Battle Chasers: Nightwar, una propuesta moderna influenciada por un género clásico

Todo buen creativo que se precie ha tenido proyectos de éxito y otros de no tanto reconocimiento, y por contrapartida propuestas que no llegaron a ver la luz o incluso que fueron canceladas tras no obtener los resultados esperados. Este sería el caso de Joe Madureira, un dibujante de culto conocido por sus grandes trabajos en diseño artístico en la saga Darksiders, participaciones en tiras de tebeo de Marvel, entre otras obras…

Madureida tenía una espina clavada. Se trata de su propio cómic Battle Chasers lanzado en abril de 1998, y que después de varios problemas en sus publicaciones se canceló en el año 2001. Desde entonces el dibujante no ha parado de buscar alternativas para poder dar a esta propiedad intelectual la presencia que se merece. Por ello, se embarcó en el que es y ha sido su mayor proyecto hasta la fecha, su creación más ambiciosa que le ha llevado hasta el punto de crear un estudio de desarrollo independiente con antiguos integrantes de Vigil Games.

Teniendo este trasfondo como punto de partida, el estudio bajo el nombre AirShips Syndicate se lanzó de cabeza a una campaña de Kickstarter para tratar de financiar el proyecto. Dicha campaña resultó ser todo un éxito, puesto que llegó a recaudar cerca de 850.00 dólares, con tal cifra fue posible convertir el cómic lanzado a finales de los 90 en videojuego. Y tal ha sido el arduo trabajo que hasta este mismo año no lo hemos tenido entre nosotros. De esta forma, el sueño se hizo realidad y ahora esta propuesta la conocemos como Battle Chasers: Nightwar, un atractivo RPG que se basa en los juegos clásicos del género.

Battle Chasers: Nightwar bebe mucho de los juegos de rol por turnos de antaño. De hecho, hereda ciertas ideas y mecánicas de estos para adaptarlas a su propio sistema de combate. Por ello, estamos ante una propuesta que no es apta para todos los públicos, puesto que hoy en día no se ven juegos de este tipo, sino propuestas de rol más encaradas hacia la acción que a la propia estrategia o táctica. Dicho esto, procedamos a ver cuáles son las bondades y las características más llamativas de esta obra en su análisis al detalle.

El título nos propone vivir una entrañable aventura siguiendo y acompañando a la joven Gully, la hija de uno de los guerreros más laureados de la historia. Este avezado luchador se llama Aramus, el cual deja a su hija una importante y poderosa reliquia en herencia, sus guanteletes. Estos poderosos guantes son un claro objetivo de los que en su día Aramus venció y combatió con el fin de conseguir la paz, por lo que estas malas personalidades perseguirán a nuestra protagonista para tratar de arrebatárselos. Sin embargo, nuestra intrépida aventurera no estará sola, ya que contará con la ayuda de varios compañeros, a cual más ducho en combate, que estarán dispuestos a dar su vida por ella si hiciera falta.

Los compañeros de viaje de Gully también se pueden contralar, y además forman una parte fundamental del conjunto que conforma el juego. Como en todo buen título del género, podremos alternar entre los distintos personajes disponibles en nuestro equipo con tan sólo pulsar un botón, pudiendo así beneficiarnos de sus técnicas y habilidades según las necesitemos. Algunos de los aliados que nos encontraremos serán la pícara Monika, el espadachín Garrison, el golem Calibretto y el poderoso mago Knolan. Cada uno de estos personajes posee sus propias habilidades y características especiales, con lo que saber el tipo de ataques que debemos emprar en cada momento según el enemigo que tenemos en frente será un trabajo de investigación a tener en cuenta, además de aprender los distintos efectos de estos mismos. De esta forma, tendremos que saber escoger en cada momento nuestros movimientos, haciendo uso de la táctica y la estrategia para salir victoriosos de los variados y numerosos enfrentamientos que nos ofrece el título.

