Pon a punto tu fusil para enfrentarte a la más cruda de las guerras, Battlefield 1

En un año cargado de grandes shooter, Electronic Arts apuesta fuerte por el género con dos propuestas muy, pero que muy fuertes. En un lapso de una semana han lanzado Battlefield 1 y Titanfall 2, dos pesos pesados que vienen para arrasar las listas de ventas y colmar a sus desarrolladoras, así como a sus distribuidoras de gran dicha.

En esta ocasión vamos a centrarnos en Battlefield 1, título desarrollado por la veterana DICE. La compañía sueca parece haber recuperado el buen tino que siempre les ha caracterizado con esta nueva entrega de Battlefield, pues hacía tiempo que no vivíamos una experiencia tan gratificante y profunda en un juego del género.

Battlefield 1 se desmarca y arriesga ofreciendo algo que muchos de los aficionados a los juegos de disparos estaban demandando, un cambio de aires. Los jugadores estaban saturados de tantas ambientaciones modernas o futuristas, que ya alcanzan una tez un tanto peligrosa. Así pues, aparece DICE apostando por una de las temáticas más marginales de este género, la Primera Guerra Mundial, y con ello levantó un gran revuelo y se ganó la atención de muchos consumidores de este género.

Entrando en materia, vamos a tratar a Battlefield 1 en dos grandes bloques; el modo campaña por un lado y el multijugador por otro. Ambas modalidades tienen infinidad de detalles a tratar y vamos a empezar por su modo individual, una de las asignaturas pendientes de DICE en las últimas entregas de la franquicia Battlefield. Sin embargo, en esta ocasión han querido fortalecer esta faceta y con ello ofrecer una grata experiencia tanto en su modo individual como en el multijugador, y creernos cuando os decimos que lo han conseguido.

battlefield1-1

La historia del juego es sobrecogedora, cargada de emociones, sensaciones y un sinfín de momentos que apelan a nuestra empatía con los personajes a los cuales controlamos. Cinco episodios son los que conforman esta aventura bélica y en cada uno de ellos encarnamos a un personaje distinto, además cada uno de estos capítulos trata un conflicto de la Primera Guerra Mundial distinto.

De esta forma viviremos una gran variedad de situaciones y momentos de este suceso bélico como si lo estuviéramos presenciando nosotros mismos, dado que el estudio ha logrado un grado de inmersión muy notable en este sentido. Así pues tan pronto seremos un alocado veinteañero pilotando un tanque como seremos un aberrado piloto de avioneta o reviviremos la historia del legendario Thomas Edward Lawrence.

Como podéis ver cuenta con una gran variedad y versatilidad de situaciones, las cuales el estudio ha sabido crear y recrear a las mil maravillas. Además, también han conseguido algo difícil, y es que nos sentimos parte de esas historias, los personajes que tratamos no son meros números ni títeres en el campo de batalla como los altos rangos los trataban, sino que son personas y como tales sufren, y nosotros compartimos esa angustia con ellos.

El modo campaña cuenta con bastantes momentos espectaculares y llenos de acción, así como memorables. Aunque hemos echado en falta algo de acción más directa, nos explicamos. Battlefield 1 parece que se pierde por momentos, olvidando en parte su esencia. Cuenta con algunos momentos de sigilo que frenan en parte el ritmo de desarrollo de la aventura, a pesar de que podamos elegir, si ir en sigilo o no. Además, no ayuda que estos momentos de sigilo no funcionen muy bien, debido a una inteligencia artificial un tanto torpe, la cual no es capaz de detectarnos ni aunque estemos a escasos metros, y si lo hace en las situaciones más inverosímiles.

battlefield1-2

Las secuencias jugables están respaldadas por cinemáticas bien elaboradas y trabajadas, aunque algunas, bajo nuestro punto de vista, necesitan un repaso para mostrar un mejor acabado. No obstante, estas nos aportan más detalles sobre la historia y nos sirven de transición entre la acción y la línea argumental. En este aspecto, cabe destacar la gran y ardua labor que ha llevado a cabo el estudio con la narrativa de esta historia, es sencillamente excelente, además de la culpable de que este modo campaña brille tanto.

Seis o siete horas son las necesarias para acabar los cinco episodios de este modo campaña, la cual dependiendo de la dificultad nos podrá llevar más o menos. Esta duración puede verse alterada también si nos dedicamos a buscar los coleccionables repartidos por los diferentes niveles de la aventura, los cuales nos aportan más detalles históricos sobre el conflicto bélico.

Los niveles de dificultad con los que cuenta el juego no suponen un gran desafío para los jugadores más veteranos del género shooter. La dificultad normal es muy asequible para todo tipo de jugadores y la difícil nos complica un tanto las cosas, pero no supone algo realmente desafiante para alguien que sea talentoso en estos juegos. Por este motivo, el estudio ya ha escuchado a los jugadores e implementará una dificultad más mediante una actualización, el “modo clásico”.

Hasta aquí lo referente al modo campaña. Por lo general, una historia que nos toca y nos deja un buen sabor de boca, además de servir como precedente antes de adentrarnos en lo que ahora vamos a tratar, su modo multijugador.

