Arslan: The Warriors of Legend narra una historia de honor, traición, dolor y batallas épicas, basada en el exitoso anime Arslan Senki, que nos erizará la piel en más de una ocasión debido a su excelente argumento y al arrollador carisma de sus personajes.

El príncipe Arslan vive de forma despreocupada en el reino de Pars donde su padre, Andrágoras III, es el Sah (el equivalente a un rey) que nunca ha perdido una batalla, por lo que recibe el sobrenombre del “Sah Invencible”.

Pero todo cambia el día en el que Arslan, con apenas 14 años, acompaña por primera vez a su padre al campo de batalla para convertirse en un hombre y repeler un nuevo intento de invasión por parte del ejército de Lusitania, unos fanáticos religiosos cuyas creencias les obligan a dar caza y muerte a todos aquellos “paganos” que no se conviertan a su fe y abracen las enseñanzas de su dios, Yaldabaoth.

Todo propicia la victoria de las tropas Parsas, pero una horrible traición convertirá una batalla en apariencia sencilla, en un baño de sangre que cambiará por completo la vida de Arslan.

A partir de este punto, nuestro protagonista debe madurar a la fuerza y se ve forzado a tomar una serie de decisiones que, poco a poco y con la inestimable ayuda de sus fieles seguidores, irán forjando su carácter en el arduo camino hacia la reconquista de Ecbatana, la capital de Pars.

Un argumento adulto que aborda temas tan delicados como son esclavitud, religión, la lealtad verdadera y las horribles consecuencias de la guerra.

¿Estáis listos para el análisis de uno de los más grandes títulos que ha dado la generación actual? Pues allá vamos… Yashasuiin!!

Cuando el anime se convierte en videojuego.

Cuando vemos por vez primera las imágenes del juego en nuestra Xbox ONE, lo que se nos viene a la mente es el grandioso trabajo y el magnífico precedente que sentó la serie Naruto: Ultimate Ninja Storm en lo que a animes jugables se refiere.

En Arslan: The Warriors of Legend vamos a encontrar personajes estilizados, con gran profundidad y muy bien recreados y animados, que nos harán “saltar la chispa” a aquellos que, como este redactor, hemos disfrutado del excepcional anime en el que esta joya está basada. Los escenarios son exactamente iguales a los vistos en el anime, los personajes están recreados con todo lujo de detalles, y sus animaciones son un auténtico deleite a nivel visual, pues los ataques, los “Musou” y todo aquello que conllevan, son absolutamente espectaculares.

Es cierto que se podría haber aprovechado mejor el motor gráfico bajo el que el título trabaja para mejorar su apartado visual un poco más si cabe, pero francamente no hace mucha falta, ya que el conjunto luce de forma excelente, y se ha preferido sacrificar ese aspecto en pos de mover en pantalla a cientos y cientos de enemigos a la vez de forma fluida.

Si hay algo que debemos cuestionar a Omega Force, y que no logramos explicarnos, es que siendo poseedores de los derechos del anime hayan optado por contarnos su magistral historia a modo de fotogramas pseudo-animados extraídos directamente del mismo, en lugar de usar los fragmentos animados originales, lo cual habría hecho que el título hubiese ganado más espectacularidad si cabe.

Como comentamos, el juego se mueve de forma fluida casi en su totalidad, pero lo que sí hemos experimentado es que usando al personaje de Narsus, el cual usa un pincel como una de sus armas, deja unas marcas de pintura en el suelo para darles uso posteriormente y si en el momento de hacerlo hay demasiados enemigos en pantalla, no experimentaremos tirones, pero si una leve ralentización similar a la que sufrió Dynasty Warriors 7 en su salida para Xbox 360, la cual era bastante molesta. No obstante y como comentamos, es bastante más leve que el ejemplo antes mencionado y no empaña para nada la experiencia de juego.

11La misma fórmula, un nuevo comienzo: Reinventando el género Musou.

Aquellos que conocéis a Omega Force y su trabajo, conoceréis sin duda sus sagas insignia como pueden ser Dynasty Warriors y Samurai Warriors, así como un sin fin de trabajos alternativos como Fist of the North Star, Dynasty Warrios: Gundam o el genial Warriors: Legends of Troy entre tantos otros.

