Tras su paso por PS4 y ordenadores a principios de año llega ahora a XBOX ONE Firewatch, el sorprendente debut del estudio Campo Santo.

¿Has sentido alguna vez la necesidad de alejarte de tus problemas y huir donde nadie pueda recordar tus errores? Algo así debió sentir Henry, el protagonista de Firewatch, cuando aceptó el puesto de guarda en los bosques de Wyoming. La verdad es que no había sido nada fácil convivir con la enfermedad de su mujer. Cada día se preguntaba si sus decisiones habían sido las correctas. Henry no acudió a la montaña en busca de respuestas sino más bien a olvidarse de las preguntas.

Con este planteamiento comienza la opera prima de Campo Santo. Hablamos de un estudio independiente formado entre otros por responsables de la saga The Walking Dead, de Telltale Games. Así que no sorprende que este Firewatch centre su atractivo en una más que interesante narrativa, quizás por encima incluso de la historia que se nos cuenta.

 

SIENDO EL GUARDABOSQUES

La jugabilidad de Firewatch es por tanto sencilla y podemos decir que limitada. Se presenta como un walking simulator, un juego en el que se nos va destapando una historia a medida que caminamos y realizamos acciones básicas. Quien imaginó que este sería un juego de supervivencia o exploración debe quitarse esa idea de la cabeza para disfrutar de las bondades de Firewatch. De hecho la exploración se reduce a pequeñas sorpresas que podemos descubrir en forma de notas o bonitos lugares que fotografiar, nunca muy alejados de los senderos principales.

fire2

Amonestar a campistas poco responsables o investigar la falta de suministro eléctrico serán algunas de nuestras responsabilidades como guardabosques. Estas tareas nos serán asignadas mediante un walkie-talkie por Delilah, nuestra jefa y único contacto humano. No tardaremos mucho en descubrir que la relación que se establece entre Delilah y Henry es el verdadero núcleo del juego.

 

SIENDO HENRY

Firewatch no va sobre un guardabosques que hace cosas. Firewatch va sobre las relaciones (con los demás y con uno mismo), sobre la culpa y sobre la pérdida. Nos permite meternos en la piel de Henry y tomar algunas decisiones por él, sin dejar de ser Henry. No intenta que seamos Henry. Hablamos por él, tomamos algunas decisiones sobre su pasado… pero solamente para conseguir que algo de nosotros esté en él mientras mantiene intacta su personalidad.

A lo largo de la aventura se irán destapando nuevas historias, con Henry y Delilah casi empujándonos a llenar huecos, a construir hipótesis como si fuésemos parte del equipo de guionistas. El problema es que tenemos exactamente la misma información que posee Henry, por lo que quizás pequemos de ingenuos si creemos ser mucho más listos o más espabilados que él.

Sin duda estamos ante un juego muy interesante desde el punto de vista narrativo. Consigue ser minucioso sin ser pesado, ser rico sin ser cargante y que terminemos el juego sintiéndonos gratificantemente manipulados por la gente de Campo Santo.

fire3

SIENDO EL JUGADOR

El apartado artístico de Firewatch está realmente cuidado. Su estética puede gustar más o menos, pero su propuesta sencilla y preciosista es innegablemente premeditada. Disfrutaremos de hermosas vistas y momentos inolvidables que inmortalizar con nuestra cámara. Pese a ello muchos modelados son más pobres que minimalistas, una frontera siempre difícil de establecer.

En cuanto al sonido es necesario destacar la excelente labor de los dos actores que interpretan a Henry y Delilah, por supuesto en inglés. Por suerte el juego llega subtitulado a un perfecto castellano. La música cumple a la perfección, siguiendo la tónica minimalista de todo el apartado artístico. En determinados momentos personalmente pienso que peca incluso de obvia. Es esa sensación de que la música casa perfectamente con el juego, pero que no aporta nada más de lo que ya había.

Por desgracia el juego sufre de algunos problemas de rendimiento bastante graves. Es de esperar (como ocurrió en su versión para PS4) que estos se corrijan al menos en parte con un parche post-lanzamiento. Pero lo cierto es que los problemas de generación de objetos, bailes de sombras y, sobre todo, caídas de framerate existen a día de hoy. No llegan a destrozar la experiencia debido al tipo de juego del que se trata, pero desde luego la empañan bastante.

fire1

SIENDO EL CONSUMIDOR

A las 4 horas que dura el modo principal del juego hay que sumarle dos nuevos extras añadidos para la ocasión: el modo Audio Tour y el modo libre. El primero es la campaña original con comentarios de los creadores y muchísima información y curiosidades tanto para los amantes del juego como para los interesados en el mundo de la creación de videojuegos. Por desgracia estos comentarios nos llegan sin subtítulos en castellano. El modo libre nos permitirá explorar todo el bosque a nuestro antojo y añade algunas sorpresas escondidas por parte de los desarrolladores.

Sin duda uno de los títulos independientes del año y un ejemplo más de que no hacen falta grandes alardes técnicos (ni historias grandilocuentes) para hacer un buen videojuego.

 

 

3 Comentarios

  1. Buen análisis, la duración me hecha mucho para atras por 20 € se lo podían haber currado un poco más 🙂

    La duración créeme que es la ideal para lo que cuenta y como lo cuenta. Ya el precio es algo más subjetivo, a mi la experiencia me ha valido la pena, aunque comprendo el punto de vista [emoji6] [emoji6]

    Sent from my Aquaris M5 using [URL=http://r.tapatalk.com/byo?rid=90900]Comunidad Xbox mobile app[/URL]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here