Hemos venido de la otra punta de la galaxia a invadir vuestro planeta con rompecabezas y puzzles con este Albedo: Eyes from outer space

¿Qué haríais si trabajaseis como segurata en una solitaria base en la que se llevan a cabo extraños experimentos y en la que tras una gran explosión empiezan a pasar cosas raras y a aparecer extrañas criaturas? La respuesta es tan obvia como estúpida la pregunta: resolver puzzles mientras luchas por tu vida!! Y ya de paso salvar el planeta entero, qué menos.

Bajo una atractiva estética de película de serie B de los años 60 y una historia no demasiado relevante, Merge Games nos ofrece una experiencia en primera persona basada en ir superando pantallas individuales en las que tenemos que resolver diversos rompecabezas. Quiero resaltar lo de individuales, porque en muy contadas ocasiones necesitaremos objetos o acciones de otras pantallas (término, ahora que caigo, bastante retro/arcaico) para resolver los nuevos problemas. Así Albedo nos pedirá estrujarnos el cerebro en dos tipos distintos de situaciones. Por un lado el juego no deja de ser el típico “Escapa de la Habitación”, en el que recogiendo y combinando objetos tendremos que encontrar la forma de salir y así pasar a la siguiente sala. Por otro se nos ofrecen un puñado de puzzles clásicos que resolver: cerraduras, combinaciones, tuberías… alguno de ellos especialmente bien plasmado y entretenido, de lo mejor del juego.

Albedo

Lamentablemente la mayor lacra del juego reside en estas mecánicas, en su núcleo central. Y es que muchas de esas acciones que debemos realizar para conseguir pasar a la siguiente habitación no corresponderán a la lógica, sino al mero hecho de poder hacerlas. En más de una ocasión haremos cosas y combinaremos objetos sin esperarnos cuál será el resultado, como si el puzzle fuera deconstruido en su creación en vez de ser concebidos problema y solución como un todo. No juego este tipo de juegos para saber lo listo o tonto que soy, pero desde luego Albedo negocia mal la recompensa al pensamiento análitico del jugador acerca de los problemas planteados.

Además la interfaz de usuario es particularmente caótica y desafortunada, y presenta algunos problemas de control que se hacen patentes cuando debemos eliminar a algún enemigo.

Espera!! ¿Eliminar?

ah, ehm… sí (oh cielos, quería pasar esta parte por alto!).

En ocasiones durante el juego encontraremos enemigos hostiles llegados del espacio exterior, los cuales deberemos eliminar con lo que tengamos a mano en un principio y luego incluso con armas de fuego. El control y la detección de impactos son una tortura que hace que agradezcamos que esta no sea la tónica general del título… aunque en un momento se les ocurre meter una horda!

albedo_gameboy

Obviamente un punto importante en este tipo de juegos debe ser su dificultad, y es sin duda uno de los puntos más difíciles de manejar. Y la verdad es que no lo hace mal, presentando diferentes niveles que nos dan más o menos facilidades en nuestra aventura. Por ejemplo el nivel de dificultad influirá en los objetos resaltados en pantalla o en el número de usos que tendremos de la herramienta temporal con la que contamos, a través de la cual veremos pistas de cómo solucionar los rompecabezas. En el nivel máximo de dificultad apenas tendremos unos pocos usos de esta herramienta, mientras que en otros niveles podremos hacer un uso contínuo de ella. Pese a ello el juego presenta algunos picos de dificultad que van más allá de no dar con la solución correcta, ya sea por no plantear de forma correcta la situación o por presentarnos puzzles demasiado pesados. Igual la palabra difícil no es la correcta, pero pasarte 20 minutos delante de un rompecabezas clásico no es la idea de diversión para muchos jugadores, entre los que me incluyo.

Y hablando de tiempo, creo que es inevitable unir el aspecto de la dificultad al de la duración. Personalmente lo he jugado en el nivel más difícil y me ha durado entre 5 y 6 horas, aunque esto es muy relativo en un juego como este en el que podrás atascarte en una habitación durante largo rato. Si jugase el juego conociendo todo lo que tengo que hacer desde el principio no creo que durase más de 2 horas. Pese a ello me parece la duración correcta para un título de estas características, aunque habría que pedirle algo de rejugabilidad.

Técnicamente el juego es bastante discreto. Pese a su atractiva estética retro presenta una sobresaturación de colores que no por intencionada deja de ser excesiva. Esto llega a provocar incluso que no sepamos qué es un objeto a simple vista, o incluso que no lo veamos en absoluto. A los citados problemas con la hipersensibilidad del control se le suman continuos tirones en la cámara, que lo hacen todavía más incómodo de jugar. La música es prácticamente circunstancial, sonando en muy determinados momentos, por lo que es difícil valorar este apartado. Sin embargo, la voz del protagonista me ha gustado mucho, aportandonos pistas importantes y bastante expresividad. En inglés eso sí, aunque el juego cuenta con menús y subtítulos en perfecto castellano.

albedo_ojo

Quizás si eres un amante de las aventuras gráficas y de los juegos basados en escapar de habitaciones pueda llamarte la atención Albedo. Seguro que lo ha hecho ya si además te gusta la estética de serie B, pero lo cierto es que pocos momentos destacables puedo sacar de las 5/6 horas que me ha llevado completarlo. Precisamente uno de ellos es su final que, pese a ser un auténtico fusilamiento de cierta película no precisamente poco conocida, por lo menos tiene la capacidad de dejar huella en el jugador.

Pese a lo dicho anteriormente no quiero terminar el análisis sin alabar el trabajo del creador del juego Fabrizio Zagaglia, alias z4g0. Y es que, aunque en mi opinión esto no debe influir en la nota, Albedo es el resultado del titánico trabajo de una sola persona y eso, como mínimo, hay que destacarlo.

 

OPINA EN NUESTRO FORO

Puntuación
Gráficos
55 %
Sonido
60 %
Jugabilidad
60 %
Duración/Diversión
50 %
Compartir
Artículo anteriorDangerous Golf, deporte de los más “explosivo”
Artículo siguientePrimeras Impresiones de The Division
La nostalgia es mi compañera en mi viaje hacia el futuro. Mi camino de Amstrad CPC a Xbox One es un looping de Greenhill.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here