La promoción Summer of Arcade de Microsoft de este año 2012 llega a su fin y el último título en llegar es Dust: An Elysian Tail, una aventura Hack’n Slash en 2D con pinceladas de rol. El juego ha llegado sin hacer mucho ruido no como otros que han salido de la misma promoción como Tony Hawk’s, DeadLight o Hybrid a los que se ha dedicado una campaña publicitaría más exhaustiva. Así que Dust es el gran tapado pero podemos aventurarnos a decir que es un muy buen juego a tener en cuenta.

Emprendemos nuestra aventura después de despertar en un bosque y descubrirm que nuestro personaje Dust no recuerda nada de su pasado, ni de sobre quién es. Seguidamente se le aparece una espada ancestral llamada Ahrah que le explica que ha sido llamada por él. A esta espada le sigue un personaje que dice ser la guardiana de la espada, Fidget, que es una especie de mezcla entre un gato y un murciélago. Tras estas breves presentaciones nuestros protagonistas emprenden un viaje para recuperar los recuerdos de Dust.

Nos encontramos frente un juego al cual se le ha dedicado gran esmero y se nota en el argumento ya que este está bastante elaborado. Durante toda la aventura no cesaran los diálogos ya sean entre nuestros protagonistas o con lo diferentes personajes con los que nos iremos encontrando. El guión trata temas con carácter maduro como es la pobreza, el racismo, el odio y la guerra. Los personajes están bien trabajados y cada uno tiene una personalidad bien definida y los tres forman un grupo de lo más curioso.

Humble Hearts, desarrollador de este título, ha proporcionado a su título estrella un amplio mundo que el usuario debe explorar a su gusto consiguiendo habilidades como (deslizarse por el suelo, magias, doble salto, etc.)y unas llaves que nos servirán para abrir los numerosos cofres de tesoro. Estas características en el juego nos recuerdan a los antiguos Castlevania o los primeros Metroidvania.

Como decimos la vertiente de exploración juega un gran papel y es casi imposible seguir el hilo principal sin adentrarse en las diferentes zonas secretas gracias a las diferentes habilidades con las que cuenta Dust. Pero Dust no tendrá todas estas habilidades desde el principio sino que nos las irán dando a medida que avancemos. Una vez tengamos una cierta habilidad por ejemplo la de deslizarse por el suelo sentiremos una fuerza que nos empuja a explorar las zonas que antes no podíamos entrar haciendo que nos enganchemos tremendamente al juego por lo adictivo y atrayente que esto resulta.

Pero no todo iba a ser exploración en Dust: An Elysian Tail, este título también cuenta con un componente de acción muy alto de hecho no paramos de enfrentarnos a infinidad de enemigos (monstruos y unos jefes finales muy bien trabajados y bien justificados). Esta acción viene de la mano de un sistema de combate muy correcto. Con el botón X hacemos el ataque básico y con Y podemos hacer un molinillo con la espada. También podemos combinar el molinillo de la espada con las magias de nuestra inseparable compañera Fidget, la gatiélaga, pulsando el botón B para causar unos daños muy considerables a los enemigos. Además con los gatillos LT y RT podremos esquivar los ataques haciendo una estocada hacía la izquierda o hacía la derecha respectivamente.

Todo esto conforma un control muy fluido, frenético, intuitivo y fácil. El juego cuenta con una gran variedad de enemigos (monstruos los llaman en el juego).  Cada enemigo es vulnerable a un tipo de ataque ya sea golpes cuerpo a cuerpo, magias, etc. haciendo que tengamos que averiguar el mejor ataque para combatirlos. Los enemigos en los escenarios se mueven con fluidez y eso que suele haber muchos en pantalla lo que en algunas ocasiones dificultara nuestro avance. Los escenarios también nos ponen las cosas difíciles ya que nos encontramos con numerosos pinchos, estalactitas que se caen, fuertes vientos que nos empujan hacía elementos peligrosos, plataformas móviles que más de una vez nos hará la vida imposible.

Como hemos mencionado al principio el juego cuenta con varios elementos de rol que aunque no son profundos mejoran la experiencia jugable. Uno de los elementos de rol es que cada vez que subimos un nivel recibimos una gema para canjearla por un punto para subir ya sea en vida, ataque, defensa o las magias de Fidget. Después desde el inventario tenemos acceso a objetos para restaurar nuestra salud, mejorar nuestra arma mediante un objeto para que tenga más ataque igual que la armadura y equiparnos un anillo y un colgante para ganar defensa y algún que otro punto de suerte.

Dust: An Elysian Tail destaca en muchos aspectos como los ya mencionados pero sin duda su punto fuerte se encuentra en su duración y dificultad. El juego en la dificultad normal nos puede llevar terminarlo entre unas 10 o 13 horas si vamos al grano y sin atascarnos cosa que es muy probable en este juego. Aunque si queremos conseguir el 100% del juego para sacarle el máximo jugo la cifra de horas se dispara a las 20 horas tranquilamente cosa poco común en los títulos arcade.

Que el juego dé tantas horas de juego es gracias a la gran cantidad de misiones secundarias por hacer y también a los desafíos de arena donde nos enfrentamos a muchos enemigos como en otros juegos que tienen esta modalidad de juego. En cuanto a la dificultad se refiere tenemos cuatro modos el fácil, normal, duro y extremo. En las dos primeras será como si diéramos un paseo pero las dos últimas sudaremos la gota gorda para poder pasarnos el juego.

Gráficamente Dust: An Elysian Tail luce de maravilla. Presenta unos escenarios muy vivos con gran variedad de colores en la paleta, recargados, variados, llenos de colorido y muy bien detallados en general un diseño artístico de libro que se aprecia genial y además sabiendo que los dibujos han sido hechos a mano. Y a este apartado artístico le tenemos que añadir unas animaciones de lo más fluidas, dinámicas y que resultan muy naturales.

Como parte negativa hemos de decir que hemos experimentado en muchas ocasiones ralentizaciones en el juego sobre todo después de guardar partida o cuando cogemos algún objeto coleccionable suponemos que será algo fortuito y que se arreglará en un futuro. También decir como punto negativo que algunas ilustraciones en las conversaciones o animaciones en vídeo no están trabajadas como lo podrían estar, cosa que merma un poco.

Y si a un apartado técnico casi excelente le sumamos un apartado sonoro bueno ya hacemos una mezcla estupenda. El juego cuenta con una banda sonora ambiental que acompaña a las mil maravillas las aventuras de nuestro protagonista. Los efectos sonoros están bien cuidados son claros, nítidos y contundentes. Y el juego cuenta con un doblaje al inglés que cumple aunque a nosotros nos llega subtitulado en español.

Conclusión:

Dust: An Elysian Tail es un juego de los que dejan mella por su calidad tanto en su apartado técnico como en todos sus aspectos. Es una aventura que a nivel jugable es una delicia aunque a alguno se le pueda hacer algo repetitivo por la mecánica de combate pero que cuenta con una buena historia. Un título muy recomendable para todos aquellos amantes del género Hack’n Slash y además de las 2D. A diferencia de otros muchos juegos de su tipo este si merece los 1.200 MP que vale.

Lee los comentarios de este análisis en nuestro foro de Xbox 360.

 Jugabilidad: 9

Sonio: 8,5

Gráficos: 9

Duración: 9,5

Nota Final: 9

 

 

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here