Cities: Skyline, el gran reto de gestionar una gran ciudad en tu Xbox One

Hace más de dos años que salió a la venta uno de los mejores juegos de gestión de ciudades de la historia, o al menos de la actualidad en PC, un género que recuerdo con añoranza cuando pasaba horas y horas delante del PC jugando a SimCity intentando hacer la mejor ciudad del mundo, o incluso simular mi querida ciudad, Zaragoza.
Sin embargo, desde ya mismo, el 21 de abril de 2017, podemos contar con una edición específica de Cities Skyline Xbox Edition para nuestra videoconsola, donde el equipo de desarrollo ha puesto todo el empeño posible para no echar de menos la versión de PC, ya que como sabes, este tipo de juego como los de estrategia suelen jugarse mucho mejor en PC que en consola por el uso de teclado y ratón, ya que hay muchísimas opciones y posibilidades.
Quizás, este sea el motivo por el que este tipo de juego no suele ver la luz en videoconsola, sin embargo lo desarrolladores de Cities Skyline se han atrevido con este reto. ¿Lo habrán conseguido? En este análisis de Cities Skyline vamos a intentar desvelarte todos tus miedos a la hora de comprar el juego.

Cities Skyline, el rey de las ciudades

 
Yo no lo voy a negar, Cities Skyline lo he jugado mucho y disfrutado en su versión de PC por lo que conozco a fondo el juego, ahora lo único que me quedaba por saber si me iba a acostumbrar a los controles con el mando de este divertido y a su vez desafiante juego.
Pero primero, vayamos por partes, para aquellos que no conozcan el juego, vamos a explicar brevemente en que consiste.
Estamos ante un gran reto, construir una ciudad con el mayor número de habitantes posibles y que sea una ciudad sostenible, sin olvidar de que nuestro objetivo es que todos los habitantes de la ciudad sean felices, para ello deberemos de hacer una gran gestión de recursos, tanto naturales como económicos y saber en todo momento en que invertir, si en energía, infraestructuras, en ocio o en cualquier otro tipo de opción que se nos ocurra.
Si ves por Youtube, verás auténticas maravillas y obras de arte realizada por la gente, donde le ha dedicado muchísimas horas e imaginación, también en ocasiones facilitado por mods que dan mucha vida al título, por desgracia, en la versión de Xbox One no contamos con esa opción, aunque si que tenemos todos los DLCS en dicha versión lanzados por los propios desarrolladores como cambios climáticos y efectos de día y noche entre otros.
Cities Skyline goza de una gran variedad de elementos y la gestión de la ciudad será infinita, desde gestionar la luz hasta gestionar las tuberías de agua y desechos, cualquier decisión afectará positivamente o negativamente a tus habitantes, habitantes que no durarán en expresar su felicidad o tristeza y descontento, recuerda que nuestra misión principal será velar por su bienestar, dejando de lado el tener gran cantidad de dinero, aunque el equilibrio de estos factores será fundamental para tu éxito como alcalde de tu ciudad.
Imagen de Cities: Skyline en Xbox One
Imagen de Cities: Skyline en Xbox One

Adaptación de Cities Skyline al control en Xbox One

Vayamos ahora a lo peliagudo y gran reto del juego, hacerlo cómodo y sencillo para jugar en tu Xbox One, como te he adelantado yo ya tenía vicios adquiridos de la versión de PC y el uso de ratón y teclado en este juego, por lo que inicialmente se me hizo algo raro e incluso confuso aunque gracias a continuos tutoriales y consejos que va apareciendo en el juego me hice con relativa rapidez a los controles y casi de inmediato me puse a crear y disfrutar en construir mi querida ciudad.
Hay que reconocer que los creadores de esta versión de Xbox One han hecho un gran esfuerzo para adaptar el control de juego, no gráficamente que como puedes imaginar luce muy bien, sino en no echar de menos el ratón, de ver como en unos pocos minutos tienes todo el control del juego en tu mando. Los menús han sido totalmente diseñados desde cero para la versión de Xbox One y por lo tanto las opciones están en diferentes lugares y espacios.

Grata sorpresa

No lo vamos a negar, al empezar a jugar a Cities Skyline Xbox One Edition iba con mucho miedo de encontrarme ante un título prácticamente injugabl y echando de menos continuamente la versión de PC, sin embargo tras los primeros minutos de pánico, la angustia paso a ser una sonrisa de oreja a oreja viendo como un juego de gestión de ciudades y recursos lo estaba disfrutando en mi Xbox One, algo que hacía mucho tiempo que no experimentaba y que hace que otros títulos del mismo género vean con buenos ojos su port a las videoconsolas. Después de varias horas jugando mi única preocupación era gestionar adecuadamente el tráfico y hacer felices a mi querido pueblo y habitantes, el resto ya es historia.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here