Cuando los shooters con aviones se hacen bien, salen productos como Sine Mora EX. No te pierdas nuestro análisis.

En un mundo donde las remasterizaciones parecen estar a la orden del día, a veces la recuperación de juegos no tan conocidos (o poco publicitados) pueden darnos la oportunidad de descubrir joyas enterradas. Es el caso que nos ocupa hoy con Sine Mora Ex, un título que apareció en el año 2012 para varias plataformas, y que ahora volvemos a revivir gracias a esta revisión del juego. Cabe decir que, pese a ser un título de disparos con naves a los que estamos tan acostumbrados, el éxito le llegó a Sine Mora gracias a ciertas particularidades que iremos desgranando en estas líneas. Adéntrate en el colorido y maravilloso mundo diseñado en su día por Grasshoper Manufacture y publicado por THQ Nordic, aunque en nuestro país lo distribuye la incombustible Badland Games.

Sonotra Koss a torre de control, ¿Me recibes?

Ya sabéis que este género no presume por tener un argumento muy elaborado, pero lo desarrollado por Grasshopper Manufacture (os recordamos que es la misma gente que hizo bizarradas como Killer is Dead, Shadow of the Damned o No More Heroes) es tan profundo que seguramente necesitemos otra vuelta a su modo historia para entender lo que sucede en Sine Mora EX. Pese a lo colorido de su apartado visual, os avanzamos que la historia es bastante trágica, negra, con traiciones, guerra entre varias facciones y momentos duros que se relatan entre misión y misión. Además, en cada fase controlaremos a un piloto diferente, cada uno con sus intereses, ideales, personalidad y tipo de avión. Eso sí, se hace algo pesado cuando empiezan a saltar diálogos en mitad de una misión, cortan bastante el rollo, y aunque pueden pasarse a “cámara rápida”, es un elemento que podrían haberse ahorrado en pos del frenetismo del que hace gala el juego. Por suerte, en estas escenas podremos hablar con nuestro compi de escuadrón si tenemos otro mando por casa, ya que el Modo Historia podrá disfrutarse en cooperativo local, opción que en el título original no existía.

Los diálogos en mitad de la fase podrían haber sido más escuetos (si cabe).

Sine Mora EX o cuando uno va mal de tiempo siempre.

Vayamos a lo interesante y que hace único a Sine Mora EX: el factor del tiempo. Cuando empecemos cada misión, tendremos una especie de cronómetro en la parte alta de la pantalla que nos dirá los segundos restantes que nos quedan para completar con éxito la pantalla. Este cronómetro podrá añadir unos valiosos segundos si recogemos el power-up correspondiente, o si eliminamos a los enemigos. Por contra, si somos impactados por las balas enemigas, aparte de perder todos los potenciadores recogidos cual anillos de Sonic, el tiempo para completar la misión disminuirá. Este concepto del tiempo me ha parecido super original ya que nos obliga a estar constantemente buscando la manera de llegar hasta el siguiente “checkpoint”, realizando las eliminaciones lo antes posible y teniendo cuidado de que no nos hagan mucho daño. Por cierto, como nota curiosa, aquí no contaremos con barra de vida ni nada por el estilo: nuestra salud precisamente viene marcada por la cantidad de tiempo restante.

El tiempo lo es todo en Sine Mora Ex, y nuestros pilotos bien lo saben. Dependiendo de quién elijamos en el modo Arcade, o el que esté prefijado en el Modo Historia, sus habilidades especiales variarán. Si bien algunos de los protagonistas pueden tirar de escudo repeledor de disparos enemigos, la verdadera gracia viene cuando ponemos en juego otras habilidades más interesantes y pocas veces vistas en un juego de esta índole. Por un lado, tenemos una especie de tiempo-bala, muy útil para esquivar cascadas de disparos, mientras que por otro lado tendremos un “rebobinado” que nos servirá para tomar otra acción más beneficiosa y que no ponga a nuestra nave en peligro. Junto con estas habilidades tan particulares, tendremos una serie de ataques especiales que comprenderán desde una salva de misiles, lanzamiento de minas o una espada láser, dependiendo de la nave que queramos pilotar.

Las secuencias hasta llegar al final-boss no son especialmente difíciles.

Esencia nipona…pero sin pasarse con la dificultad.

