que divertirnos en más de una ocasión nos frustraremos debido al gran reto que supone acabar un solo nivel de los más de 50 que nos ofrece este juego.

jetcarstunts

En Jet Car Stunts tratamos de trazar los circuitos más inverosímiles que hayamos visto en nuestra vida con un coche capaz de surcar los aires gracias a un propulsor y unas placas aerodinámicas. Sí, como habéis leído surcaremos los cielos y eso es debido a que los circuitos de este juego están situados en el aire y éstos están representados por unas formas geométricas muy básicas y planas.

Como comentábamos, a priori, el juego debido a su estética parece que vaya a ser un paseo plácido y tranquilo, pues ni de lejos es así, ya que desde que comenzamos el tutorial y nos enseñan a manejar el vehículo por los aires empezaremos a tener dificultades para poder lograr nuestro objetivo que es llegar a meta. Veremos cómo nuestro coche se desintegra en mil pedazos una y otra vez y es que la mecánica del juego se basa en el ensayo y error, pero ojo que el juego nos limita el número de reintentos a 10 y si llegamos a esa cifra deberemos comenzar el nivel desde el principio.

Dejado de lado la excesiva dificultad del título comentar que el juego dispone de tres modalidades de juego. El modo Plataformas, un modo que lo podemos considerar como el principal en el que tendremos que superar una serie de circuitos pasando por unos puntos de control que irán rellenando nuestra barra de turbo y empezarán por la dificultad muy fácil hasta llegar a la muy difícil, un reto no apto para todos los jugadores. Por otra parte, tenemos el modo Contrarreloj en el que correremos contra el reloj. Y finalmente, tenemos el modo Coleccionista en el cual deberemos recoger unas estrellas situadas en ciertos puntos del escenario antes de llegar a meta.

jetcarstunts1

Éste último modo es el más desafiante, sin lugar duda, ya que los objetos coleccionables que debemos conseguir están situados en unos lugares de difícil acceso. Deberemos dar lo mejor de nosotros mismos para poder conseguirlos debido a que casi siempre estarán en alturas muy complicadas de alcanzar.

Esos son los tres modos que nos ofrece este juego en los cuales en ningún instante estaremos solos ya que en todo momento gracias al marcador mundial del propio juego tendremos un fantasma de otro jugador como referencia que nos retará a superarle y hacerlo mejor que él. Además, como habréis podido comprobar no hay ningún modo multijugador el cual pensamos le podría haber sentado de maravilla y alargaría aún más la vida del título.

Respecto al apartado jugable que hasta ahora no habíamos comentado nada hemos de decir que el manejo es un tanto irregular ya que en ocasiones tenemos la sensación de no tener el control del vehículo además de la gran dificultad de manejarlo en los momentos aéreos en los cuales hace falta precisión y parece que no la tengamos. No obstante, se deja jugar sin más problemas que los descritos anteriormente.

Salta a la vista que Jet Car Stunts no es ningún alarde a nivel visual y bueno tampoco es que lo pretenda, aun así su apartado técnico, al igual que los demás apartados, es muy sencillo. Por lo general, predominan los colores vivos y fuertes con un diseño geométrico bastante plano. Sin embargo, los escenarios están bien diseñados y bien ideados, realmente es aquí donde destaca este juego y el motivo por el cual el juego tiene tanta dificultad.

El apartado sonoro hace sus pinitos aunque tampoco destaca. Cuenta con algunas pistas que acompañan la acción, las cuales son un tanto machaconas y poco variadas que en seguida aborreceremos ya que éstas son escasas y poco variadas. Todos los textos del juego están localizados perfectamente al castellano y el precio al que se encuentra juega mucho a su favor por el contenido que ofrece, su precio es de 4,99€.

 ¿Qué opinión te merece este análisis y el juego?

Puntuación
Gráficos
50 %
Sonido
50 %
Jugabilidad
50 %
Duración
65 %
Compartir
Artículo anteriorNovedades en la actualización de abril de Xbox One
Artículo siguienteVideoAnálisis de White Night
Redactor y analista experimentado que aporta su opinión sobre videojuegos y nos informa de las últimas novedades de los videojuegos como su activa aportación en el foro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here