Double Fine apuesta de nuevo por este juego de rol arcade, ideal para niños…o no tan niños.

costume quest 2 foro

 

 El aclamado estudio Double Fine vuelve a la carga manteniendo ese toque tan especial que lo hace único, esos diálogos tan absurdos como cómicos y esas situaciones surrealistas que consiguen mantenernos enganchados en todos sus juegos. De nuevo volviendo al juego arcade, esta vez tenemos en nuestras manos una continuación de un título de rol por turnos que, sin innovar nada en el género, contiene entretenernos y pasar un rato agradable en todo el transcurso de la aventura.

Con una estética colorida, y para qué negarlo, con un aire bastante infantil, tendremos en nuestra manos el control de los hermanos Wren y Reynd, que justo tras volver de su primera aventura, se embarcan directamente en la siguiente. Esta vez, viajan a una dimensión donde todos parecen celebrar un Halloween tranquilo hasta que el Doctor White consigue apoderarse del control del tiempo, erradicando todos los caramelos que los niños disfrutan en esas conocidas fiestas. Nosotros también somos teletransportados a otras eras temporales por las que deberemos  ir desentramando el misterio que rodea al Dr. White, devolver los caramelos robados y volver a nuestra propia dimensión. Toda esta odisea no podía ser llevada a cabo sin ayuda, por lo que contaremos con la colaboración de otros niños, y el pilar básico de Costume Quest 2 : los disfraces.

costume quest 2 img1

Comenzaremos la aventura con tres disfraces básicos, aunque después podremos intercambiarlos a medida que vayamos encontrando sus correspondientes piezas. Estos disfraces otorgan al poseedor diferentes habilidades en combate, por lo que deberemos escoger bien cuáles son los más apropiados en cada momento. Todos ellos cuentan, aparte de un ataque básico, con otro ataque especial que se irá llenando a medida que ejecutemos acciones de ataque o defensa. Vital para el devenir de nuestros personajes, deberemos saber bien en qué momento utilizar esta habilidad especial, ya que dependiendo de cada traje, este ataque especial variará. Por poner algún ejemplo, la habilidad especial del disfraz de payaso será la de curar al equipo, mientras que el disfraz de superhéroe atacará a todo el grupo de enemigos. Pese a estas habilidades, el juego se antoja algo corto de acciones, ya que no tendremos otras opciones de ataque, ni magias, ni defensas.

Para contrarrestar esta simplicidad en los comandos, se han añadido los tratos con truco, que son una serie de cartas que actúan como pociones o magias de un solo uso. Cualquier personaje podrá usarlas en su turno, y contendrán todo tipo de bonificaciones, como doblar el daño de un ataque, bloquear la magia del enemigo, o curar por completo a nuestros héroes después de la batalla. Sin ser tampoco una novedad dentro del género, se agradece algo más de complejidad en el ámbito del combate. Con todo ello, no esperéis unas batallas dignas de recordar: tanto los esbirros como los enemigos finales siguen patrones muy sencillos, y junto con un diseño repetitivo y aburrido, hac que cada encuentro sea una repetición sin ningún sentido, ya que las recompensas o experiencia que obtenemos al derrotarlos tampoco es de mucho valor ni animan a repetir combates.

Costume Quest 2_20141029135134

Otro aspecto que hay que resaltar es la inclusión de un elemento en combate cogido directamente de otros juegos como los RPG´s de Mario y Luigi. En cada secuencia de acción, podremos pulsar un botón predeterminado para así infligir más daño en el golpe. Si la hacemos en el momento justo, realizaremos un golpe crítico, mermando bastante más la vida del rival. En la defensa pasará algo parecido, ya que si presionamos un botón en el momento exacto del ataque del contrario, reduciremos el daño recibido. Otra buena propuesta en combate que sigue sin profundizar para que fuese algo interesante, como sí lo puede ser en el título nombrado anteriormente de Nintendo.

No todo se reduce en combates, ya que también podremos interactuar con nuestros trajes por el entorno. Cada disfraz tendrá una habilidad especial que será crucial para atravesar ciertas zonas. Por poner otro ejemplo de estas situaciones, el disfraz de dinosaurio Pteranodon será capaz de levantar montones de hojas con sus alas, para de esa forma despejar el camino. En estos momentos de juego, también deberemos centrarnos en buscar caramelos, (que es la moneda de cambio en Costume Quest 2) que encontraremos golpeando elementos en el escenario o haciendo el conocido “truco o trato” a los vecinos. Cada zona contará con diversos secretos que animan a explorar cada rincón, y cómo no, la seña de identidad de Double Fine: unos NPC´s a cada cual más irreverente. Sin duda la mejor parte del juego serán estos momentos, junto a las conversaciones que irán sucediéndose a lo largo de la aventura.

Costume Quest 2 img4

El apartado gráfico que podemos encontrar en Costume Quest 2 no es ningún alarde técnico. Es más, choca que un estudio tan conocido como es Double Fine haga esta sencillez en el dibujado de los personajes, cuando hemos visto otras obras arcades con mucho mejor acabado como puede ser The Cave. Seguimos recalcando que la simpleza en todos sus apartados, incluido el apartado gráfico, pueden ser debidos a un enfoque completamente centrado en los niños, obviando complejidades y un apartado visual a la altura. Aun con ese pretexto, tenemos que castigar la falta de originalidad de personajes, lugares y elementos que podemos encontrar, todos por un nivel por debajo de lo esperado.

El apartado sonoro, también está por debajo de lo normal en este tipo de juegos. Directamente no hay voces, solo algún que otro gruñido, ya que todos los diálogos se suceden en bocadillos al estilo cómic (en perfecto español). La música simplemente acompaña en toda la aventura, sin nigúna pista que destaque, a excepción de algún momento puntual donde podremos escuchar algo de Jazz. El resto, campanillas y demás instrumentos que recrean una atmósfera de Halloween.

Conclusión

Costume Quest 2 se presenta como un RPG bastante sencillo para lo que estamos acostumbrados los jugadores a día de hoy. Podríamos poner como excusa que es título es para los más peques de la casa, aunque no sería del todo válido ya que tenemos otros ejemplos de juegos de esta índole para un público infantil con mejor resultado. Combates sencillos y aburridos, con poca diversidad de ataques y sin un mínimo atisbo de poder realizar estrategias para ganar a los adversarios.

El pilar fuerte del juego, por el contrario, son los trajes. Cada uno de ellos otorga unas habilidades únicas tanto fuera como dentro de los combates. Cada vez que encontremos una pieza del disfraz, tendremos la curiosidad de encontrar el resto de prendas para completarlo y de esa forma disfrutar de nuevas habilidades para nuestro personaje. Invita a la exploración, a la conversación con el resto de NPC´s y a descubrir nuevas zonas con un derroche de imaginación a tener en cuenta, pero tenemos claro que Double Fine puede podía haber conseguido mejores resultados.

Gráficos: 6.0

Sonido: 6.5

Jugabilidad: 7.5

Duración: 7.0

Nota final: 7.0

¿Interesado en la última obra de Double Fine?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here