Esta modalidad es la más jugada y demandada por los jugadores de la franquicia, y no lo vamos a negar donde más destreza tiene DICE. Si por algo se han caracterizado siempre, es por crear unos mapas masivos que se expanden y cambian según el devenir de la acción con un dinamismo muy gratificante para el jugador, así como unas batallas espectaculares y frenéticas.

battlefield1-3

En esta entrega había ciertos temores acerca de cómo se sentirían las armas y la sensación de tiro, puesto que el arsenal de la Primera Guerra Mundial no es el mismo que el de la guerra moderna y se podría perder parte de la esencia por el camino, así como cierto ritmo en las refriegas. Ya os adelantamos que no ha sido así y esos temores eran infundados.

Como comentábamos anteriormente, el comportamiento de las armas de la Primera Guerra Mundial es diferente al de las modernas, por lo que eso se ve reflejado en la sensación de disparo  y recarga de estas. Las armas en general  se sienten extrañas, tenemos la sensación como si no tuviéramos precisión en el disparo y las físicas de proyectiles no afectan por igual a todas las armas, es decir, no se aplica la misma gravedad o fricción con el aire a un fusil de francotirador que a un fusil de repetición, por ejemplo. De ahí que un explorador pueda matar de un tiro depende de donde acierte y un médico no.

Sin embargo, hay armas con las que si nos sentimos cómodos, será cuestión de acostumbrarse a las retículas de hierro y las recargas lentas, al fin y al cabo son armas más rudimentarias. Es complicado acertar a los enemigos a largas o medias distancias con según que armas, de ahí la sensación de falta de precisión y falta de control.

El multijugador de Battlefield 1 puede llegar a albergar hasta un máximo de 64 jugadores en uno de sus modos, el clásico conquista. El modo conquista es la marca de la casa de las propuestas multijugador de DICE y de la franquicia, así que no podía faltar a la cita. En él vivimos unas partidas muy épicas y espectaculares en las que se dan lugar muchos acontecimientos a la vez en pantalla. Contamos con caballos, coches, tanques, avionetas, entre otros medios de desplazamiento para poder cruzar los bastos mapas de este modo online.

En la lista de modos de juego tenemos dos debutantes. El primero de ellos, el modo Operaciones, un modo muy divertido que mezcla el modo Asalto y el modo Conquista en una formula muy atractiva. En él reviviremos algunos acontecimientos reales de la Primera Guerra Mundial a lo largo de pequeñas cinemáticas antes de entrar en las partidas de este modo. Las mecánicas se heredan de conquista y asalto, por lo que un equipo se encarga de defender una zona mientras que el otro trata de controlar unos objetivos con el fin de ganar territorio. Cuando el equipo atacante consigue controlar todos los objetivos de una zona debe eliminar a todos los enemigos que resten por el área para poder desbloquear la siguiente. Y así hasta abrir la última región del mapeado en la que tiene lugar la batalla final por los objetivos. El equipo atacante tiene 150 reapariciones, si el equipo defensor consigue mermar ese contador a cero, la partida se acabará con la victoria del equipo defensor.

battlefield1-4

El otro debutante, es el modo Palomas de Guerra. Este hereda algunas mecánicas del modo tomar la bandera. En el mapa hay disponible una paloma, y ambos equipos se tienen que enfrentar entre sí para poder cogerla. Una vez que un jugador consiga cogerla empezará a escribir un mensaje, para ello este deberá de permanecer quieto sin hacer nada para poder escribirlo. En ese momento los aliados del poseedor de la paloma tendrán que protegerle frente al equipo enemigo, ya que si es abatido los enemigos podrán robar la paloma. Si consigue acabar de escribir el mensaje podrá soltar la paloma para que lo entregue, y en ese momento el equipo contrario tendrá la oportunidad de abatir la paloma para frustrar dicha acción. Si consiguen abatir la paloma el marcador se mantendrá igual, de lo contrario sumará un punto para el equipo que entregue el mensaje, gana el equipo que llegue antes a tres puntos.

Palomas de Guerra es un modo muy frenético y divertido, el cual cuenta con mapas más pequeños para favorecer el ritmo constante de la acción y las refriegas entre los jugadores. Se nos antoja fresco y novedoso, y nos sirve para despejarnos de las alocadas y trepidantes partidas del modo conquista o operaciones.

DICE vuelve a ofrecer una experiencia muy satisfactoria en uno de los mejores multijugadores del género. Han vuelto a recoger los modos que más gustan a los seguidores y los han perfeccionado a la vez que pulido. Y no solo eso, ya que han añadido nuevos modos que funcionan muy bien y se antojan muy divertidos de jugar.

battlefield1-5

Sin embargo, hay un aspecto que siempre acarrea la compañía y que desde nuestro punto de vista no es nada cómodo para el jugador. El juego cuenta con un sistema de progresión de clases por niveles y desbloqueo de armas por bonos de guerra. La cuestión es que cuando queremos navegar por los menús de personalización de equipo para los personajes se nos antoja poco accesible, además de que solo se pueda hacer una vez estemos dentro de una partida y no antes, es poco práctico…

