Aquellos que seáis amantes de los juegos de mesa tácticos, sin duda sereis amantes del universo creado por Games Workshop, en concreto de Warhammer, tanto en su versión Fantasy como la 40.000, y paralelamente (aunque compartiendo razas, historia y temática) de su variante deportiva Blood Bowl.

Si bien no es un hobby al alcance de todos dado el elevado capital que se necesita para tener un ejército (o equipo) potente, cierto es que si puedes permitírtelo, disfrutarás de las batallas o partidos más épicos que nadie haya imaginado jamás. Y es que Games Workshop sabe cómo enganchar a sus fans con packs de expansión y unidades paralelas que están recreadas con todo lujo de detalles, y que representan el “Pay to Win” fuera de los videojuegos.

Pero si por el contrario perteneces al resto de mortales que no pueden permitirse tener una superpotencia sobre el campo de batalla / terreno de juego, te alegrará saber que, junto con Cyanide Studio, Games Workshop ha lanzado la nueva edición de su juego deportivo, Blood Bowl 2.

Prepara tu equipo y colócate en posición, porque empezamos con el análisis…

APARTADO GRÁFICO:

Empezamos con mal pie, y es que cuando empiezas a jugar a Blood Bowl 2, lo primero que harás es mirar qué consola has encendido, ya que la calidad gráfica del título te hará pensar que te has confundido y has encendido tu Xbox 360 en lugar de tu Xbox ONE.

Los gráficos están desfasados y no son en absoluto de nueva generación, pudiendo hacernos pensar que no se ha mejorado prácticamente nada el apartado visual con respecto a su predecesor, aunque sí que hay cambios leves, pero insuficientes.

Unos jugadores muy pequeños por culpa de una cámara muy alejada, hacen que reste atractivo a un título ya de por sí flojo visualmente, y cuyas animaciones se reducen a dos o tres golpes genéricos (como puñetazos o patadas) que los jugadores harán solos en el momento en el que se resuelvan los turnos y tiradas de dados. Además, sólo podremos visualizarlos de cerca cuando se produzca una jugada importante o cuando usen una habilidad.

Por otro lado, cuando el partido que vayamos a disputar vaya acompañado de niebla, lluvia o cualquier otro fenómeno meteorológico y/o catástrofe natural, el juego hace gala de una caída de frames brutal, algo imperdonable en un juego que no es nada dinámico ya que se basa en turnos de juego, por lo que habrían podido pulirlo si se hubiese querido. De igual modo, cuando la cámara enfoca “en grande” a los jugadores, volvemos a experimentar caídas de frames en más de una ocasión, lo que empaña bastante la experiencia visual.

blood_bowl_2APARTADO JUGABLE:

Como he comentado en el encabezado, si eres amante de los juegos de mesa te encantará jugar a Blood Bowl 2 y perdonarás esos detalles visuales, pero si lo que te gustan son los juegos deportivos (en concreto de fútbol americano, que al fin y al cabo es de lo que trata) y estás acostumbrado a trazar una estrategia de juego y acto seguido ponerte a los mandos, este no es tu juego. Blood Bowl 2 es un juego táctico, y como tal es lento, muy lento y nada dinámico.

Sobre una mesa, y hablando con tu contrincante, el juego es maravilloso, pero tratándose de un videojuego la experiencia es distinta, ya que si juegas contra la máquina puedes aburrirte de forma soberana.

Los turnos se hacen interminables y el sistema de juego (si no estás familiarizado con la franquicia) es absolutamente caótico. Cada jugada es igual a la anterior con la única salvedad de que avanzarás (¡O no, ya que también pueden hacerte retroceder!) un poco en el campo en cada jugada. Cuando terminas un partido, lo primero que piensas es en un episodio de “Campeones” y sus interminables partidos, y de cómo ahora estos te parecen fáciles de digerir.

Un dato positivo es el de poder personalizar nuestro propio estadio, nuestra propia equipación deportiva, la posibilidad de fichar a las estrellas de equipos rivales, y el poder disfrutar el juego en nuestro idioma, porque viene con textos en castellano.

Por último,  como dato absolutamente incomprensible, y añadiéndolo a la intolerable calidad gráfica del título, nos encontraremos que a diferencia de las 23 Razas que podíamos seleccionar en el primer Blood Bowl, aquí sólo podremos jugar con 8 Razas

id463407APARTADO SONORO:

Sonidos ambientales pasables y una banda sonora acorde al sistema de juego, que en ocasiones peca de presuntuosa, ya que encontraremos temas rápidos que van completamente descompasados con el ritmo del juego.

Algo que sí se salva son los comentarios de Jim Johnson y Bob Bifford, que nos retransmiten las jugadas, y a los que ahora podremos ver con mayor detalle en la pantalla, cobrando así el protagonismo que merecen. Eso sí, con voces en inglés.

maxresdefault-2DURACIÓN:

Dado que cuenta con un modo campaña muy largo, la larga duración de los partidos que he comentado previamente, y la adición de modo multijugador, con Blood Bowl 2 tenéis juego para mucho, mucho tiempo.

¿Eres un apasionado del universo Games Workshop? (Comenta en nuestro foro).

Puntuación
Gráficos
50 %
Jugabilidad
60 %
Sonido
50 %
Duración
80 %
Compartir
Artículo anteriorMás diversidad de entornos en DOOM
Artículo siguienteLa Comunidad Opina | Juegos exclusivos

1 Comentario

  1. En algunas cosas estoy deacuerdo y en otras no.

    Los graficos y la caida de frames es verdad que podria mejorar, pero tpk lo encuentro tan importante en un juego como este.

    Que los personajes sean pequeños, es mentira ya que puedes hacercarte un montón.
    Y que el tiempo sea exageradamente lento… me parece que no has jugado al juego original.

    Es verdad que en algunos turnos la maquina le cuesta un poco, pero tanto como decir que es aburrido.

    Por ultimo si que es verdad y muy grave lo de las 8 razas que dan por defecto, que como se esta volviendo costumbre es para luego vender DLC, esto si k es vergonzoso, creo que cada raza vale unos 7€ como si fuera poco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here