Cuando un soldado se convierte en un arma

Hace unos meses atrás, uno de los principales desarrolladores del juego nos prometió que la campaña de Black Ops III iba a ser la más cruda y adulta de toda la serie, y por una vez podemos decir que han atinado en el clavo.

Lejos queda aquella trilogía épica de Modern Warfare que a todos nos cautivó entrega tras entrega y dónde la saga alcanzó su punto álgido sin expectativas de poder aumentar este punto de referencia. Treyarch por su parte se ha ocupado muy bien de llegar a adelantar a Infity Ward como desarrolladora. Ya demostró con su World at War y su primer modo de zombis que era capaz de innovar y traer al jugador algo fresco y nuevo que no estaba acostumbrado a jugar. Continuó su aventura tras un exitoso Modern Warfare 3 con su Black Ops II, y a decir verdad es que en este caso se columpió de cierta manera, quizás por ganas de mostrar algo nuevo y de innovar. Si bien es cierto que Advance Warfare mostró al jugador una nueva manera de jugar, no acabó de cuajar del todo entre los jugadores el tema de los exotrajes, que hacía una batalla mucho más aérea que terrestre.

Esto nos lleva al actual Black Ops III, el cual sin ninguna duda es el más cuidado y el que tiene más contenido de toda la saga, con unas batallas mucho más terrestres pero sin descuidar ni dejar de lado la idea del exotraje, esta vez en menor medida.

Una historia a la altura

Call of Duty hasta la fecha dónde más a destacado y seguirá destacando es en su extenso modo multijugador, que hace las delicias tanto de jugadores casuales como auténtico competitivo, con campeonatos dedicado a ello.

Este Black Ops III es distinto, no trae una campaña de “relleno” ni mucho menos, nos trae una historia de alrededor de 15 horas de duración, la más larga hasta la fecha, y que nos llevará a un futuro cercano dónde la tecnología ha avanzado tanto que podrá implantarse en el cerebro, llevando al soldado a convertir su mente en su mejor arma, con muchos giros de historia, un doblaje perfecto al castellano y una gran narrativa que nos hace meternos de lleno en el personaje y su historia.

En este caso, podremos entre misión y misión de la campaña, subir niveles al personaje y editar tanto nuestro armamento como nuestras habilidades “telequinéticas”, el nombre que tienen en el juego son “cibernúcleos”. Pero está tan sumamente cuidado, que además le otorgan un toque rolero con elegir que puntos mejorar y cuales mejorar al máximo, los cuales tendremos que decidir sabiamente ya que, nuestras habilidades serán clave para los enfrentamientos con los distintos tipos de enemigos.

Además el juego en todos sus aspectos se puede jugar en cooperativo de hasta cuatro jugadores, los cuales serán muchas veces necesarios si queremos pasarnos la campaña en su máximo nivel de dificultad, a más dificultad más experiencia y más puntos para desbloquear cibernúcleos y armas que podremos usar para crear clases personalizadas en el piso franco con las cuales iremos al combate, si bien siempre podemos elegir el equipo predeterminado, el cual suele ser el más conveniente para las primeras misiones si no hemos desbloqueado aún gran cosa del arsenal.

codhend

Más que una campaña

Desde el modo campaña del juego podremos optar también por algunos añadidos que Treyarch a tenido a bien mostrarnos, tal y como son un modo “hordas” muy al estilo de lo que ya había en Modern Warfare, cooperativo esta vez para cuatro jugadores y que nuestra misión será aguantar el máximo de rondas posible, a este modo se accede a través del piso franco en el cual nos reuniremos con nuestros compañeros antes de cada misión.

Igualmente la desarrolladora ha sabido sacarle partido a las habilidades del personaje como dar un doble salto o correr por las paredes, incluyendo un modo “libre” en el cual tendremos que ir recorriendo circuitos a cual más difícil en los que la combinación del parkour y nuestra puntería serán lo que reviente nuestro marcador para batir los recórds de nuestros amigos.

Pero sin duda el añadido que se lleva la palma es el modo Dead Ops Arcade 2, al cual se puede acceder desde el terminal que tendremos en nuestra habitación del piso franco, cooperativo hasta cuatro jugadores y con una historia bastante cómica. A diferencia del primer Dead Ops, en este no consiste simplemente en aguantar el máximo de rondas posibles, tiene fin y boss con el cual acabar. Iremos superando pantallas hasta llegar a él, dichas pantallas se nos mostrarán en un minimapa al finalizar cada nivel, como si avanzáramos en un Super Mario. Ciertamente la experiencia jugando a este modo ha sido muy adictiva y divertida, con una gran mejora gráfica y con muchos más añadidos que irán dropeando los zombis tales como poner la cámara en primera persona y mucho más. Además notaremos como el nivel de dificultad va subiendo conforme vamos avanzando en el juego.