Sabiendo esto, podemos creer que lo que vamos a encontrarnos es otro “mata-mata machacabotones” donde el argumento y la estrategia quedan sepultados bajo montañas de cadáveres, pero nada más lejos de la realidad.

En el modo historia nos meteremos en la piel, batalla tras batalla, de todos y cada uno de los emblemáticos personajes del anime en perfecta cronología con el mismo, por lo que sentiremos que estamos jugando aquello que una vez vimos (si no lo has visto ¿A qué esperas?) y eso ya es un cambio notable, pues el juego es fiel (salvo por leves, muy leves variaciones) al guion original en un 95%, añadiendo a modo de recompensa una vez terminado, una serie de batallas extra a modo de “¿Qué hubiese pasado si…?” que expanden la experiencia de juego.

Cada personaje (15 en total) utiliza hasta un total de tres armas distintas, las cuales puede intercambiar durante la batalla las veces que sean necesarias para dar lugar a combos absolutamente devastadores, nunca antes vistos en la franquicia “Warriors”. Estas irán evolucionando a medida que derrotemos enemigos, y podremos desbloquear hasta 4 grados de especialización, los cuales vienen acompañados de diferentes ataques y daño elemental, lo que aumenta aún más el catálogo de golpes del que dispone cada personaje, convirtiéndolo en el más extenso aparecido hasta la fecha. Además, el título añade una nueva faceta denominada “Mardan Rush”, mediante la cual formaremos batallones de Caballería, Infantería o Arqueros para barrer el campo de batalla a nuestro paso, realizando cadenas de muertes de hasta 99.999 bajas, amén de destruir obstáculos que impiden nuestra marcha, lo que supone un verdadero acierto a nivel jugable.

Por otro lado tenemos la colección de cartas, las cuales están ilustradas con fragmentos del anime, y que nuestros personajes podrán equipar a modo de complementos, pues cada una de ellas potencia una característica en concreto, como pueden ser la fuerza, los puntos de vida o la defensa, por poner algunos ejemplos. Además, y como si de los “Sets” de Diablo 3 se tratase, si equipamos las 3 cartas de un conjunto específico, obtendremos beneficios adicionales. Creednos cuando os decimos que conseguirlas todas es un auténtico vicio.

Como es costumbre, podremos escoger entre los modos Historia, Libre y Online. En este último, podremos jugar en modo cooperativo (también existe la opción de hacerlo a nivel local) tanto el modo historia como el modo libre.

Como connotación negativa, debemos destacar que el juego viene con subtítulos en inglés, lo que hace que si no dominas el idioma, te pierdas una de las grandes bazas del mismo, que es su magnífico argumento. No obstante, era de esperar dado que el que nos ocupa no es un título de venta masiva en nuestro país, y por lo tanto que viniese traducido era poco menos que imposible.

Arslan 2Melodías y voces sacadas del anime original.

Los actores de doblaje del anime han prestado su voz para realizar todos los diálogos del juego, lo que es de agradecer y un auténtico acierto, pues el doblaje japonés le otorga epicidad.

Por otro lado, la mayoría de las melodías han sido extraídas también del anime, y son fácilmente reconocibles, lo que ayuda a que la sensación de estar ante un anime jugable se acentúe aún más.

Arslan 1Una campaña larga, un título altamente rejugable.

El modo historia comprende los 25 capítulos del anime casi sin adulterar, por lo que nos espera un largo camino por delante. Una vez terminado este, podremos pasar al modo libre en el que comienza la “verdadera” diversión, pues en él podemos subir de nivel a los personajes, sus armas y conseguir las tan codiciadas cartas.

Un título altamente rejugable con el que tendremos diversión para mucho tiempo si es que no te aburren sus mecánicas, ya que aunque innovador no deja de ser un musou, y esto implica cierto grado de repetición.

¿Y vosotros, qué opináis sobre Arslan: The Warriors of Legend? (Comentad en nuestro foro).

Puntuación
Gráficos
80 %
Jugabilidad
90 %
Sonido
100 %
Duración
90 %
Compartir
Artículo anteriorNueva información de The Walking Dead: Michonne
Artículo siguienteNuevo Jueves Xbox en Game (11/02/2016)

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here