Llegar con vida al final del nivel será esencial para completar con éxito la misión. En el modo de dificultad normal puede que no se note tanto, pero en difícil, el haber sido penalizado con una reducción severa de segundos en el contador puede significar el no poder acabar a tiempo con el final-boss correspondiente. Y os podemos asegurar que enemigos finales hay muchos y complicados. Preparaos para poner en juego todos vuestros reflejos y vuestras habilidades especiales para sobrevivir al embite de estas feroces bestias mecánicas. Evidentemente la práctica y el conocimiento de los patrones de ataque nos permitirán resolver estos enfrentamientos de manera más fluida, pero aun así, si no llegamos con buenos power-ups de ataque, con la barra de habilidad especial cargada o sin muchos ataques especiales, todo se puede complicar hasta el punto de tener que repetir el nivel. Si bien el final de cada fase se complica significativamente, no podemos decir lo mismo en el transcurso de la misión, con enemigos muy fáciles de abatir y con pocas complicaciones salvo en momentos muy puntuales.

Ojito cómo se las gastan algunos jefes finales como éste.

Un baño de luces y colores tanto en el cielo como en el agua.

Gráficamente no podemos hacer otra cosa sino deleitarnos con el espectáculo visual que nos otorga Sine Mora EX. Escenarios variados, coloridos, llenos de vida como si de un anime se tratara, incluso con elementos en pantalla que se pondrán delante de nuestra nave ofreciendo profundidad, harán que no nos cansemos nunca de repetir misión tras misión. Los enemigos, tanto grandes como pequeños, también varían de fase en fase, con diseños y patrones distintos de ataque. Incluso los escenarios tendrán elementos diferenciadores, algunos con lava mortal si tocamos el suelo, otros con túneles subterráneos, algunos bajo el agua, etc. que no hacen más que engrandecer el producto final. Para rematar, entre sección y sección viviremos algunos momentos en 3D, con una cámara que se moverá de su estático scroll horizontal para brindarnos otra perspectiva diferente y enfatizar los momentos de acción. Ojo, hay un detalle feo, o al menos a mí me pasó. No se puede configurar el tamaño de la pantalla, y por alguna extraña razón mi nave desaparecía por la zona izquierda, limitando algo el espacio utilizable para sortear disparos. Igual que en otros juegos puedes expandir o contraer la zona visible de la pantalla, o donde están colocados los HUD, aquí se hace casi esencial que hubiesen implementado esta opción.

La música tampoco baja el nivel, con buenas melodías y efectos de sonido para crear una mejor inmersión en lo que sucede en pantalla. Si tenemos que puntuar negativamente algo, es el inexistente doblaje que hay, aunque por suerte todos los textos están doblados en un perfecto español.

Ese láser tiene pinta de quitarnos muchos segundos.

¡Que no pare la fiesta de las balas!

No os penséis que Sine Mora EX se reduce a un Modo Historia (de poco más de 2 horas de duración con sus solitarias 7 fases) y un modo Arcade, sino que existen otras modalidades, eso sí, sólo para los más avezados. Contaremos con Ataque con Puntos , muy parecido al Modo Arcade pero donde la puntuación hace que obtengamos más o menos tiempo, como su nombre indica. Por otro lado, existen varios desafíos y un interesante modo cooperativo llamado Enfrentamiento , con el único hándicap que es para jugar de manera local contra otro amigo.

¿Merece la pena Sine Mora EX si ya has jugado a Sine Mora?

Mucho te tuvo que gustar el Sine Mora original para volver a desembolsar por Sine Mora EX. Aun así tiene algunas mejoras y modalidades nuevas que la primera incursión del juego de naves no tiene. Para empezar, la opción de ver el juego a pantalla completa (pese al pequeño problema del que hemos hablado), nuevas y mejoradas voces en inglés, lo modalidad de enfrentamiento local, sus desafíos y una mejor optimización del juego, especialmente en su renderizado. Puede que no sean razones de peso para muchos , pero lo cierto es que Sine Mora EX puede ser de los juegos que apetece rejugarlos pasado un año, simplemente para volver a deleitarse con sus escenarios y su maravillosa jugabilidad basada en el control del tiempo.

 

Puntuación
Gráficos
90 %
Sonido
70 %
Jugabiliad
85 %
Duración/Diversión
80 %
Compartir
Artículo anteriorMoons of Madness apostará por la ciencia ficción y el terror en PC y consolas en 2018
Artículo siguienteGameplay tráiler de Dishonored: La muerte del Forastero
Mario Vadillo Miguel Amante de los videojuegos desde hace 20 años cuando empezó con una NES. Jugador empedernido de todo tipo de juego, ya sean plataformas,aventuras, RPG, J-RPG o shooters. Dispuesto a disfrutar, opinar y pasarlo bien en Comunidad Xbox.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here