¿Un juego de lucha con sólo dos botones? Esta es la loca propuesta que nos propone Divekick.

divekick foro

Hay veces que uno no entiende cómo un producto puede triunfar, pese a tener mecánicas que van contra la naturaleza del mismo videojuego. Debe ser por nadar contracorriente, por su simpleza o por su particular sentido del humor, pero One True Game Studios con  Divekick se hizo un hueco mediante kickstarter el año pasado, apareciendo en PS Vita, PS3 y Steam, dando ahora el salto a la next-gen manteniendo su propuesta tan descabellada. Si estás cansado de juegos de lucha donde tienes que aprenderte infinidad de combos, puede que des con tu juego estrella con Divekick.

Para empezar, debemos que decir que Divekick es una parodia a todos los juegos de lucha, cogiendo elementos de diversos títulos para conseguir lanzar un producto que se ríe de los tópicos que son habituales en este tipo de mecánicas (Street Fighter, Marvel vs. Capcom o Mortal Kombat son algunos de los referentes a los que alude el juego). La más común y la que da el mismo nombre al título, es la capacidad de saltar (dive) para después realizar una patada aérea en picado hacia el suelo (kick) vista en infinidad de títulos de esta corte. Con sólo este movimiento tendremos que ser capaces de derrotar a un plantel de luchadores que usarán la misma técnica que nosotros. Y, literalmente, decimos “con solo este movimiento” puesto que el juego prescindirá del uso de stick o cruceta: sólo con dos botones tendremos que ser capaces de movernos del escenario y derrotar a nuestro rival.

divekick img1

Para añadir más emoción al juego, la partida se acabará cuando el primero de los dos contrincantes impacte con una patada al otro. Esto hará que toda su barra de vida baje, independientemente de la zona golpeada. Como podréis imaginar, tendremos que engañar al rival, esperar nuestro momento de atacar y tener buenos reflejos para salir victoriosos del encuentro. Como son combates “al primer toque”, cada enfrentamiento lo vencerá quien primero llegue a 5 rondas ganadas, cada una con un tiempo límite de 20 segundos (suficiente en la mayoría de los combates, puesto que algunos no nos durarán ni 5 segundos…).

Pese a esta simpleza inicial, bien cabe decir que los 14 luchadores que tendremos a nuestra disposición contarán con movimientos especiales, diferenciados unos de otros. Cada luchador tendrá dos técnicas especiales: una para usar en el suelo y otra para usar mientras estamos en el aire. Su ejecución es simple: bastará con pulsar los dos botones a la vez. Aparte de estos movimientos especiales, si llegamos a llenar la barra que nos permite ejecutarlas, alcanzaremos un estado de incremento de velocidad que puede durarnos varias rondas si lo administramos bien. La estrategia no falta en los combates, ya que si impactamos con una patada en la cabeza del contrario se producirá un “headshot”, y toda su barra de vida se vaciará, además de comenzar la siguiente ronda con menos velocidad de lo normal.

divekick img3

Los personajes que pelearán en Kickdive son únicos e inigualables cada uno de ellos. Pasando por el soldado con botas en las manos, por la típica karateka, un lobo con un puro, hasta divertidos cameos como Johnny Gat, de la saga Saints Row. Aparte de contar con las habilidades únicas que hemos mencionado, cada uno de ellos tendrá una forma de combatir ligeramente distinta. Ciertos personajes serán más rápidos, otros saltarán más, algunos tendrán una patada más en picado que el resto, y por el contrario, otros tendrán una patada con la que iremos “planeando” por el escenario. En el gusto personal está la elección, asi que será el jugador quien decida que luchador es más acorde con su estilo de lucha. Parodiando también a clásicos de lucha como Marvel vs. Capcom, antes de comenzar a repartir patadas podremos elegir una gema de poder que nos potenciará una habilidad específica (velocidad de recarga, de patada, etc…) incluso podremos cambiar las skins de los personajes. El punto negativo viene por parte de los escenarios, bastante insulsos y repetitivos, podrían tener algo más de variedad y dinamismo en sus fondos.

La edición que nos llega a la next-gen, denominada Divekick: Addition Edition, contiene ligeros cambios respecto al original. La primera de ellas, un “leveleado” de los personajes, la introducción del pad direccional exclusivamente para los menús iniciales , así como un arreglo de ciertos bugs que presentaba el título entre otros pequeños ajustes.

divekick img2

Entrando de lleno en el apartado gráfico, no esperéis ninguna proeza técnica, ya que no está diseñado para eso. Cada figura tiene un contorno destacado en negro, muy al estilo cell-shading que es llamativo por su gran paleta de colores, pero que no ofrece mucho más (ni tampoco se espera, sea dicho). Solamente las animaciones de los luchadores, así como diferentes interfaces del título podían haberse pulido un poco más, para ofrecer un juego con mejor calado gráfico, ya que de diseño, como hemos mencionado, cada personaje es muy particular y bien logrado.

Como es típico de los juegos de lucha, contaremos con varias modalidades de lo más comunes. El modo versus, para pelear contra la máquina, un modo online para competir contra otros usuarios, y el modo historia: el principal de Divekick. En este modo cada luchador tendrá una trama narrada a través de escenas dinámicas, que serán tan intrascendentes como aburridas. Ya que el juego consiste siempre en la misma acción, al menos podían haber elaborado una historia con algo más de relevancia, pero en su lugar se queda en una mera anécdota al principio y final de cada luchador. Advertimos que la vertiente online no contiene muchos jugadores, por lo que es difícil establecer una partida con otros usuarios, pero si jugamos contra otro amigo que también posea el juego puede dar lugar combates de lo más apasionantes.

El juego está completamente en inglés, tanto texto como el doblaje. Las voces, están dotadas de un tono claramente japonés que van acorde con Divekick pero se queda en mera anécdota. La música, presente en los combates no desentona en ningún momento, y nos ofrecen tanto cortes lentos como temas más rockeros, dependiendo de nuestro adversario. La peor parte se la levan los efectos de sonido, como el sonido de las patadas, de los ataques especiales, etc., muy básicos y podían haber incluido una mayor cantidad, para dotar a los combates de algo más de frenetismo e inmersión.

divekick img4

Conclusión

Divekick destaca sobre todo por su parodia a los juegos de lucha. Se ríe de ellos (siempre en el buen sentido de la palabra), recoge sus elementos que los hizo personales y los fusiona con la particularidad de jugar con solamente dos botones. Pese a ser un juego de 1 vs. 1, que la gente no se confunda, ya que nada o poco tiene que ver con un juego de lucha al uso: aquí cuenta más los reflejos y la fortuna antes que aprenderte los combos de cada personaje.

Un juego muy simple, pero que de ser tan simple a veces peca, como unos escenarios vacíos, la inexistente trama del modo historia, o un online que apenas tiene jugadores. Aun así, hay que saber tratarlo como es, un juego con el que echar combates de 20 segundos para cuando tengamos un ratillo, y que seguramente disfrutemos más cuando nos enfrentemos contra un amigo que contra la propia máquina. Aunque parezca mentira, al final Divekick contiene algo que acaba “picando” al jugador.

 

Gráficos: 6.5

Sonido: 6.0

Jugabilidad: 8.0

Duración: 6.0

Nota Final: 6.5

¿Estás listo para jugar con dos botones?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here