Robots, Puzles, Disparos y mucho humor son las armas que Cobalt esgrime para mantenernos pegados a la pantalla.

Que Mojang no necesita presentación es algo obvio a estas alturas, y en su buen hacer confió el desarrollo de Cobalt a Oxeye Game Studio, el cual ha hecho un trabajo soberbio y nos ha regalado una de las grandes sorpresas del año para Xbox 360 y Xbox ONE.

En este nuevo juego de plataformas, disparos y puzles controlaremos a Cobalt, un robot  explorador que se encuentra en una estación espacial, cuando el ordenador de a bordo recibe lo que parece una señal de socorro proveniente de un planeta colonizado por los humanos, por lo que insta a nuestro protagonista a verificar si se trata o no de otra falsa alarma.

A regañadientes, Cobalt decide aceptar e ir a inspeccionar la señal, para encontrarse con un panorama desolador, y es que las máquinas han tomado el control del planeta, esclavizando a los humanos. Esto es algo que nuestro héroe no está dispuesto a consentir.

Poneos cómodos, porque comenzamos el descenso…

Apartado Gráfico:

Sin demasiados alardes técnicos, Oxeye Game Studio ha recreado personajes “rechonchos”  de piernas y brazos cortos, que les dan un aspecto divertido y desenfadado, y que contribuyen a que todo movimiento que realicemos sea ameno e invite a explorar más y más.

Los escenarios, por el contrario, y aunque no se ven vacíos de contenido, sí que se repiten demasiado entre sí, lo que causa a veces una sensación de “desorientación” cuando tenemos que volver sobre nuestros pasos para explorar esa zona inaccesible que habíamos dejado atrás.

Los efectos de las armas, las explosiones y los impactos sí que están perfectamente recreados, hasta tal punto que cuando recibamos disparos enemigos, nuestra armadura, así como las diversas partes del cuerpo de Cobalt como ojos, mandíbula o placas metálicas que lo componen, saltarán por los aires a modo de indicador de daño hasta que, por sobredosis de plomo, acabemos explotando en pedazos, resucitando en el Checkpoint más cercano. Dispondremos de una serie de vidas (baterías) limitadas, por lo que si se nos agotan, empezaremos desde el último checkpoint activado, pero sin rastro de todo el armamento que hayamos ido acumulando hasta entonces, por lo que debemos ser diestros a la hora de devolver proyectiles, rodar para evitarlos, o disparar en pleno vuelo a las granadas para devolver amablemente el regalito a nuestros enemigos.

Si hay algo que tuviésemos que reclamar a Oxeye es el reducido tamaño de la mayoría de enemigos y NPC, ya que si bien el diseño de Cobalt es de fácil apreciación, podemos deciros que aun analizando el título en una TV de 42″, no hemos conseguido coger del todo la forma a la mayoría de ellos.

Cobalt CharsApartado Jugable:

Es aquí donde Cobalt acierta con todo en la diana.

La aventura es amena y el control es sublime, pues podremos realizar una amplia gama de fintas, devolución de proyectiles, disparos en tiempo bala y lanzamientos imposibles con granadas de todo tipo, todo ello aderezado con un humor muy acentuado.

El modo historia es sumamente divertido y tendremos a nuestra disposición piezas de equipamiento para intercambiárnoslas y mejorar nuestro rendimiento como explorador, lo que da al título un toque de RPG muy de agradecer.

Los escenarios están repletos de zonas secretas que, al ser descubiertas, nos premiarán con diversas recompensas, como podrían ser armas, piezas de equipamiento e incluso personajes y armamento secretos para el modo Arcade Online.

Y es que es en este modo donde Cobalt desata todo su potencial, ya que os aseguramos, que no habréis jugado antes algo tan divertido, ya sea a nivel cooperativo por equipos o netamente competitivo. Podremos escoger entre infinidad de personajes que iremos desbloqueando a medida que avancemos en la aventura principal y descubramos los antes mencionados secretos y cada uno de estos elementos dotan de un componente táctico diferente a las partidas online, ya que cada personaje y cada arma que desbloqueemos, tiene sus fortalezas y debilidades.

Mención especial a las monturas, unos animales autóctonos a los que podremos domar, y que nos serán de gran ayuda a lo largo de nuestra aventura, pues hasta que los maten o prescindamos de ellos, nos seguirán fielmente por todo el escenario y podremeos hacer uso de sus habilidades a voluntad. Unos disparan púas, otros vuelan y recogen items para nosotros, y otros dan unos saltos espectaculares con los que llegaremos a esas zonas inaccesibles en principio, por citar algunos ejemplos.

Para concluir, comentaros que el título viene con subtítulos en Castellano, y que además del hilo argumental de la aventura principal, a medida que avancemos en ella, iremos desbloqueando una serie de misiones alternativas a éste, consistentes en carreras contrarreloj para desbloquear jugosos extras si conseguimos batir la puntuación estádar marcada por el juego.

Cobalt MultiApartado Sonoro:

Los sonidos de explosiones, disparos, alarmas y demás están muy bien recreados y resultan agradables, pero no tanto la música, ya que esta resulta extremadamente estridente, y en nuestra opinión deberían haberle bajado dos o tres tonos para que quedase medianamente bien acoplada a la experiencia de juego.

Cobalt HDDuración:

Cobalt es largo, muy largo, y no tanto ya por su extenso modo historia, sino porque has de explorar cada rincón, cada recoveco para desbloquear los tan codiciados elementos del juego online, el cual se encargará de expandir la experiencia de juego durante muchas, pero que muchas horas más.

Nota del Redactor: Si queréis obtener información adicional, aquí os dejamos el enlace a la web oficial del juego.

¿Qué os ha parecido lo nuevo de Mojang? (Opinad en nuestro foro).

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here