Toda esa acción o táctica que deberemos emprar, la encontraremos a lo largo y ancho de este mundo de fantasía que nos propone Battle Chasers: Nightwar. Este universo está representado por un mapamundi que iremos recorriendo y explorando a nuestro antojo, aunque eso sí, siempre siguiendo una linealidad muy marcada. Esta imposición u obligación, por así decirlo, es una decisión en el planteamiento del juego muy arriesgada, puesto que al tratarse de un título RPG está restándole un fuerte carácter de libertad, que no todos serán capaces de encajar sin más. No obstante, el mundo que podremos recorrer de cabo a rabo es muy amplio y denso, por lo que nos llevará muchísimas horas encontrar todos los secretos, entresijos y misterios que se esconden en él.

Por otra parte,  ya que estábamos tratando el tema de los combates por turnos, comentar que estos aparecen de forma aleatoria en los distintos puntos de nuestro trayecto, por lo que en muchas ocasiones será imposible poder esquivarlos o evitarlos, mostrando una vez más una temeridad en la toma decisiones en torno a la linealidad muy atrevida. Sin embargo, el hecho de que estos enfrentamientos se desarrollen por turnos le aporta un toque tradicional a la fórmula que le sienta genial, además de que estos son muy entretenidos de disputar a la par que convincentes. Estos se desarrollan con un buen ritmo, el cual es bastante fluido y dinámico, sin muchas pausas ni pérdidas de tiempo que pudieran provocar síntomas de aburrimiento en el jugador. Además, la espectacularidad de los golpes, los movimientos especiales y los efectos de los distintos ataques le suma un atractivo muy llamativo en lo visual, lo cual nos mantendrá siempre embobados, siendo unos espectadores más de toda esta demostración de imaginación y buen gusto en lo que al diseño artístico se refiere.

La dificultad del título es muy progresiva y se presta muy abierta a todos aquellos jugadores que quieran darle una oportunidad al juego, es decir, es bastante permisiva en los primeros compases de la aventura y mucho más exigente en cuanto vayamos avanzando en ella. Por ello, tiene una buena curva de dificultad, permitiendo al jugador hacerse con los controles, el sistema de combate y los distintos elementos a tener en cuenta en los enfrentamientos para que posteriormente se convierta en un auténtico experto, ya que algunas refriegas con ciertos jefes o enemigos requieren de cierta implicación más exigente por parte del jugador.

Anteriormente hemos dicho que el juego cuenta con una marcada linealidad en cuanto a su desarrollo, aunque esto no nos priva en ningún momento de la exploración. Como todo buen juego del género, este también se presta a la exploración de sus escenarios, y como hemos dicho antes, estos guardan un sinfín de secretos muy gratificantes de encontrar. A medida que vayamos descubriendo nuevas zonas y examinemos todas las bifurcaciones posibles de los distintos caminos, encontraremos cofres o alijos que nos brindarán monedas (muy preciadas para mejorar nuestro equipamiento) y otro tipo de objetos útiles para construir ítems y así ataviarnos mejor. Todos estos elementos se generan de forma procedural, al igual que las distintas batallas o combates que nos encontremos. De esta forma, se aseguran la variedad, la frescura y el dinamismo en todo momento, lo que es de agradecer en una propuesta de estas características.

El contenido que nos ofrece Battle Chasers: Nigthwar es bastante variado, aunque al fin y al cabo, lo que más haremos es pelear. No obstante, tendremos una historia con una narrativa muy atractiva que nos enganchará desde un principio por su tez misteriosa, y en el afán de descubrir más sobre Gully y sus compañeros, seguiremos avanzando sin mirar atrás. A parte del hilo argumental, encargado de guiar todo nuestro periplo, encontraremos una serie de misiones secundarias o mazmorras para explorar, que sin lugar a dudas aumentan mucho las horas de juego. Y es que adentrarnos en las distintas mazmorras es muy importante para obtener mejor equipamiento, de lo contrario veremos cómo llega un momento en el que nos costará más trabajo del habitual vencer a los rivales. En resumir las cuentas, toda esta propuesta nos puede brindar unas 20 o 25 horas yendo como perro sin cabeza, pero si nos paramos a disfrutar de todas las maravillas que nos puede ofrecer y nos dejamos embelesar, acabaremos dedicando muchas más horas.

