Grand Prix Rock’n Racing llega a nuestra Xbox One con sus monoplazas listos en la parrilla de salida.

Lo hemos jugado y os traemos su análisis.

LA META COMO DESTINO.

EnjoyUp Games arranca este mes de junio con Gran Prix Rock’n Racing, un juego de carreras monoplazas en vista cenital y con particular forma jugable.                                 A lo largo de sus 10 circuitos,Gran Prix nos dará oportunidad de jugar en varias modalidades,tomando como principal el modo campeonato, donde debemos agudizar nuestra habilidad para hacer buenas marcas y llegar los primeros.

050733-640x360

Esta tarea será complicada por no decir imposible,al menos en los momentos iniciales del juego,en los que nuestro vehículo no será tan veloz y preciso cómo cabría esperar,si no que debemos empezar desde abajo e ir subiendo las prestaciones del monoplaza poco a poco,mientras avanzamos en nuestra “carrera”modo Alonso On.                                          Perdonad por el chiste malo o no tan bueno, pero es que no creo que sea la mejor forma de vender un producto como este Gran prix,si exiges tantísimo y dando tan poco a cambio.

Las carreras se combierten en frustración y desesperación,nuestro vehículo corre tan despacio que nos dará risa,si chocamos en alguna curva o nos vemos envueltos en algún impacto con otros vehículos,nos costará la misma vida volver a tomar velocidad,es una sensación como si estuvieran empujando nuestro coche,algo inexplicable para un monoplaza.             Todo lo que nos ofrece nada más contactar con el juego no llega a cuajar y se combierte en una experiencia rara y confusa para el estilo del titulo que es.

A medida que nuestra carrera profesional avanza,subiremos las prestaciones del monoplaza y mejorará “algo” su conducción,aún así la jugabilidad deja muchísimo que desear y cada carrera puede llegar a ser una lucha constante para no llegar a bloquear nuestra mente ante tan esperpentico control del coche,que hará en más de una ocasión que abandonemos la carrera.

Rock_N_Racing_Grand_Prix-640x360

Este es otro aspecto negativo,si por cualquier motivo queremos volver a comenzar aquella carrera que se nos está dando mal y volver a la parrilla nos vendría de perlas,pues no podremos hacer nada más allá de volver al menú principal y seleccionar el modo o pista en cuestión, no tenemos ninguna opción que nos ayude a resetear la carrera.                           Retomando el apartado jugable,Gran Prix tiene una seña de identidad muy atractiva y esa es la vista cenital que ofrece a las carreras,donde la perspectiva aérea nos obliga a ir ajustando el stick al trazado que se nos presenta en cada momento.Este punto es cuanto menos “especial” cuando tomamos contacto con los primeros recorridos,pero el control del juego sumado a lo básico que nuestro monoplaza es al principio,hacen de ello una experiencia para nada grata.

maxresdefault-640x360

Para ser un juego árcade y directo,su majeno y sentido jugable poco tienen que casar con lo que en un principio parece ofrecer,es tosco e impreciso,si tocamos o nos tocan (tened por seguro que la IA irá a por nosotros)nos veremos envueltos en un cambio de sentido,trompo o inclusive un salto de vehículo a lo Fast and Furious que nos pondrá en una situación bastante difícil de asimilar,más si resulta ser algo habitual.                                                             Si hablamos que aún estando en carrera en el puesto 18,los vehículos te doblarán en un periquete y vemos como en la última vuelta estando ya en boca de meta,ellos siguen su afán de ir a por ti,para ellos la carrera no acaba nunca,también nuestro locutor de carrera nos meterá prisa(cruzando la línea de meta muchos segundos antes)y con la vista de cámara centrada en esa línea de cuadros negros y blancos,para ellos nunca se acaba la competición.

Son “fallitos”de diseño inexplicables aún en un juego tan modesto cómo el que estamos analizando.

El modo Time Trial y Multijugador local se unen a la fiesta de choques,velocidad endiablada,aceleraciones de infarto (ironía) y deja-vu en el tiempo.

GRÁFICOS Y SONIDO.

Gran Prix Rock’n Racing tiene un apartado gráfico peculiar y pixelado muy aceptable,quizás lo mejor del juego.Los monoplazas se ven simples pero muy correctos,los circuitos son “réplicas” no muy reales de los originales,pero con detalles curiosos que llamarán la atención,es un apartado cuidado para el tipo de juego/Indie,pero que su jugabilidad empaña por completo.                                   El sonido brilla por su ausencia,pocos efectos sonoros,solo destacaba el locutor que narra acciones que se van desarrollando en la carrera pero que pasa muy de puntillas.

Siempre que analizo un juego Indie me recalco en la limitación de recursos que estas desarrolladoras pueden tener,pero en Gran Prix Rock’n Racing creo que no han esforzado en pulir detalles jugables que tiran por la borda el resto de trabajo que haya detrás…una verdadera lástima.

Puntuación
Jugabilidad
34 %
Diversión
40 %
Gráficos
53 %
Sonido
33 %
Compartir
Artículo anteriorLa criminalidad en Mafia 3 nuevo video.
Artículo siguienteNuevo video del videojuego Call of Cthulhu
Redactor y colaborador de ComunidadXbox, apasionado de los Shooters de la vieja escuela y gran Fan de Doom.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here