Tampoco nos ha gustado mucho la inclusión de los battlepacks para desbloquear ciertas armas o aspectos para ellas. Es la tónica que están optando muchos multijugadores en estos tiempos, y creernos cuando os decimos que estamos muy hartos de esta tendencia que se ha implantado a base de bien. En nuestra opinión resta aliciente al juego, ya que anteriormente estos objetos se desbloqueaban progresivamente mientras jugábamos y subíamos de nivel, es decir, a medida que invertíamos tiempo en el juego,  no dinero…

En lo referente a los mapas, tenemos que decir que se ha hecho una gran labor de ambientación y recreación. Estos son muy variados, y tanto en el modo campaña como en el multijugador están dotados de un realismo exquisito y un mimo por el detalle apabullante. En referencia al multijugador los mapas suelen ser largos y planos, lo que favorece claramente a que nos encontremos francotiradores postrados en los recovecos menos esperados. No obstante, nos parece que está bastante bien equilibrado. Podremos combatir en bastos desiertos, frondosos bosques, ciudades urbanas destruidas, salones de baile y otros emplazamientos más…

battlefield1-6

En esta ocasión DICE ha introducido cambios en el sistema de clases, para adaptarlas a la temática y al marco bélico que tratan. Ahora contamos con las clases: asalto, médico, apoyo y explorador. Los médicos se encargan de curar, cuidar y revivir a los aliados, entre su arsenal ahora se encuentran armas de media distancia, las cuales anteriormente eran empuñadas por los ingenieros. La clase de asalto se encarga de destruir barricadas, estrucutras, tanques y blindados con sus granadas y cargas de dinamita, su equipamiento se basa en escopetas y fusiles de asalto ligeros. Los soldados de apoyo se encargan de suministrar munición y reparar los vehículos dañados, labor que antes también desarrollaba los ingenieros. Esta clase cuenta con ametralladoras pesadas como principal arma. Por último, los exploradores, herederos de la clase de reconocimiento, son los encargados de cubrir las largas distancias con los fusiles de francotirador.

El acabado de este Battlefield 1 en rasgos generales denota un nivel sobresaliente, y nos aventuraríamos a decir que es uno de los títulos mejor tratados de DICE hasta la fecha. Es cierto que han habido ciertos errores en el juego, así como problemas en los servidores, pero ya han sido subsanados y la experiencia de juego es muy grata. En cuanto a su apartado audiovisual, no podemos hacer otra cosa que aplaudir con las manos bien abiertas, ya que se ha realizado una labor excepcional.

Una vez más Frostbite demuestra porqué es el motor gráfico que se ha implantado en la mayoría de los proyectos desarrollados por la compañía Electronic Arts, y es que vuelve hacer muestra de su gran poderío técnico. El motor cada vez está más optimizado y ofrece un rendimiento mejor, un factor que hasta ahora era un punto a trabajar. Es obvio, decir que donde mejor luce el juego es en ordenador, pero las versiones de consola logran un resultado muy bueno.

battlefield1-7

El apartado técnico en consola es muy digno y se comporta bastante bien, a pesar de ciertas caídas puntuales cuando tiene que gestionar muchos elementos en pantalla, ya que sacrifica bastantes recursos para llegar a un framerate estable. Se ha realizado un gran trabajo en la iluminación, las partículas, los efectos, las texturas y los modelados, realmente en conjunto consiguen estampas muy bonitas y espectaculares. Por ejemplo, no hay palabras para describir el momento en el que se cae un dirigible destruido desde el cielo, o como la lluvia, así como los efectos climatológicos actúan sobre el entorno y los cuerpos, además del excelente tratamiento de las explosiones y destrucción del entorno. Solamente tendríamos un pero, y es que algunas animaciones o cinemáticas no lucen tan bien como el resto de aspectos de este apartado.

Y nos hemos dejado para lo último el mejor apartado de todos bajo nuestro punto de vista, el sonoro. El audio de los juegos de DICE suele ser una delicia, ya lo pudimos ver en su anterior trabajo, Star Wars Battlefront. Y en esta ocasión, lo han vuelto a conseguir. Battlefield 1 cuenta con una banda sonora cargada de sentimiento y emoción, transmite y es capaz de crear una ambientación excelente y envolvente por si misma. Además, esta casa muy bien con la acción de la campaña y realza los momentos más épicos, así como acompaña a la perfección las batallas online. Sin duda recomendamos su escucha encarecidamente.  Los efectos sonoros son sencillamente brillantes, contundentes y solventes para todas y cada una de las armas, disparos, recargas, vehículos, etc… Y como es costumbre en los títulos de EA, el juego cuenta con un doblaje al español de muy buena calidad.

 

Puntuación
Gráficos
85 %
Sonido
90 %
Jugabilidad
85 %
Duración
90 %
Compartir
Artículo anteriorAnálisis del alocado Clustertruck para Xbox One
Artículo siguienteCambios importantes en la actualización de Titanfall 2
Redactor y analista experimentado que aporta su opinión sobre videojuegos y nos informa de las últimas novedades de los videojuegos como su activa aportación en el foro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here