Lumenox, un estudio independiente, ha creado uno de esos juegos que en muchas ocasiones pasas por alto, pero que desde que pudimos verlo hemos estado siguiendo la pista desde cerca dado el gran potencial que aparentaba tener. El juego se trata de Aaru’s Awakening una aventura en 2D de acción y plataformas con un estilo artístico muy particular y llamativo que sobretodo entra por la vista para bien o para mal, según gustos.

La propuesta que nos encontrábamos con este título nos llamó mucho la atención por lo que comentábamos, su apartado artístico y sus mecánicas jugables. Y bien, el resultado final ha distado bastante de lo que realmente esperábamos de él. El juego parte de unas bases muy buenas aunque se han ejecutado de formas un tanto erróneas a nuestro parecer. En las siguientes líneas os expondremos todos los detalles sobre este juego en su análisis.

En Aaru’s Awakening encarnaremos a Aaru, una criatura mítica, la cual tiene dos habilidades únicas que le ayudarán a poder superar todos los obstáculos con los que se encuentre en sus aventuras. Éstas habilidades son la de poder teletransportarse y la posibilidad de cargar contra estructuras débiles; gracias a ellas podrá viajar por el tortuoso y peligroso mundo de Lumenox y vencer a un malvado ser que azota este mundo.

aaru's awakening2

La primera toma de contacto con el título es algo chocante por el peculiar manejo del personaje, cuenta con un sistema de control que juega en contra de la mente humana. Estamos acostumbrados en los juegos de plataformas a saltar con un botón y no como lo hacemos en este juego en el cual usamos los gatillos para controlar los brincos de Aaru, los primeros momentos serán difíciles de hacernos con él aunque en ningún momento, al menos a nosotros nos ha pasado, sentiremos un feeling completo con este sistema.

Por regla general la intención de los videojuegos es divertir y entretener al jugador aunque en algunas ocasiones ya sea bien por qué lo ofertado no es de tu agrado o bien por qué no está bien acabado pasa totalmente lo contrario. Y con Aaru’s Awakening nos llega a suceder lo que comentamos, es un videojuego que más que divertir frustra y eso es debido a una dificultad enfermiza y no porqué sea difícil lo criticamos si no qué no está bien hecho  y por eso llega a ser tan difícil algo que para el jugador no es gratificante.

Moriremos y moriremos una y otra vez sin ningún tipo de recompensa, el juego se basa mucho en el ensayo y error dejando incluso al azar que podamos avanzar o no en un escenario ya que en ocasiones nos pasaremos un nivel más por pura suerte que por nuestra propia pericia y esto se debe a un sistema de control poco depurado y pulido además de un diseño de  niveles muy retorcido.

aaru's awakening4

Cuando una de las facetas más prometedoras de un juego se vuelve en contra de él poco podemos hacer para no ver uno de los mayores defectos que tiene este título. El juego requiere de una precisión y una habilidad insana dejando al jugador actuar y ejecutar saltos o teletransportaciones en cuestión de milésimas de segundo y esto cuando no ofreces una jugabilidad acorde y bien trabajada se puede volver una hoja de doble filo.

Las mecánicas de juego son sencillas, saltar y valernos de la teletransportación para llegar a aquellos lugares a los cuales no podemos llegar con un simple salto. Para teletransportarnos deberemos lanzar una bola de energía al lugar al cual queramos ir, eligiendo la dirección de ésta con el stick derecho y lanzándola con el gatillo izquierdo, posteriormente con RB nos teletransportáremos allá donde la bola esté. Parece sencillo, pero os aseguramos que no los es porqué como decimos todo este proceso lo tenemos que hacer en milésimas de segundo ya sea a porqué algún enemigo nos persigue o sencillamente estamos a punto de caer al vacío.

aaru's awakening3

Por si fuera poco, la bola de energía parece que tenga vida propia ya que su comportamiento es un tanto irregular a la vez que caprichoso. A parte de elegir la dirección a la cual queremos lanzar la bola tenemos que medir la potencia con la que lanzamos esta misma, por lo cual si nos pasamos la bola rebotará e irá allá donde precisamente esté el peligro. Un verdadero quebradero de cabeza que nos ha hecho perder incluso el sueño a causa de las pesadillas provocadas.

Y para rematar la faena tenemos la habilidad de cargar con fuerza, la cual también se nos exige que usemos con la mayor rapidez posible e incluso cuando estamos en el aire en medio de un salto. El problema aquí es que en muchas ocasiones las zonas que son rompibles por esta habilidad no son muy reconocibles. Y aun no queriendo seguir metiendo el dedo en la llaga tenemos que hacerlo puesto que una vez se encuentre el personaje en el aire podemos rezar para que todo salga como nosotros queremos y no como el azar dicte, esto es debido a que el manejo y movimientos de la criatura en suspensión distan mucho de responder como deben.

Llegados a este punto puede que hayas dejado incluso de leer, en ningún caso queremos desprestigiar el trabajo realizado en este título pero la verdad y si lo jugáis nos entenderéis, nos gustan los desafíos en los videojuegos, pero el que aquí se nos plantea nos ha sacado de nuestras casillas y todo por no poner un poco más de empeño en mejorar esa jugabilidad que exigimos en todo juego de plataformas.

aaru's awakening1

Dicho esto comentar que el diseño de escenarios está pensado para ofrecer un desafío constante y añadido a lo ya comentado acerca de la jugabilidad obtenemos una mezcla ardua de digerir. Si la jugabilidad cumpliera su función como debe igual el diseño de los escenarios no jugaría tanto en su contra, pero es demasiado el peligro que tenemos que sortear en pantalla encima estando pendiente en todo momento de como pueda reaccionar la criatura a nuestras órdenes.

El hecho que sea tan frustrante no invita a seguir jugando debido a que no sentimos ninguna satisfacción por superar los escenarios y sufrir tanto. En juegos difíciles como Dark Souls o ejemplos más acordes con el género del juego que estamos analizando como Ori and the Blind Forest o Super Meat Boy se mantiene en todo momento un equilibrio entre recompensa y sufrimiento aunque este Aaru’s Awakening no es el caso.

Para acabar el diseño artístico del juego es muy llamativo y aquí si tenemos que halagos hacía sus creadores dado que todo lo que vemos en pantalla ha sido dibujado a mano. A pesar de ser un apartado del juego un tanto simplista cumple bien y en todo momento juega muy bien con las tonalidades de los colores y los contrastes que ayudan a crear una ambientación consistente a pesar de que el juego no cuenta con una historia muy atractiva.

¿Qué opinas sobre el juego?, comparte con nosotros tú opinión.

Puntuación
Gráficos
65 %
Jugabilidad
45 %
Sonido
65 %
Duración
65 %
Compartir
Artículo anteriorGraba a 60fps con Game DVR en Xbox One
Artículo siguienteLos Euros de Microsoft Points caducan pronto
Redactor y analista experimentado que aporta su opinión sobre videojuegos y nos informa de las últimas novedades de los videojuegos como su activa aportación en el foro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here