Otra gran sorpresa ha sido el añadido de una campaña paralela de zombis, con el nombre de “Pesadilla” que se desboqueará al acabar la campaña principal, con doce misiones y con alrededor unas 10-15 horas más de juego, que hará las delicias de los más aficionados a los zombis.

codmulti

A la batalla soldado

Y es que si por algo destaca Call of Duty es por su gran modo multijugador, adictivo y muy competitivo, en este lo es todavía más. Aquí nuevamente vuelven a innovar de gran manera metiendo esta vez “especialistas” que elegir para avanzar en nuestras partidas, algo que recuerda bastante a Destiny pero esta vez con dos habilidades específicas de cada especialista, las cuales suelen ser una ofensiva de ataque y otra defensiva o de utilidad, las cuales no se pueden cambiar durante la partida y tendremos que usar sabiamente en cada situación, ya que se recargan con el tiempo o con muertes conseguidas y asistencias, lo cual hace que según nuestro rendimiento podamos usarlas más veces o menos durante el juego.

Cabe destacar el gran trabajo que han hecho desarrollando los mapas nuevos, muy equilibrados y con una gran integración del sistema “parkour” lo que hace el juego mucho más frenético, igualmente el uso del agua como elemento estratégico que podremos usar para bucear y sorprender a nuestros enemigos.

Igualmente Treyarch ha acertado en no poner “límite” a los mapas para evitar esos bugs que podían hacer que alguien saliera del mapa y matara a todo el equipo enemigo sin ser alcanzado. En este caso puedes salirte del mapa, pero en cuanto lo haces sale un marcador rojo que de 5 segundos que indica que vuelvas a la batalla, si no lo haces al cabo de los segundos mueres.

Se nota en gran medida el trabajo general del modo multijugador, algo que podemos notar en la gran personalización de todas las armas. Encontramos un taller de pintura en el que podemos pintar el arma como nos plazca y lucirla en el campo de batalla. Igualmente separan el modo prestigio del personaje con el de las armas, las cuales tienen ese modo de forma independiente, pero que sin embargo no afecta a los distintos camuflajes que hayamos desbloqueado o pintado lo cual no lo hace tedioso,  lo mismo pasa con los especialistas, los iremos desbloqueando de nuevo pero los aspectos conseguidos los conservaremos desde el primer momento.

Tonterías como la interactuación de los personajes con frases hace el juego mucho más dinámico, son pequeños detalles que en conjunto hace una gran obra.

cod-zombies

Cine negro para los no muertos

Sin duda otro de los grandes modos creados por Treyarch son los zombis que a tanta gente cautivaron desde el primer momento, un juego basado en aguantar el máximo número de rondas posibles con partidas que incluso pueden durar 5 y 6 horas o más. Esta vez nos traen el mapa Shadows of Evil, el cual podremos acabarlo matando a un boss final el cual deberemos invocar. En este caso la trama argumental está visible por todo su contenido. Cuatro personajes corruptos y de lo peor que han sido escogidos por “alguien” para ir a ese mundo y pagar por sus pecados en el mundo terrenal, una prueba de vida para ver si merecemos sobrevivir o no.

Es un modo mucho más difícil que los anteriores, con bosses que nos harán la vida imposible para poder seguir avanzando. En este caso la estrategia y la gestión de nuestros recursos y los del mapa serán la clave para poder sobrevivir. Además Jason Blundell, también responsable de la campaña principal ha anunciado que sacarán cuatro DLC relacionados con este modo y que continuará la trama argumental de Shadows of Evil.

No hablaremos del contenido del mapa Giants por tratarse de un añadido que viene con la edición coleccionista del juego y con el pase de temporada, pero si que os animamos a jugarlo sin ninguna duda.

Bien lucido y a 60 fps

Y es que si a todo lo anterior le sumamos que aunque en aspectos generales gráficamente es mejorable, todo ello está perfectamente optimizado a 60 fps lo cual hace un juego mucho más fluido y llevadero. Si bien hay texturas que podrían haberse mejorado, el juego en general luce bastante bien, con grandes efectos luminosos como ya nos tienen acostumbrados en este aspecto. Aunque es mejorable, sin duda no desfavorece el resultado final del juego.

Y como guinda del pastel, nos encontramos el juego totalmente doblado al castellano, algo ya habitual en la saga, pero con una gran banda sonora producto de Jack Wall, un profesional que ya se ha hecho un hueco en la industria haciéndose cargo de los anteriores Black Ops y de entregas del calibre de Mass Effect 2, Jade Empire o Splinter Cell: Pandora Tomorrow, el cual llega a superar a aquella brillante banda sonora de Modern Warfare 2, consiguiendo en muchas ocasiones una senscación apoteósica e inmersiva.

Sin duda y como ya hemos dicho antes estamos ante el primer Call of Duty que es capaz de superar la saga Modern Warfare, un excelente trabajo por parte de los chicos de Treyarch al darle el lavado de cara que tanto estaba pidiendo esta saga.

codm

Opina sobre el análisis en nuestro foro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here