Los usuarios de Xbox One podremos revivir las batallas incesantes de Bladestorm junto con otra campaña totalmente nueva llena de elementos de fantasía. ¿Será este añadido suficiente para que merezca la pena una remasterización?

Uno para todos, y todos para uno

Tecmo–Koei  vuelve a la carga con otra remasterización para la actual generación de consolas: esta vez de trata de Bladestorm Nightmare, cuya entrega original fue lanzada en el 2007 para Xbox 360 y PS3. Pese a que recoge bastante similitudes de otros títulos de estilo “musou” como podrían ser los Dynasty Warriors, lo cierto es que Bladestorm Nightmare contiene elementos propios que cambian la esencia jugable con elementos más estratégicos y otras novedades que detallaremos a lo largo del análisis.

El primer cambio que encontraremos en este Bladestorm Nightmare respecto a otros juegos con el mismo estilo “musou”  es la ambientación. En esta ocasión Bladestorm Nightmare nos teletransporta al siglo XIV, a la aclamada Guerra de los 100 Años en la cual tropas inglesas y francesas tuvieron sanguinarias batallas. Cogiendo este contexto histórico real, pero implementando elementos ficticios, nosotros encarnaremos a un líder mercenario,  con el único objetivo de llenar sus bolsillos de dinero (ya sea del bando inglés o del galo) mientras forma su propio ejército de soldados. Nuestras acciones repercutirán en el campo de batalla, y según vayamos conquistando zonas del mapeado, se desbloquearán nuevas misiones tanto para una facción como para la otra.

bladestorm img3

Pensar con la cabeza, y no con los dedos.

La principal novedad residirá en que ya no valdrá con aniquilar a cientos de enemigos con un solo soldado aporreando los botones. En Bladestorm Nightmare se premia la estrategia del pelotón, en unos combates más pausados aunque igual de multitudinarios. Pese a que nuestra fuerza será siempre superior a la de cualquier soldado de nuestro pelotón, esta vez no haremos nada si nos enfrentamos a nuestro enemigo en solitario. Necesitaremos cooperación, instruir a nuestros hombres y ordenarles ciertas acciones en combate si queremos conseguir la victoria final. Estos comandos al pelotón se clasifican en tres tipos de ataques especiales (que tendremos que recargar una vez lo usemos) mas otro ataque básico. Los ataques especiales variarán dependiendo de la clase de pelotón que tengamos seleccionada, ya que no será lo mismo liderar a un equipo de arqueros que estar a la vanguardia con soldados montados a caballo. Si contamos con el pelotón adecuado y logramos encadenar una buena racha de combos con nuestro equipo, lograremos alcanzar el estado “Bladestorm”, en el cual todos los componentes de nuestra escuadra obtendrán una valiosa bonificación temporal  en ataque que tendremos que saber aprovechar bien para hacernos con la victoria.

Como acabamos de mencionar, existen varios tipos de pelotones, cada uno pensado específicamente para un papel concreto en la batalla. Tendremos desde los típicos caballeros con escudo y espada, pasando por hombres con picas, arqueros y hasta podemos controlar las catapultas si comenzamos un asedio. Pertenecer a un grupo concreto no nos va a limitar en ningún momento nuestro papel en la misión, ya que podremos alternar tantas veces queramos el tipo de pelotón a comandar: con acercarnos lo suficiente al grupo de soldados nuestras habilidades cambiarán a las específicas del nuevo elenco de mercenarios, aportando variedad y frescura  al título. Además, si esto aun no nos ha parecido bastante, con cada misión obtendremos experiencia que podremos ir gastando en nuestro pelotones, incluso aprender nuevos ataques especiales.  Debido a esta inmenso componente estratégico, puede abrumar un poco al principio, aunque una vez que superemos las primeras misiones, comenzaremos a disfrutar de su sistema de combate si somos aficionados a este tipo de juegos hasta el punto de poder comandar pelotones de hasta 200 soldados.

bladestorm img4

Los dragones invaden Francia

No podemos olvidarnos de la segunda parte importante del título. Junto con la campaña remasterizada de la Guerra de los 100 Años, encontraremos otra historia adicional completamente nueva: Nightmare. Contextualizada en la misma época y lugar, en Nightmare si que disfrutaremos de elementos de fantasía y magia, enemigos como cíclopes o dragones, y una historia completamente nueva. En ella, las fuerzas inglesas y francesas deben dejar a un lado sus diferencias para enfrentarse juntos a un enemigo mucho más poderoso: las fuerzas del mal formadas por criaturas diabólicas y lideradas por una poseída Juana de Arco. Sin mucho cambio respecto a la original en su forma jugable, sí que encontraremos suficientes alicientes en esta campaña Nightmare como para disfrutarla una vez nos hayamos cansado de la Guerra de los 100 Años, ya sea por los ataques mágicos que podemos realizar o por el tamaño de las bestias que nos encontraremos por el camino.

bladestorm nightmare img1

La remasterización brilla por su ausencia

Si hay una cosa que tenemos que castigar a Bladestorm Nightmare, es su pésimo apartado visual. No podemos a estas alturas de generación tener un acabado gráfico que se asemeje a los juegos vistos en la mitad de generación de Xbox 360 o PS3.  La vegetación estará compuesta por picos de sierra, los enemigos harán popping delante de nosotros, y tanto estos adversarios como los propios escenarios serán repetitivos hasta decir basta. Ni la propia taberna donde realizaremos las gestiones se librará de este desaguisado.  Este acabado gráfico, y más sabiendo que es una remasterización pensada para las consolas actuales, no debería permitirse por la falta de cuidado en el producto final. Los gráficos no lo son todo en un juego, pero tampoco hay que descuidarlos ni obviarlos tanto cuando un equipo desarrollador propone hacer una revisión del título como es el caso de Bladestorm: Nightmare.

Otra espina que tenemos clavada es que el juego venga completamente en inglés (tanto voces como textos) y si nos queremos enterar bien de la historia, o los objetivos a seguir, es un impedimento para aquellos que no dominen bien los idiomas. Existe la posibilidad de cambiar las voces a japonés, (idioma original de Bladestorm Nightmare) , aunque en ambas versiones el doblaje está falto de energía y con poca carisma. Por el resto de efectos de sonido, el juego pasa sin pena ni gloria. Solamente algunas melodías de acompañamiento en las batallas tienen la “epicidad” suficiente como para prestarlas atención y salvarse de la quema.

bladestorm img2

¿Preparado para liderar a tus mercenarios?

Puntuación
Gráficos
30 %
Sonido
50 %
Jugabilidad
65 %
Duración/Diversión
70 %
Compartir
Artículo anteriorMad Max nos presenta su jugabilidad en un espectacular vídeo
Artículo siguienteAnálisis State of Decay: Year One Survival Edition
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here