Por otra parte, toda esa historia o trasfondo del juego se nos presenta de una forma muy tradicional en este género, es decir, en los clásicos bocadillos de texto que representan los diálogos que mantienen los personajes entre sí. La interacción entre los personajes es un pilar fundamental en este apartado, puesto que estos cuentan con una personalidad muy bien construida, trabajada y marcada, por lo que tienen mucho carisma y presencia por si mismos. El conjunto narrativo se completa con una serie de pergaminos o escritos que iremos encontrando a lo largo de la aventura, los cuales aportan descripciones e información interesante acerca de todo el universo en el que nos encontramos. Todo ese exquisito trabajo ha sido posible, en parte, gracias al material en el cual está basado, es decir, adapta de una forma exquisita el material original de las novelas gráficas. Además, todos estos textos han sido traducidos con un tino asombroso a nuestro idioma, lo que resulta muy gratificante y denota cuidado por todos los mercados potenciales a los que puede llegar esta obra.

En lo referente al apartado  gráfico, nos encontramos un diseño artístico y estético exquisito, rozando incluso lo soberbio, el cual denota mucho la experimentada y diestra mano de Joe Madureira. En este sentido quizás sea el apartado que más llama la atención del juego, y en el que más se fijarán seguro todos los jugadores, puesto que es muy llamativo a nivel visual. Pero como comentábamos anteriormente no es un juego que vaya a ser del agrado de todos por ese sistema de combate como seña de identidad. A pesar de ello, quién ha llegado hasta aquí es porque sabe lo que se va a encontrar y le encanta. Por ello, vemos como una vez más el material original de Madurerira ha servido de inspiración para recrear unos escenarios o fondos apabullantes y repletos de detalle, con unas ilustraciones y un acierto en la ejecución excelente. En definitiva, una auténtica delicia para nuestros sentidos que como culmen  cuenta con unas animaciones muy fluidas y unos modelados muy bien trabajados. Sin embargo, hay un pequeño matiz, un resquicio que no ha acabado de estar todo lo bien que se esperaba, y es que el juego se cierra inesperadamente más veces de las que nos hubiera gustado. No obstante, el equipo de desarrollo es consciente de ello y ya ha lanzado un parche para intentar arreglar esta incidencia más algún que otro bug molesto.

Por último, el apartado sonoro también cuenta con una calidad bastante notable, gracias a una banda sonora bien orquestada, consistente y contunde que acompaña en todo momento la ambientación del propio juego. Además, el título cuenta con un excelente doblaje al castellano, con unas voces muy bien escogidas y acertadas para cada personaje y situación, cosa que no se suele dar en este tipo de videojuegos, más teniendo en cuenta su humilde y discreta procedencia.

Puntuación
Gráficos
85 %
Sonido
85 %
Jugabilidad
85 %
Duración
95 %
Compartir
Artículo anteriorTres nuevos títulos se suman a la lista de retrocompatibles de Xbox One
Artículo siguienteEpic Games contra los tramposos de Fortnite
Redactor y analista experimentado que aporta su opinión sobre videojuegos y nos informa de las últimas novedades de los videojuegos como su activa aportación en el foro.

1 Comentario

  1. Most boundary disputes must be handled privately
    and reach a legal contract both parties are satisfied with.
    The property market is changing often with new pressures within selling, leasing, and property management.

    “The reason behind these healthy rental yield figures inside North West comes inside form of research by the Land Registry House Price Index, which includes shown that house prices have fallen 3.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here