Análisis Call of Duty 3 para Xbox 360

 

Historia
La saga continua  donde su predecesor nos dejó con las balas en la recámara. Si en la anterior pudimos desembarcar en la costa de Normandía , en ésta ya estamos dentro de  Francia, en los mismos lugares donde se desarrollaron fuertes combates entre tropas aliadas y alemanas. Nuestro destino final, París. Asumimos el papel de varios soldados de diferentes nacionalildades aliadas, repartidos en diferentes pequeñas misiones y batalllas.

Análisis Call of Duty 3para Xbox 360

Jugabilidad
Las historias se continúan alternando entre pequeñas animaciones y misiones a cumplir dentro de un pequeño grupo de combatientes, que a veces se han de ampliar ligéramente para poder ser algo más largas. No dejamos atrás esas dosis de humor con las que nos atrapan nuestros compañeros, demostrandonos que el veterano aprende dos cosas en el frente: a seguir vivo y a criticar en forma sarcástica tanto a sus colegas, como a cualquiera que se cruce en su camino. El ejemplo .esta frase : “los franceses solo saben hacer dos cosas bien, rendirse y besar”.

Análisis Call of Duty 3para Xbox 360

Las formas en las que nos moveremos no varían. Contamos con la opción de esprintar durante unos segundos pero que nos impedirá disparar , no sería muy realista que lo hiciera tampoco. Nuestros objetivos se marcan con una estrella en un círculo dentro de nuestra brújula y con apretar un botón del mando nos explica en una escueta frase de que trata.
Modo Multijugador
Lo mejor del juego. En esta ocasión la cantidad de modalidades en las que podemos jugar hace más rico su contenido. Como base podemos escoger uno de siete, aunque podamos recoger el armamento de los demás si lo encontramos en el suelo, no así sus habilidades primarias que pasaremos a detallar. En ambos equipos, americano y alemán, son las mismas armas que COD 2, salvo la incorporación de alguna nueva. Máximo dos armas, una que requiera dos manos y una pistola.

Análisis Call of Duty 3para Xbox 360

Fusilero, asalto ligero, asalto pesado, médico (permite curar a heridos durante un tiempo que se mide por la gravedad recibida ), explorador (francotirador y puede pedir apoyo de artillería a un blanco concreto ), apoyo (ametralladora ) y antiblindados (bazoca). En la mayoría de escenarios, sino en todos, se permite el uso de vehículos terrestres para poder movernos más aprisa en unos mapas que superan cualquier expectativa previa. Muy grandes y muy detallados. Tanques, motocicletas, jeeps, son utilizables por un jugador principal que conduce y otro que puede servirle de apoyo en llevar las ametralladoras que lleven incorporadas. El atropellar también se puede usar para eliminar enemigos.

Análisis Call of Duty 3para Xbox 360

Las partidas permiten un máximo de 12 jugadores por bando y por la experiencia propia , no hay lag en el juego en ningún momento.

Gráficos
Notamos una gran mejoría durante las misiones tanto en el exterior como interior de edificios, pero siguen esos puntos donde un objeto o persona terminan en una posición anormal después de una explosión (un mueble clavado en una pared temblando, por ejemplo). Una cosa muy importante y que le da mayor realismo es que en el modo multijugador, cuando apuntamos con un arma de mano a un objetivo, el resto se nos ofrece ligeramente desenfocado y el modo explorador el punto de mira es mucho más difícil de usar porque se le da más “temblor” al soldado a menos que esté tumbado totalmente en el suelo.

Análisis Call of Duty 3para Xbox 360

Hasta podemos ver como caen hojas de los arboles durante las acciones multi, un tanto más a favor de los diseñadores.

Sonido
A las míticas marchas militares se les unirán temas de la época, cosa que nos recriminan los mismos compañeros en modo campaña, y que nos obligan a una pequeña sonrisa interna.

Conclusión
La campaña no aporta detalles sobresalientes, el modo multijugador eleva la media y ayuda a que sea un juego online de obligada compra a los fanáticos de los simuladores de la segunda guerra mundial consoleros.

Análisis Call of Duty 3para Xbox 360

 

Dejar respuesta