Rovio nos trae junto a Activision, esta última como distribuidora, a los pájaros más carismáticos, enérgicos y entrañables de los dispositivos móviles. Si señores los Angry Birds al fin aterrizan en nuestras consolas y lo hacen por todo lo alto con un montón de contenido para disfrutarlo durante un sinfín de horas que nos auguran mucha diversión.

Angry Birds como todos sabemos se trata de un juego de puzles en el que tenemos que ir superando niveles usando las diferentes habilidades de cada pájaro que nos proporcionen, lanzándolos como si de un proyectil se tratase con un tirachinas, para así poder derribar todas las ingeniosas construcciones, hechas para que en más de una vez fracasemos. Estas estructuras están hechas de diferentes materiales como: bloques de madera, piedra o hielo, lo que hace que tengamos que utilizar un tipo de pájaro o otro según la resistencia de estos materiales.

No todo se limita a destruir construcciones de lo más variopintas si no que también tendremos que eliminar a los innumerables y molestosos cerdos que no tienen otra cosa que hacer que robar los huevos a nuestros pobres Angry Birds, la guerra está servida.

En Angry Birds: Trilogy vamos a encontrar mucho contenido y es que recopila el juego original y dos de sus expansiones más vendidas, así que en un mismo disco tenemos Angry Birds Classics, Angry Birds Rio y Angry Birds Seasons. Entre los tres juegos si sumamos todos los niveles tenemos un total de 700 niveles que nos llevará cerca de 30 horas poder completarlos todos, eso si no se te atraganta alguno, lo que es bastante probable.

Pero esto no es todo ya que según uno de sus desarrolladores, Kalle Kaivola, ha confirmado esas 30 horas aproximadas para pasar los niveles, pero si queremos completar Angry Birds Trilogy al 100% nos puede llevar más de 300 horas de juego.  Esto se debe a que hay un logro que nos pide completar los 700 niveles con una puntación de tres estrellas, es decir, tenemos juego hasta hartarnos.

Esta entrega no se diferencia mucho de las entregas en su versión para plataformas móviles, de hecho son prácticamente idénticas pero sin duda en consola tenemos más y mejor. Aclaramos esto último, en Angry Birds: Trilogy se han añadido además de los propios de cada juego 19 niveles inéditos y exclusivos en consolas. Además también se han añadido nuevas cinemáticas que enriquecen la historia y adaptado las que ya tenían en alta definición.

El argumento de Angry Birds no es una joya, eso ya lo sabemos todos, pero ni mucho menos es un punto flaco de este juego ya que su verdadera esencia reside en su adictiva jugabilidad.  Como decía la historia que nos cuenta Angry Birds mediante las escenas cinemáticas no está muy elaborada ni compleja ya que la utilizan para enlazar los escenarios pero sí que nos arrancará más de una sonrisa.

Dispondremos de un gran elenco de pájaros a lo largo de los tres juegos para poder estrellarlos contra las estructuras. Los que más utilizaremos durante el juego son: el pájaro rojo, que nos servirá para derribar estructuras, el pájaro amarillo, que cuenta con la habilidad de ganar velocidad para incrementar su impacto contra las estructuras, el pájaro blanco, que es capaz de dejar caer un huevo que explota cuando toma contacto con la superficie muy eficaz contra bloques de piedra y madera. Y el pájaro negro que es como una bomba, se infla y explota produciendo una onda expansiva que produce mucho daño a todo tipo de estructuras. Estos son los pájaros del Angry Birds Classics y los que utilizaremos con más frecuencia pero se añaden algunos otros como en el Angry Birds Rio que podremos manejar a unos pajarillos parecidos a los de la película.

Así pues tenemos ante nosotros un título de duración bastante extensa que nos ofrece una gran cantidad de niveles con una dificultad creciente a medida que pasamos los puzles que invitan a ser rejugados ya sea por batir nuestro propio record o incluso batir los records de los demás ya que podemos ver los marcadores si estamos conectados a Xbox Live. En estos marcadores aparece un ranking con los mejores resultados de cada nivel y las puntuaciones de los demás jugadores.

En cuanto a la jugabilidad tenemos que decir que Rovio ha hecho un gran trabajo y ha adaptado los controles de los móviles y PC a la perfección en un mando. Con simplemente pulsar el botón A podemos lanzar el pájaro y activar sus habilidades y con el analógico izquierdo controlar la inclinación y ángulo del tirachinas. Además aquellos que cuenten con Kinect podrán jugar al título con el dispositivo, la implementación de este es bastante buena.

Gráficamente Angry Birds Trilogy ha sido adaptado en alta definición en 1080p y presenta unos escenarios muy pintorescos y utiliza una paleta de colores muy variada. En el juego podemos acercar o alejar el zoom o incluso centrar la vista en un sector del escenario mediante los gatillos, lo que es de agradecer, ya no tendrás que dejarte la vista para jugar a Angry Birds.

Respecto al apartado sonoro contamos con las melodías y temas característicos de la saga y con los sonidos de los pájaros muy bien trabajados, suenan con total fidelidad, se ha realizado una adaptación excelente. Además el juego gana puntos con los efectos de sonido cuando se destrozan las construcciones y impactan los pájaros produce una sensación de destrucción muy lograda.

Conclusión:

Angry Birds Trilogy es un juego que nos ofrece diversión y entrenamiento a raudales. Tenemos contenido para rato y la adaptación de los tres juegos a las consolas es muy buena. Para todo aquél que se considere fan de esos pájaros es una compra casi obligada aunque quizás si ya se cuenta con los juegos en el móvil no te llame mucho la atención ya que es prácticamente lo mismo.

Lee los comentarios sobre este análisis en nuestro foro de Xbox 360.

Gráficos: 7,5

Jugabilidad: 8

Sonido: 7,5

Duración: 9,5

Nota final: 8

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here